56 familias llevan tres meses viviendo en andenes del Barrio Taller

56 familias llevan tres meses viviendo en andenes del Barrio Taller

Alcaldía dice que ante el Fondo de Vivienda deben realizar trámites. Quejas en por inseguridad.

notitle
23 de febrero 2015 , 07:03 p.m.

Con carpas de plásticos negros, pegadas a las viviendas desocupadas, 56 familias mantienen su ocupación a la espera de convertirse en habitantes de Barrio Taller.

Hay casas con ventanales rotos y puertas oxidadas en estos callejones hechos desde hace cuatro años, cuando el Plan de Vivienda Nacional ofreció un proyecto de vivienda de interés social en el oriente de Cali.

El proyecto se inauguró con 296 viviendas y varias familias, de las 40 que fueron desalojadas de la invasión Brisas de un Nuevo Amanecer, asentamiento que se localizaba en el jarillón del río Cauca, siguieron el conducto regular, mediante el cual debían demostrar que eran desplazados por la violencia para acceder a los subsidios y ocupar alguna de las viviendas.

En la actualidad, desde hace tres meses, 56 familias se encuentran viviendo en las cuadras del vecindario. Allí permanecen mujeres a punto de dar a luz, niños y niñas en unos improvisados cambuches viendo cómo las casas “no son habitadas por nadie”.

“Es como si yo llegara a la casa de otra persona y le dijera que me deje entrar porque esa vivienda me pertenece”, responde Juan Carlos Rueda, secretario de vivienda municipal, refiriéndose al caso de Barrio Taller.

De acuerdo con esa dependencia, las familias que hoy se encuentran esperando para habitar las viviendas del proyecto, no hicieron a tiempo los papeleos necesarios para tener su nombre en alguna lista que les permitiera acceder a una casa luego de abandonar la invasión, por lo tanto esas viviendas no les pertenecen.

Wilson Alomía, de 67 años, dice que tuvo que abandonar su tierra en López de Micay, en el Cauca, tras ser amenazado por grupos armados. Hoy, junto a su familia, habita sobre la calle con la esperanza de que alguna vez se abra la puerta de la vivienda que custodia. “Aquí hemos tenido casos hasta de chikunguña, en cualquier momento estas mujeres pueden dar a luz. Es un abuso todo lo que nos están haciendo”.

Rueda insistió en que el trabajo no está bajo competencia del municipio, puesto que las casas fueron asignadas por el Fondo Nacional de Vivienda y solo ante esa entidad se deben dirigir los reclamos, aunque “si no se acercan a la Secretaría de Vivienda de Cali, mucho menos van a buscar un contacto con el Fondo”.

Si las familias no se reportan ante la dependencia para acceder, a partir de su condición de desplazados por la violencia, a uno de los subsidios de arrendamiento, seguirán viviendo en la calle o someterse a un retiro del lugar.

Los ocupantes de las carpas esperan que el Fondo de Vivienda habilite el ingreso a las casas, ya que sus actuales dueños se fueron de la ciudad o no aparecen.

Potrero Grande en difícil convivencia

Habitantes de Potrero Grande aseguran que con la ocupación se ha creado malestar en la etapa 5, en el sector 12 en la comuna 21. Dalmiro Moreno, de la Junta de Acción Comunal, dice que la comunidad espera que resuelvan esa situación. Vecinos dicen que “mientras estas familias estén ahí no habrá seguridad. Es imposible caminar por allí”. El año pasado el Fondo de Vivienda dio un ultimátum antes de dejar las casas libres.  

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.