Se enciende el debate por una eventual baja de tasas del Emisor

Se enciende el debate por una eventual baja de tasas del Emisor

Analistas ven posible recorte en el segundo semestre, pero depende del rumbo de la inflación.

notitle
19 de febrero 2015 , 07:41 p.m.

Aunque un eventual recorte de la tasa de intervención del Banco de la República comenzó a ser debatido en la primera reunión de este año de la junta directiva del Emisor, analistas consideran que, con las condiciones actuales de la economía, es prematuro pensar que se pueda adoptar una decisión en ese sentido, menos en el día de hoy.

El debate también se ha trasladado al mercado, donde si bien algunos analistas creen que esa es una posibilidad poco factible en el corto plazo, en el mediano o largo sí puede darse, aunque depende mucho de la misma evolución que vaya mostrando la economía.

La tasa de intervención del mercado completa seis meses anclada en el 4,5 por ciento, en tanto la inflación de los últimos 12 meses está en 3,82 por ciento, según lo reportó el Dane.

Lo que ven los analistas es que la inflación se encuentra cerca del límite superior del rango meta, del 4 por ciento, y el sesgo es al alza por la devaluación de la moneda, 2,21 por ciento en lo que va corrido del año, y los posibles impactos negativos del fenómeno del Niño, aunque menores que los esperados.

Aunque el 95 por ciento de los consultados por el centro de estudios Fedesarrollo y la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), en su más reciente Encuesta de Opinión Financiera dan por sentado que hoy la junta del Banco de la República dejará inalterada su tasa de intervención del mercado; en un horizonte de seis meses o un año, son más los que creen que ese panorama puede cambiar y se produzca un recorte de dicha tasa.

“Espero que se mantenga estable (la tasa de intervención), precisamente por la dinámica de la inflación, pero reducciones en el segundo semestre podrían ser más factibles porque el banco (de la República) espera que la transmisión de la devaluación a la inflación sea transitoria y que la economía se desacelere de tal forma que ese menor dinamismo revierta la senda de inflación hacia niveles menores en el segundo semestre. Pero por ahora, bajarla es más complicado”, expresó Andrés Pardo Amézquita, director ejecutivo de Investigaciones Económicas de Corficolombiana.

Menor crecimiento

Aunque Colombia se mantiene como una de las economías más dinámicas de Latinoamérica, con un crecimiento que ronda el 4,8 por ciento en el 2014, es claro que la dinámica de este año será mucho menor, por la fuerte caída de los precios del petróleo, la desaceleración de China y el débil crecimiento de Europa, entre otros factores.

Algunos analistas ven que, en ese contexto externo, el crecimiento del país estará por los lados del 3,6 por ciento.

En la reunión de enero pasado, uno de los codirectores del banco presentó una estimación propia de crecimiento del producto interno bruto (PIB), aún más modesta de la que oficialmente presenta el Emisor.

Según este directivo, el crecimiento del PIB estaría entre 3 y 3,5 por ciento, “con lo cual la brecha negativa del producto sería mayor que lo esperado por el equipo técnico y su efecto mitigador sobre el nivel de precios sería aún más fuerte”.

Juan David Ballén, estratega de Renta Fija de la comisionista Casa de Bolsa, cree que la mayoría de los miembros de la junta del Banco de la República consideran que en estos momentos es más importante sobreponderar los riesgos inflacionarios que la desaceleración economía.

“En lo personal, considero que el banco será prudente antes de tomar la decisión de disminuir la tasa, no asumiría riesgos innecesarios y esperaría a ver si, efectivamente, los riesgos en la inflación son transitorios o no”, dice el experto.

Inflación se moderará

Analistas consultados sostienen que es habitual que la inflación tienda a mostrar niveles superiores en algunos periodos del año, pero, por lo general, al final siempre busque converger hacia la meta del 3 por ciento del banco emisor.

Felipe Campos Salazar, gerente de Investigaciones Económicas de la firma Alianza Valores, sostiene que la junta del Emisor lo que menos busca es enviar señales equivocadas al mercado y a la economía.

“Si bien el Banco de la República espera que la inflación comience a bajar en algún momento del segundo semestre –al igual que nosotros–, históricamente ellos no tienden a adelantarse cuando la inflación está subiendo. En el caso contrario, ellos han mostrado disposición a subir tasas cuando la inflación aún es baja; lo opuesto va en contra de su mandato principal”, explica el analista.

Agrega que lo último que quisiera el banco es dar la señal equivocada y bajar tasas cuando no se sabe qué tan grave es en términos de expectativas el golpe de la tasa de cambio sobre la mentalidad de los agentes económicos. “De hecho, estando tan cerca del límite superior, es clave que muestre su compromiso con las metas expuestas”.

Así, la expectativa que tienen en Alianza Valores es que un recorte en la tasa de intervención se dé después de que el IPC anual permanezca por lo menos un par de meses bajando de los máximos que alcance entre marzo y abril.

Para los analistas del Grupo Bancolombia, el margen de maniobra del Banco de la República este año es muy reducido, por lo que esperan que haya estabilidad en la política monetaria en 2015 y 2016.

“El panorama inflacionario actual, con una lectura total cercana al 4 por ciento y expectativas al alza, no da margen de acción para que el Emisor relaje su postura”, explica Juan Pablo Espinosa, gerente de Investigaciones Económicas de dicho grupo.

Dice que la desaceleración de la economía, motivada principalmente por la caída en los precios del petróleo, es más permanente que temporal, por lo que cree que en la junta están viendo que habrá que ajustarse a esta nueva realidad de menores términos de intercambio e ingresos.

“Sería equivocado pretender que el crecimiento económico perdido por los bajos precios del petróleo deba recuperarse con un estímulo monetario agresivo”, puntualiza Espinosa.

Baja previsión de crecimiento

A medida que avanza el 2015, son más los analistas que esperan un menor desempeño de la economía este año.

Eso es lo que muestra la Encuesta de Opinión Financiera, elaborada por Fedesarrollo y la BCV, en la que el número de consultados que estiman tasas de crecimiento inferiores al 4 por ciento aumentó de niveles cercanos al 40 por ciento en enero pasado, a más de 70 por ciento en la medición de febrero.

La mayoría espera un crecimiento de 3,8 por ciento, 0,2 puntos porcentuales menos que lo previsto en enero.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.