Expedición a la Antártida, un paso para futuras generaciones

Expedición a la Antártida, un paso para futuras generaciones

La canciller Holguín señala que la misión cambiará el estatus de Colombia en el Tratado Antártico.

notitle
22 de febrero 2015 , 09:55 p.m.

Tuve el grandísimo privilegio, junto al ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón; la ministra consejera de Presidencia, María Lorena Gutiérrez, y el comandante de la Armada Nacional, Almirante Hernando Wills, de acompañar a los marinos, investigadores y expedicionarios colombianos que, por primera vez, llegaron a este excepcional lugar del mundo.

Luego de un largo viaje desde Bogotá hasta la ciudad chilena de Punta Arenas, llegamos a la Base Frei, en la isla San Jorge, al sur de Chile. De allí salimos en un helicóptero de la Armada al sitio donde estaban nuestros científicos, marinos y oficiales.

Tuvimos el inmenso honor de dejar, junto a nuestra bandera, una placa en este continente. Placa que refleja los logros que podemos llegar a alcanzar los colombianos.

Terminamos la jornada en el buque ARC 20 de Julio, que exploró las gélidas aguas del sur. Fueron unas pocas horas las que compartimos con la tripulación, pero suficientes para llenarnos de orgullo y emoción.

Haber sido testigo de la entrega, profesionalismo y dedicación de los integrantes de esta expedición me animó a escribir unas palabras para expresarles nuestra gratitud. Todos nos debemos sentir orgullosos de la pericia de nuestros pilotos de la Fuerza Aérea, del profesionalismo de los Capitanes de Navío de la Armada, del conocimiento y preparación de nuestros científicos tanto de la Armada como de las universidades, y del compromiso y entrega del personal de apoyo. Un equipo que durante tres meses estuvo navegando por el Océano Pacífico, con las dificultades propias de vivir meses en un buque, siempre apostándole a dejar en alto el nombre de Colombia.

Buscamos con esta expedición incrementar nuestro conocimiento y profundizar el desarrollo de la ciencia. Llegamos a la Antártida, el principal laboratorio natural del planeta, para formar parte de las investigaciones científicas que ahí se llevan a cabo.

Holguín llegó a la Artántida junto al ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, la ministra consejera de Presidencia, María L. Gutiérrez, y el comandante de la Armada, Almirante Hernando Wills.

Holguín llegó a la Artántida junto al ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, la ministra consejera de Presidencia, María L. Gutiérrez, y el comandante de la Armada, Almirante Hernando Wills. Foto: Archivo particular

En el continente blanco se evidencian los rigores del calentamiento global y del cambio climático. El aumento de temperatura y el derretimiento de los polos, el cambio en los niveles marítimos y la disminución de las masas de hielo por el descongelamiento de las plataformas glaciares, así como por la reducción de la extensión del hielo marino, son solo algunas de las señales de alerta que debemos atender para tomar acciones que incrementen nuestras opciones de supervivencia en el planeta.

Colombia es uno de los países más vulnerables del mundo a los efectos del cambio climático. Nuestra rica biodiversidad, nuestros páramos, nuestra riqueza en agua y bosques se debilitan y deterioran con los efectos del mismo. Por eso, todo lo que podamos aprender sobre este fenómeno y, en particular, sobre las maneras para mitigarlo redundará en beneficios para nuestras comunidades, agricultura y políticas de conservación y desarrollo sostenible.

El interés de este Gobierno ha sido llevar el país a distintos escenarios internacionales donde se estudian los grandes problemas de la humanidad y se discuten las grandes decisiones. El estar presente en este lugar único es una prueba de ello. Se abre la posibilidad de tener acceso a un mayor conocimiento para nuestros investigadores y también de ampliar el espectro de actividades de nuestras Fuerzas Armadas.

Habiendo compartido con los integrantes de nuestra misión, puedo decir que tuvimos un gran éxito, fruto del trabajo articulado de varias instituciones y entidades que le apostaban a llegar a ese inmenso continente, en el cual se encuentra la mayor reserva de agua dulce del planeta.

