La mentira que somos

La mentira que somos

En escenarios deportivos se comprueba fácil que el triunfo se teje también a punta de engaños.

notitle
22 de febrero 2015 , 11:13 p.m.

Que la vida es un invento, sostiene Lucía, uno de los personajes de La casa de la belleza, la última novela de Melba Escobar. Nos lo cuenta Carlos Restrepo en una crónica reciente para este diario. “No sé si los hombres hacen lo mismo, pero las mujeres tenemos esta capacidad de construir mentiras para hacer la vida más llevadera, porque a veces la verdad es demasiado y no podríamos con ella”.

Los hombres hacemos lo mismo. Somos el animal más mentiroso que existe y el que peor miente. El engaño es algo común, natural, innato y habitual entre animales que luchan por su supervivencia y buscan confundir y sorprender a sus víctimas para alimentarse, defenderse y reproducirse. Algunos se mimetizan o camuflan, toman la apariencia de otros o de plantas, rocas, tierra y demás superficies. Menciono al camaleón y algunos pulpos que se hacen pasar por serpientes, y al pez globo que, atacado, se infla. La zarigüeya se hace la muerta para despistar a sus depredadores y los polluelos de cierta lechuza imitan el sonido de la serpiente cascabel para ahuyentar al enemigo.

Inspirado en El arte de la guerra, de Tsun Zu, un ejército fantasma estadounidense, hecho de material inflable y respaldado por efectos especiales de luz y sonido ayudó a derrotar a los nazis en la Segunda Guerra Mundial. En escenarios como los deportivos, se comprueba fácil que el triunfo se teje también a punta de engaños magníficos, cada vez que hacemos creer al adversario que la bola va en otra dirección.

Hemos crecido en la mentira. Mi madre, acostumbrada a echarme cuentos a la hora de dormir, me contó una y otra vez el cuentecito de la existencia de Dios y muy pronto estuve yo creyendo con mucha fe todo lo que él nos había revelado. La mayor prueba de su existencia la tuvimos cada año mi hermana y yo con la llegada de los regalos que nos traía él mismo como niño o su enviado norteamericano, papá Noel, por vía similar a la del ratón Pérez, que venía hasta nuestra almohada y nos dejaba, a cambio de cada diente caído, unas monedas.

En mi última carta al niño le dediqué entre lágrimas aquella frase justiciera de Abraham Lincoln y se la envié con mis padres: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Engañar, mentir o actuar. Dar a lo falso apariencia de veracidad, provocar que se tenga por cierto lo que no es, producir ilusión. Las historias de la Biblia, como la de José y sus hermanos, la de Esaú y Jacob, la de Pedro y el gallo, están llenas de mentiras y de engaños. ¿Cuánta simulación hay en Don Quijote, en Las mil y una noches, en las comedias y tragedias de Shakespeare, en Caperucita Roja y toda la literatura? ¿Acaso no es el arte una mentira? ¿No se engaña al aportar diversión con un truco de magia? ¿No es una mentira sin dolor toda mamadera de gallo? Acabo de vivir un carnaval en el que fui otro. Como dijo Séneca, al ponerte el disfraz te lo quitas.

El engaño más frecuente entre parejas es el adulterio, pero no el único. Y se comete con facilidad porque tendemos a creer que quien nos quiere no nos miente.

Cualquier frase, información o situación puede ser verdad o mentira. Mentira piadosa o acto formal de civilización. Buenos días, cómo le va, muy bien gracias, me encanta conocerlo, compre este billete ganador, mañana te pago, pesqué un mero así de grande, te soy sincero, cuando llegue al poder, todos nuestros productos son buenos, apreciado Heriberto, te tomas esto y ya.

El tema da para más, pero se nos acabó el espacio. Lo siento, omitir o decir menos de lo que uno sabe se parece mucho a mentir, casi tanto como decir más de lo que realmente se sabe.

Heriberto Fiorillo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.