¡La pista pide pista!

¡La pista pide pista!

Estos triunfos del ciclismo deben servir para alertar a los dirigentes y a la empresa privada.

notitle
22 de febrero 2015 , 08:37 p.m.

Que el título mundial en la prueba del ómnium del colombiano Fernando Gaviria sirva para algo, para que Coldeportes, el Comité Olímpico Colombiano (COC) y la Federación Colombiana de Ciclismo se pellizquen y armen un plan para buscar nuevas figuras, mantener la base que existe y darle desarrollo al ciclismo de pista del país que vive de buenos resultados, pero al que han descuidado. Sé del esfuerzo de los técnicos nacionales John Jaime González y José Julián Velásquez por conservar sus equipos, pero ellos se someten a la dura realidad: los pedalistas nacionales se quieren dedicar a la ruta, pues en la pista no se puede asegurar un futuro económico ni hay vitrina.

Ya ha pasado. Un ejemplo: Juan Esteban Arango era uno de los pisteros colombianos con mayor proyección, pero decidió probar en la ruta y firmó con el Team Colombia en busca de mejorar su vida personal.

Los resultados de Arango no fueron los mejores. Hoy, está en la escuadra Coldeportes Claro y hace pista; pero ni en la una ni en la otra. Y todo, porque acá no hay un incentivo para que siguiera en el velódromo. Y ni hablar del tema Edwin Ávila, doble campeón mundial de la prueba por puntos, que hace parte del Team Colombia.

Gaviria, en estos días, hace pruebas con su nuevo equipo para el 2016: el Etixx Quick Step. Siempre ha dicho que le gusta más la ruta que la pista, pero la razón de abandonar el piñón fijo es sencilla: la pista en Colombia no es rentable y hay que buscar mejores horizontes.

Pero además de eso, la pista, que ha dado medallas olímpicas y mundiales, no tiene un tratamiento ‘digno’. Los ciclistas no cuentan con un plan de preparación ideal.

Fabián Puerta siempre ha manifestado que quiere irse a Europa a codearse con los mejores del planeta, con los que lucha por el oro cada vez que se los encuentra en las copas mundo o en el Mundial, pero nadie le ha ‘cogido la flota’.

Los resultados de Puerta en el Mundial de Francia lo dicen todo: era favorito para pelear medallas en el keirin, el kilómetro y la velocidad, pero falló y, además, se dio un totazo que, por fortuna, no pasó a mayores.

Puerta advierte que quiere “perderles el respeto a sus contrincantes”. Es bueno que él haga lo mismo de Mariana Pajón (BMX), Jackeline Rentería (lucha), Yuri Alvear (judo), Catherine Ibargüen (atletismo), que durante gran parte del año compiten con sus rivales. Es un potencial medallista olímpico en Río 2016.

Esa misma falla está en las damas, que no tienen incentivos grandes.

Después de María Luisa Calle son pocas las damas que se dedican a esta modalidad, pero ellas también sienten la necesidad de irse a la ruta. Jéssica Parra fue campeona mundial del scratch, Camila Valbuena se colgó el oro en la prueba por puntos y Milena Salcedo fue oro en la Copa Mundo de Londres en diciembre en el scratch, pero ellas tampoco reciben gran cosa.

Estos triunfos del ciclismo de pista deben servir para alertar a los dirigentes y a la empresa privada para seguir apoyando, siempre y cuando exista un plan que garantice un proceso, que el ciclista pueda vivir de ella, algo de lo que carece la pista y que, al parecer, nunca se verá.

Área técnica…

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.