Se refuerza producción de concentrado para aves

Se refuerza producción de concentrado para aves

Nutriavícola inauguró su planta en Tuluá que genera 100 nuevos empleos.

notitle
23 de febrero 2015 , 06:27 p.m.

En Tuluá acaba de ponerse en funcionamiento la planta de concentrado para aves de Nutriavícola. Se le invirtieron 8.000 millones de pesos y se suma a las otras dos plantas de Cali e Ibagué con las que alimenta sus tres millones de aves.

“La gallina es una ser vivo, produce los 365 días del año y requiere atención las 24 horas del día”, dice Mario César Ocampo, gerente de Nutriavícola, la compañía que produce hasta huevos vegetarianos.
Saca 1,8 millones de huevos diarios y la recolección es manual, como hace 40 años, cuando se creó la empresa en Buga.
En la actualidad cuenta con 37 granjas, tres de ellas ubicadas en el Tolima, el resto se extienden desde Tuluá hasta Cali.

¿Cuál es la capacidad de la nueva planta?

Produce 30 toneladas por hora de alimento en harina, lo que se traduce para la empresa en un crecimiento del 200 por ciento. Nuestra anterior planta estaba full, nos imposibilitaba crecer por tener insuficiencia de abastecimiento de alimento, de hecho, ya producíamos parte en la planta de Cali con sobrecostos y decidimos hacer la inversión de una nueva planta que nos permitiera tener eficiencia energética y pluralidad de materias primas.

¿A ustedes, que dependen de importaciones, cómo les ha afectado la devaluación?

Una devaluación del 25 por ciento impacta nuestros costos de producción, lo que hace uno es buscar mayor eficiencia y lograr negociaciones de largo plazo con los proveedores, de manera que pueda diluir ese impacto económico.

¿Afectará el consumo del huevo?

Difícil de responder. Es una proteína que, aunque suba, es de bajo costo, va a mantener la demanda, pero puede impactarlo.

¿Se mantendrá la tendencia alcista del huevo?

Ha venido subiendo, a finales del año pasado subió como consecuencia de la tasa de cambio. Pero todo va a depender de qué pase con el petróleo, con la negociación de los commodities internacionales, con la tasa del Banco de la República, con la inflación.

Son socios de Ovipacific. ¿Cómo les va con el producto ultrapasteurizado?

Es una construcción de cambio de cultura, aunque la Ley obliga a que todo el que usa el huevo como materia prima lo consuma de un proveedor que lo venda pasteurizado, en la realidad no pasa así. La planta está terminando de consolidar su operación, estamos en el tema educacional, de formación de consumidores y desarrollando alianzas para darle funcionalidad al producto en los usos que el cliente requiere.

¿Cuánto producen en la planta de Puerto Tejada?

Unas 150 toneladas, volumen con el que nos sentimos cómodos y que podría ampliarse de acuerdo a las alianzas que salgan.

¿Por qué nunca cambiaron la estrategia de tener las gallinas libres de jaula?

Arrancamos la producción de aves libres en 1975 porque era la forma tradicional como se producía, fuimos creciendo a través de adquisiciones que, coincidencialmente, fueron del mismo estilo de producción. En el 2008 adquirimos una compañía que tenía baterías, solo representa el 12 por ciento de nuestra producción y pudimos comparar y evidenciar lo que a nivel de análisis financiero nos decían los datos: Era más rentable la producción con aves libres de jaula.

¿Cuál es la diferencia?

La productividad puede ser cerca del 3,0 por ciento superior, obviamente el análisis lo hace cada uno. El camino de la producción libre de jaula no es fácil.

¿Por qué?

Las aves son como un bebé. Hay que estar pendientes de su alimentación, vacunación y posturas. Contamos con dos granjas experimentales en Tuluá donde desarrollamos productos; tenemos un laboratorio de la calidad de huevo; todos nuestros huevos van marcados, lo que nos da trazabilidad, conscientes de la calidad nuestra. Tenemos Buenas Prácticas Agrícolas, Buenas Prácticas de Manufactura, estamos certificados libres de salmonella. Es un tema de responsabilidad que nos cuesta 450 millones de pesos al año.

¿Cuántas líneas manejan?

Ocho líneas adicionales de producto. Tenemos el huevo junior; cereal; DHA con Omega 3, somos los únicos que lo producimos en Latinoamérica; enriquecidos con selenio; kosher, resultado de un año de trabajo con la comunidad judía.

Hace dos años exportaron a México. ¿Por qué no siguieron?
Por los costos de producción de Colombia, por las debilidades logísticas de que todo es importado. Meterle más flete no permite que la operación sea viable a largo plazo. A los mexicanos los apoyamos cuando la crisis sanitaria.

¿La Alianza Pacífico no ayuda?

No, en productos especializados sí. El huevo tiene una vida útil corta, no es tan sencillo. Para poder viabilizar un producto que además, es frágil, tendría que aguantar un flete aéreo y eso no lo soporta una operación.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.