La Armada Nacional estuvo preparándose durante varios meses. Y la Cancillería estuvo trabajando de la mano con Chile desde hace tres años para poder realizar este viaje, con asesoría y apoyo de este país, que tiene tal vez la mayor experiencia en la Antártida.

Las universidades y centros de investigación aprovecharon minuto a minuto el tiempo para iniciar y enriquecer sus investigaciones, sacando el máximo provecho del buque ARC 20 de Julio, una de las embarcaciones más modernas construidas en Colombia, que cuenta con un equipamiento especial, el cual, sin duda, marca una gran diferencia en el proceso investigativo.

El Tratado Antártico, enfocado en la investigación científica, está compuesto por 51 países con carácter consultivo. Colombia asiste con otros 21 países a las reuniones, sin derecho a voto.

El Tratado Antártico, enfocado en la investigación científica, está compuesto por 51 países con carácter consultivo. Colombia asiste con otros 21 países a las reuniones, sin derecho a voto. Foto: Archivo particular

Un paso adelante

Con esta expedición, Colombia espera cambiar su estatus de miembro no consultivo del Tratado Antártico para ser miembro consultivo, y formar parte así de los países que toman las decisiones sobre esta región.

El primero de diciembre de 1959, doce países que habían realizado durante el Año Geofísico Internacional (AGI) de 1957-1958 actividades científicas en la Antártida y sus alrededores firmaron en Washington el Tratado Antártico. Este tratado entró en vigor en 1961 y actualmente 51 países tienen carácter consultivo.

De los 39 países que adhirieron como consultivos, 17 han realizado investigaciones científicas. Colombia es país no consultivo desde 1989, y con otros 21 países asiste a las reuniones sin derecho a voto.

Entre los signatarios del Tratado, siete países –Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y el Reino Unido– reclaman territorio. Otros países no reconocen ningún reclamo, mientras que Estados Unidos y Rusia consideran que tienen “fundamentos para reclamar”. Sin embargo, el Tratado no da derechos soberanos a ningún país, independientemente de su investigación científica.

El Tratado Antártico se enfoca en la investigación científica y la cooperación para este fin, en la conservación del medioambiente y en la naturaleza exclusivamente pacífica de la Antártida, territorio inexplorado en el 90 por ciento. Se trata del cuarto continente en área (14 millones de kilómetros cuadrados), casi del tamaño de Suramérica, pero dobla su tamaño en invierno por la gran cantidad de hielo marino que se forma en su periferia. Contiene, además, cerca del 90 por ciento del agua dulce del planeta, las reservas más importantes para la supervivencia de la humanidad.

90 por ciento del agua dulce del planeta es lo que alberga el continente blanco, la reserva más importante actualmente.

90 por ciento del agua dulce del planeta es lo que alberga el continente blanco, la reserva más importante actualmente. Foto: EL TIEMPO

La expedición

Desde el inicio de la primera administración del presidente Juan Manuel Santos comenzamos a pensar en realizar esta expedición que ya concluye. Firmamos un memorando con la Cancillería de Chile, que se constituyó en la base para la cooperación y colaboración que ese país nos dio en todos estos años, a través del Instituto Nacional Antártico –al cual le agradecemos enormemente su dedicación–, de la Armada y la Fuerza Aérea chilena.

El buque, que partió el 16 de diciembre del 2014, llegó a aguas antárticas el 14 de enero del 2015; tras un mes de realizar varias de las pruebas para las investigaciones, emprendió su viaje de regreso el pasado jueves 18 de febrero.

Estoy convencida de que las generaciones venideras agradecerán este paso y esfuerzo que hemos dado con esta primera expedición.

Hoy tal vez muchos no dimensionen lo que representó este esfuerzo y quizás hasta les parezca un hecho más, pero es al futuro al que le estamos apostando.

Fue un inmenso privilegio haber sido parte de este gran esfuerzo.

MARÍA ÁNGELA HOLGUÍN
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.