Borges, el próximo diputado opositor que podrían desaforar

Borges, el próximo diputado opositor que podrían desaforar

23 de febrero 2015 , 07:00 p.m.

Caracas. Un grupo de parlamentarios del oficial Partido Socialista Unido de Venezuela anunció que solicitará a la Fiscalía venezolana la investigación del diputado Julio Borges por las mismas razones por las que comenzó a procesarse al alcalde metropolitano Antonio Ledezma: su supuesta participación en una conspiración para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Aunque todavía no se ordena su encarcelamiento, queda claro que se busca una razón jurídica para abrirle un juicio y despojarle de su condición de diputado.

Durante el fin de semana y este lunes varios voceros del Gobierno, como el presidente del parlamento Diosdado Cabello, aseguraron que Borges fue señalado por un general detenido –de nombre Maximiliano Hernández– y su asistente –el teniente coronel José Agustín Arocha– como uno de los jefes de la supuesta operación golpista.

La versión del Gobierno es que tanto Borges como Ledezma promoverían el asesinato del hoy encarcelado Leopoldo López para generar una situación de caos que les permitiría desatar el hipotético “golpe de Estado” a la que habrían llamado “operación Jericó”.

Aunque no se ha visto una sola prueba de estas afirmaciones, para hoy fue convocada una sesión de la Asamblea Nacional en la que se espera se dé el primer paso para construir el desafuero de Borges y continuar así la ofensiva contra la oposición, radicalizada abiertamente por el Gobierno la semana pasada con la detención del alcalde Ledezma. El abogado del burgomaestre aseguró en una entrevista que el mismo teniente coronel Arocha habría inculpado a su cliente bajo tortura.

De lograrse el antejuicio de mérito contra Borges y su desafuero, sería el quinto diputado opositor que corre esa suerte, como le pasó a María Corina Machado, a quien se le negó el año pasado el acceso a la Asamblea Nacional sin proceso acusatorio o defensa luego de que aceptara un derecho de palabra ofrecido por el gobierno de Panamá ante la OEA.

La crispación venezolana se tornó kafkiana con la denuncia formulada ayer por la dirigencia del partido opositor Copei sobre el ingreso sorpresivo de por al menos una docena de sujetos armados a su edificio sede ubicado en Caracas. Pasaron horas para que las autoridades revisaran la toma de la sede, lo cual por ahora es una “invasión” de personas que buscan vivienda.

Por todos los frentes la oposición intenta defenderse: “¿Y quien dijo que hablar de transición es un golpe de Estado”, increpó ante un grupo de periodistas el dirigente del partido opositor Acción Democrática.

 

Extraños asesinatos

La aparición en los últimos días de cinco estudiantes universitarios asesinados con tiros en la cabeza acrecienta el malestar de los venezolanos, pues en al menos cuatro de los casos los muchachos fueron vistos en manifestaciones opositoras, “desaparecieron” durante unos días y luego aparecieron muertos: dos en el estado Mérida y dos en Caracas. En el caso de los dos últimos sus familias han descartado motivación política. Pero las otras, con tiros de gracia en la cabeza y manos atadas pueden tener su origen en razones políticas.

Valentina Lares Martiz
Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.