¿50 sombras de libertad o de esclavitud?

¿50 sombras de libertad o de esclavitud?

Esta obra de ficción es un verdadero fenómeno cultural de consumo masivo ¿Cuál es la explicación?

notitle
20 de febrero 2015 , 06:54 p.m.

LUXEMBURGO. ¿Hay otro ejemplo en estos días más cercano al mítico ‘sueño hecho realidad’? Me refiero a lo que ocurre alrededor del extraordinario éxito del ‘fenómeno’ 50 sombras de Grey, la obra de ficción erótico-romántica en la que Christian Grey, un exitoso hombre de negocios de 27 años, introduce a la joven y virginal Anastasia Steel, estudiante universitaria de 21 años, en juegos sexuales de servidumbre.

No digo ‘la novela’, ni ‘la película’, ni ‘el sitio web’, porque el efecto de la que originalmente fuera solo una novela menor autopublicada en internet ha desbordado todo marco de referencia. Récord de ventas de taquilla para la película, que en los cuatro primeros días batió hasta los más optimistas pronósticos. Récord de ventas del libro, que ha superado los 100 millones de copias vendidas. Récord de ganancias para la autora, E. L. James, quien de madre de familia de mediana edad que escribe novelitas electrónicas ha pasado a la lista de los grandes millonarios. Récord de ventas de juguetes para adultos como los mencionados en el libro y que aparecen en la película. Récord de pagos por los derechos a usar el nombre 50 sombras de Grey en productos y servicios de toda índole.

Mientras unos se cuestionan cómo es posible que un libro sin real valor literario, aburridor, lascivo e inmaduro alcance semejantes alturas, otros pasan por encima de tales interrogantes y lo entienden como una especie de barómetro de nuestro tiempo.

Fenómeno inexplicable o reflejo de los tiempos que vivimos, lo cierto es que 50 sombras... ha superado los ámbitos tradicionales relacionados con una creación artística imaginaria para convertirse en un fenómeno cultural de consumo masivo que permea hasta los más inesperados servicios y productos.

Así, 50 sombras... asoma en los últimos desfiles de modas de grandes diseñadores, donde la gama del gris (grey o gray, en inglés) es la nueva tendencia, y aparece como inspiración y marca en la fabricación de sábanas, vinos, videos eróticos, pornografía sadomasoquista, cremas, aceites para masajes, alimentos y bebidas supuestamente afrodisiacos, y hasta de pintura para paredes, pues, según las promociones recientes de los grandes productores, el gris es el “nuevo color de la sensualidad”.

Desde luego, un fenómeno cultural de tal envergadura merece interpretaciones ideológicas. ¿Es este otro gran avance transgresivo? ¿El último golpe a lo que queda de la moral tradicional? ¿La inevitable salida a la luz de prácticas sexuales que no necesitan mantenerse ocultas? ¿O es la siempre famosa historia del multimillonario macho alfa y su ‘premio’, una joven bella e inocente, ‘necesitada’ de guía y protección? ¿Un cuento de hadas reaccionario, que fomenta la sumisión femenina a la última versión del patriarcado?

Las respuestas correctas están de ambos lados, y ello es probablemente la razón del éxito de la obra. La tensión central de la revolución sexual es refinada, domesticada y felizmente resuelta con el éxito universal del libro, la película y los múltiples productos al alcance de todos. De esa manera, la libertad sexual es legitimada y la idea de satisfacción sin culpa, disponible hasta ahora solo para unos privilegiados, se extiende a todos.

Esa legitimación, sin embargo, como escribió recientemente el escritor francés Pascal Gobry, puede parecerse más a la ‘reacción sexual’, un paso hacia un libertinaje más parecido al de la Roma precristiana-anti-igualitaria y jerárquica, que privilegia a los hombres sobre las mujeres, a la clase alta sobre las clases bajas.

Pero recordemos que 50 sombras de Grey es solo una obra imaginaria. ¿O, con tanto éxito, dejó de serlo?

Cecilia Rodríguez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.