Maniqueísmo y estancamiento

Maniqueísmo y estancamiento

Los debates no son para eliminar al adversario, sino para confrontar ideas y sacar conclusiones útiles para el país.

notitle
21 de febrero 2015 , 08:20 p.m.

En Colombia no ha prosperado la capacidad para debatir opciones de política o de vida sin tratar de aniquilar al adversario. No se usa como método para enfrentar a dos contrarios con similares atributos intelectuales y tratar de extraer de esa confrontación civilizada y respetuosa conclusiones sobre temas en los cuales hay ideas que son contradictorias entre sí, que compiten por la atención del público o que pretenden orientar las decisiones de gobiernos o instituciones en una u otra dirección.

Por ejemplo, en la reciente controversia sobre la capacidad de las parejas homosexuales de adoptar niños, los dos bandos que estaban dirigiendo la discusión no pretendían otra cosa que impedir que la Corte tomara la decisión que el otro bando proponía. La Corte finalmente dio un fallo que dejó descontentos a los dos, pero que tiene el atributo de ser más ampliamente aceptable y que reconoce la legitimidad de estas uniones entre parejas del mismo sexo, e implícitamente sus calidades como posibles padres responsables. Aunque no recorrió todo el camino, es un paso gigantesco a favor de la igualdad, y adicionalmente desconoció el criterio de que una familia la conforman exclusivamente un hombre y una mujer con sus hijos, propios o adoptados.

La propuesta de justicia transicional “para todos” de César Gaviria ha recibido el mismo tratamiento. La Iglesia católica y muchos conservadores admiten que esa fórmula es aplicable a la guerrilla y a la Fuerza Pública, pero no a los paramilitares, a los ganaderos que los financian y a los ‘parapolíticos’. En la izquierda excluirían a todos, menos a la guerrilla. La derecha quisiera que se les aplicara a los paramilitares, como ya se hizo, a los ‘parapolíticos’ y a la Fuerza Pública, pero no a la guerrilla. La propuesta tiene un enorme valor práctico porque alinea los intereses de todos ellos a favor de una rápida conclusión del proceso de paz. Hace falta pensar qué condiciones se aplicarían para los que se acojan a ella, y las penas para los reincidentes.

El debate sobre el sector agrario, la tierra y el acceso a los predios baldíos es otro escenario en el que predomina el maniqueísmo de parte y parte, y esto tiene estancado al sector. Unos pretenden que el desarrollo agropecuario se alcance exclusivamente dotando a los campesinos de tierra, de recursos y apoyo del Estado; los otros predican que debe ser la empresa privada la que se encargue de este desarrollo, y que para hacerlo puede llevar “remolcados” a los campesinos. Hay una tercera vía, que es facilitar que los dos modelos se desarrollen con pleno apoyo del Estado y de la sociedad. Creo percibir que Pacho de Roux, ferviente adalid y diligente apóstol del desarrollo rural campesino, ha dejado entrever esta posibilidad en su última columna en este diario.

Lo triste es que, mientras se agita la discusión entre posiciones extremas, se ha detenido el desarrollo en la altillanura, que generaría una fabulosa riqueza y le daría al país una seguridad alimentaria a toda prueba. Esas visiones en pugna están disputándose un sueño que es irrealizable mientras no se construya la carretera entre Puerto Gaitán y Puerto Carreño, que no figura en el Plan de Desarrollo sino hasta Santa Rosalía, aproximadamente a 500 km del Orinoco. Tanto los futuros propietarios campesinos como los eventuales empresarios agrícolas van a depender de que esta carretera opere para llevar a cabo sus proyectos. A menos que se quiera dejar pasar de largo esta oportunidad, que permitiría que la economía crezca por encima del 5 por ciento anual, es necesario incluir esta inversión en el plan de desarrollo de esta administración y dejar que el debate siga su curso.

Rudolf Hommes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.