El caso de espionaje que enrarece la relación entre Perú y Chile

El caso de espionaje que enrarece la relación entre Perú y Chile

Reconocimiento de coordenadas tras fallo de La Haya quedaría en veremos.

notitle
23 de febrero 2015 , 07:00 p.m.

Las relaciones entre Perú y Chile vuelven a salirse de su cauce regular. A un año del fallo de la Corte Internacional de La Haya que puso fin a su disputa marítima, la prensa peruana reveló que tres suboficiales de la Marina de Guerra de Perú presuntamente espiaron para Chile al entregar documentos sobre pesca, situación y ubicación de naves y otros materiales confidenciales de esta institución armada.

Tales hechos llevaron de inmediato al Gobierno peruano a pedir explicaciones a Chile sobre este presunto caso de espionaje, del que el mandatario, Ollanta Humala, afirmó haber recibido pruebas y que motivó la entrega de una nota diplomática y el llamado a consultas de su embajador en el país austral.

La situación pasó este lunes a ser más tensa, luego de que el canciller de Perú, Gonzalo Gutiérrez, sostuvo que el presunto caso de espionaje de los tres marinos de ese país podría atrasar el reconocimiento que ambos países deben hacer de las coordenadas de la nueva frontera marítima ante Naciones Unidas, el único punto pendiente de la aplicación del fallo emitido en enero de 2014.

Sin embargo, Chile negó cualquier participación en el caso. Dijo que seguirá impulsando las buenas relaciones con Perú y que responderá con el envío de una nota diplomática.

Este lunes, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, anunció que el embajador en Lima, Roberto Ibarra, que está de vacaciones, permanecerá “en consultas” en Chile, para que ayude a “elaborar una respuesta con serenidad y sin exabruptos” a la nota de protesta peruana por un supuesto caso.

También advirtió que Chile está dispuesto a cumplir el fallo de La Haya que definió el límite marítimo con Perú.

Ante la revelación periodística, el gobierno de Humala también informó de manera oficial que los implicados están detenidos y son investigados por el Fuero Militar Policial.

Según las pesquisas, los actos de espionaje se habrían cometido entre 2005 y 2012, según explicó el ministro de Defensa peruano, Pedro Cateriano. La Dirección de Inteligencia Naval (DIN) de la Marina peruana detectó que los tres suboficiales implicados: Alfredo Domínguez Raffo, Jhonny Philco Borja y Alberto Gonzáles Alejos habrían entregado la información a presuntos oficiales militares chilenos, aunque ellos niegan las acusaciones y se defienden aduciendo que solo se trató de información sobre pesca peruana proporcionada a empresarios italianos.

Por esta información los marinos afirmaron que recibieron dinero a manera de pago por “un trabajo extra”, complementario a sus labores en la Armada peruana.

Entre los indicios que llevaron a sospechar de estos tres suboficiales figuran los constantes viajes que realizaban por su propia cuenta a países como Brasil, Bolivia, Argentina y Chile.

El diario La República de Lima informó el pasado viernes que el presidente del Fuero Militar Policial, general EP (r) Juan Ramos Espinoza, dijo que se presume que los tres suboficiales forman parte de una red dedicada a cometer actos de espionaje. Los tres detenidos son investigados por delitos como desobediencia, traición a la patria e infidencia, y podrían recibir penas de hasta 25 años de prisión.

Un tema nacional

Una vez que el hecho se dio a conocer ante la opinión pública la semana pasada, el presidente Humala convocó a su gabinete en pleno y después a los líderes políticos del país para explicarles el caso.

Lo que Humala no logró con su convocatoria al diálogo nacional el pasado 9 de febrero –cita a la que no asistió ningún expresidente ni tampoco líderes de la oposición– lo consiguió el pasado jueves cuando Alan García, Alejandro Toledo, Keiko Fujimori y representantes de los principales partidos políticos acudieron al llamado en Palacio de Gobierno.

Una señal de que Perú ha tomado el tema muy en serio. Así lo confirman las declaraciones de Humala, quien dijo que “de darse una acusación de esta naturaleza, es gravísimo para las relaciones bilaterales”.

El canciller Gutiérrez dijo haber recibido el informe de Inteligencia y que se confirma que sí hubo un caso de espionaje. “En este momento podemos decir que existe un caso de espionaje de manera fehaciente, independientemente del avance de la investigación a nivel judicial”, dijo.

En tanto, en Chile la Cancillería emitió un comunicado en el que el país austral aclara que “no promueve ni acepta acciones de espionaje en otros Estados ni en su propio territorio”. De esta manera el gobierno de Michelle Bachelet rechazó las denuncias difundidas.

Consultado por EL TIEMPO, el exministro de Defensa peruano, general (r) Roberto Chiabra León, consideró que, de confirmarse la denuncia, “sería lamentable que un país recurra al espionaje, y peor aún, a través de la ‘compra’ de personal subalterno en tiempos de paz y cuando se está trabajando por fortalecer la relación bilateral entre ambos países”. Agregó que estos hechos “no ayudan a generar el clima de confianza que se requiere para enrumbarnos a un desarrollo conjunto”. El exministro Roberto Chiabra recordó también que en la historia reciente hubo más de un caso de espionaje relacionado con Perú y Chile.

PAOLA PINEDO GARCÍA
Para EL TIEMPO
Lima

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.