Tradición y naturaleza, las apuestas de Bolívar

Tradición y naturaleza, las apuestas de Bolívar

Este departamento busca sorprender a viajeros con destinos patrimoniales.

notitle
23 de febrero 2015 , 06:43 p.m.

Sí, Cartagena, como la capital de Bolívar, es un destino turístico por excelencia. Pero en el departamento hay mucho más para que los viajeros exploren, conozcan y disfruten.

Es por este motivo que la Gobernación está en la tarea de promover otro tipo de atractivos para los viajeros que los visiten.

Uno de ellos es San Jacinto, población ubicada a 115 kilómetros de La Heroica. Es cuna de juglares y legendarios músicos, entre ellos los famosos y premiados Gaiteros de San Jacinto. También es un emporio artesanal donde abundan los telares que surten en gran cantidad al país y a vendedores extranjeros de hamacas, tapetes, mochilas, divisorios, gobelinos y bolsos.

Vale la pena conocer el Museo Arqueológico y de la Gaita, que contiene más de 200 piezas de colección de instrumentos musicales, fragmentos de piezas arqueológicas y elementos decorativos.

Caminando por las calles del pueblo es muy fácil encontrar a los emblemáticos gaiteros, siempre dispuestos a contar leyendas y a interpretar una que otra melodía.

Otro destino de Bolívar que vale la pena visitar es San Juan Nepomuceno, ubicado a 100 kilómetros de Cartagena. A tres kilómetros del casco urbano se impone el Santuario de Fauna y Flora, una reserva natural habitada por diversas especies, especialmente por una importante colonia de primates. Queda en los Montes de la Serranía de San Jacinto.
Los amantes del sol y la playa pueden desplazarse hasta Santa Catalina, en el kilómetro 50 del anillo vial desde Cartagena.

Este corregimiento llama la atención por sus playas solitarias y salvajes, que aún no han sido permeadas por el turismo masivo. Este nuevo desarrollo turístico ofrece facilidades de alojamiento y alimentación –por parte de los nativos– y es uno de los sitios apropiados para la práctica del surf.
www.bolivar.gov.co/

Un nuevo crucero desde La Heroica

El Monarch estará acompañado del Zenith.

El Monarch of the Seas, el buque insignia de la naviera Pullmantur que desde el 2011 embarca desde Cartagena, tendrá un compañero desde diciembre próximo: el Zenith. Se trata de un barco más pequeño que el Monarch, aunque con las mismas atracciones a bordo (restaurantes, espectáculos, bares, tiendas, casinos). Mientras el Monarch tiene una capacidad para 2.800 pasajeros más 900 tripulantes, el Zenith puede movilizar a 1.800 pasajeros más 650 tripulantes. "Con nuestro nuevo crucero le apostamos a convertir a Cartagena en el puerto de cruceros más importante del sur de Caribe, tal como lo es Miami para el norte del Caribe", advirtió Jorge Vilches, CEO de Pullmantur.

Mompox y Palenque

La herencia africana se percibe en cada rincón de Palenque, en su música y tradiciones.

También vale la pena visitar Mompox. Fundada en 1537, es una de las más bellas y mejor preservadas poblaciones de carácter colonial de Colombia, lo que le valió el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Es una ciudad histórica, pues además de haber servido durante la colonia como sede de asentamiento urbanístico, también lo fue como escala de paso e importante puerto de acopio de mercancías. Situada sobre uno de los brazos del río Magdalena, conserva magníficamente sus casas, mansiones, calles y templos; además del cementerio, considerado uno de los más bellos del país.

Por su parte, San Basilio de Palenque es un destino ideal para los amantes del denominado etnoturismo. Queda a 55 kilómetros de Cartagena, y a 5 kilómetros desde el desvío de la carretera troncal que conduce a Sincelejo y al interior del país.

Palenque, como comúnmente se le conoce, es un corregimiento del municipio de Mahates. Gracias a su herencia cultural recibió el título de Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Sus habitantes hablan, además de español, una lengua de origen bantú, proveniente de Angola (África).

Cuna de cantaoras, Palenque ocupa un importante papel en la historia del país. En la plaza principal del pueblo se impone el monumento a Benkos Biohó, el gran cimarrón que se atrevió a desafiar a la corona española en el año 1600 y que convirtió a Palenque en el primer pueblo libre de América.

Allí podrá deleitarse con las cocadas, enyucados y otros dulces típicos, después de un exquisito pescado frito servido con arroz con coco.

VIAJAR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.