Editorial: Colombia, en Arco

Editorial: Colombia, en Arco

El arte nacional pasa por un gran momento. Se verá en una de las vitrinas más respetadas del mundo.

20 de febrero 2015 , 07:28 p.m.

Hace un año se anunció que Colombia sería el país invitado a la edición del 2015 de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco). De inmediato, los especialistas alertaron a la opinión –que poco a poco ha ido acercándose, con menos reverencia y menos miedo, a las obras contemporáneas– sobre la importancia de semejante noticia: quiere decir que, gracias a la labor de ferias como Artbo, a la iniciativa de una nueva generación de talentosos creadores, coleccionistas sofisticados y respetados curadores, y al aumento considerable de las galerías en las principales ciudades del país, el arte nacional está pasando por un gran momento, y resulta muy significativo darlo a conocer en una de las vitrinas más respetadas del mundo.

Arco, que recibe cerca de cien mil visitantes en cada una de sus ediciones, cumple 34 años de labores. Es claro que, para los artistas, llegar a la feria es tomar un atajo a las colecciones y los museos contemporáneos más sobresalientes de Europa. Los dos pabellones del evento, que reúne a cerca de 200 galerías del mundo, serán testigos de los trabajos de creadores de primer orden que desde hace décadas han estado dándole forma no solo a su experiencia en la Tierra, sino, de paso, a su experiencia en Colombia: Doris Salcedo, José Antonio Suárez, Óscar Muñoz, María Fernanda Cardoso, María José Arjona y Mateo López, entre muchos otros nombres reconocidos, presentarán sus visiones irrepetibles a un público que crece cada día.

Eso es, quizás, lo fundamental: que hay un público pendiente de lo que va a suceder en Madrid desde el próximo miércoles. No cabe duda de que, entre los artistas, los curadores, los galeristas, los coleccionistas y los comentaristas, el arte colombiano se ha llenado de profesionales y ha conseguido un merecido lugar en el mapa de las obras contemporáneas. Lo más importante de exhibiciones como las de Artbo y Arco es, no obstante, la posibilidad de acercar a más y más personas al trabajo de un grupo de mentes brillantes que han entregado la vida a la búsqueda de nuevas maneras y nuevos materiales para dar cuenta de las cosas del mundo.

EDITORIAL
editorial@eltiempo
@OpinioET

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.