¿Qué tal un jugo bien rico?

¿Qué tal un jugo bien rico?

Aquí, una oferta con nuestras deliciosas frutas, en varias ciudades del país.

notitle
19 de febrero 2015 , 04:53 p.m.

En Cali, una lulada

A diferencia de los jugos, la lulada no se licúa ni se cuela, sino que la pulpa del lulo se trocea o se macera. Es una dosis entre lo refrescante y lo sugestivo en una tarde vallecaucana.

María Mosquera, en su puesto en la calle 9.ª de Cali, sabe que los clientes buscan ese sabor que sale del lulo espumoso, al que no le falta el hielo y el azúcar al gusto. La costumbre va con empanada. Una lulada vale entre 4.000 y 5.000 pesos.

Jugos de zapote con pastel de carne en Pris Pris

Las delicias del jugo de zapote en leche, una de las frutas tropicales más apetecidas en el Caribe colombiano, se pueden saborear con todo placer en Pris Pris, en el centro histórico de Cartagena.

La preparación de un jugo de zapote es sencilla. Para un vaso de 14 onzas se requiere medio vaso de leche o de agua, se le agrega una pulpa de zapote de 75 gramos, azúcar al gusto y se licúa con hielo.

Delicias del centro histórico de Cartagena. Foto: Yomaira Grandett / EL TIEMPO

El jugo de esta fruta se puede saborear también con frituras como la apetecida arepaehuevo, las carimañolas de queso o carne, o las papas rellenas.

Pris Pris está abierto de 8 a. m. a 10 p. m. todos los días.

Jugo de naranja y zanahoria

No hay nada más sabroso para un barranquillero hambriento y sediento, que comerse una arepaehuevo con un jugo bien helado de zanahoria con naranja.

“Yo me dejo caer todos los días un juguito de esos y una arepita para matar el hambre de las cuatro de la tarde. Si no hay, cambio el menú por un matrimonio (una torreja de bollo de mazorca o yuca, con una lonja de queso tierno) y un jugo de corozo o mandarina”, explica Ramiro López, amante de los jugos.

Este jugo se acompaña con arepaehuevo. Foto: Claudia Conde

El barranquillero busca ese tipo de bebidas porque son las más refrescantes, las mejores para combatir las altas temperaturas que se sienten en la ciudad permanentemente. Las arepas son apetecidas porque son grandes y crocantes, mientras que los matrimonios son buscados porque no son fritos y además son muy buenos en lo que se refiere a nutrición.

En todos los estratos se pueden conseguir estas delicias, y sus precios varían. Los de los jugos oscilan entre los 1.000 y los 3.000 pesos; mientras que las arepas y los matrimonios se pueden comprar por 1.000 a 2.000 pesos.

Los sitios donde se pueden conseguir estos manjares caribeños son conocidos en la capital del Atlántico y la región Caribe en general, como fruteras, abiertos a todas horas.

¿Dónde y cuándo?

Estos lugares están en la zona central y norte de Barranquilla y se caracterizan porque ofrecen todo tipo de frutas frescas, jugos y fritos.

Dos del Pacífico en la ‘nevera’

Colombia, Venezuela, Panamá, Ecuador y Perú cuentan entre sus delicias con el chontaduro, una fruta que nace de una palmera que puede llegar a tener 20 metros de alto.

En el restaurante Misia, de Bogotá, la ofrecen en un delicioso y elaborado jugo con leche. “Es una fruta callejera que se come con miel, limón y sal, pero aquí pelamos el chontaduro, cocinamos la pulpa y la procesamos en la licuadora, con leche y un toque de miel”, cuenta Michel Guzmán, uno de los chefs de este restaurante bogotano.

De borojó y chontaduro es la propuesta de Misia. Foto: Claudia Rubio

En la cultura popular del Pacífico, el chontaduro es considerado un afrodisiaco. Y puede ser cierto, pues tiene gran cantidad de proteínas: contiene betacaroteno, fósforo, vitaminas A, B y C, hierro y calcio, lo que lo convierte en uno de los alimentos naturales más completos.

En Misia también preparan el jugo de borojó, otra delicia del Pacífico, al que le incluyen leche, azúcar blanca o de caña y miel. El borojó, al igual que el chontaduro, tiene gran cantidad de nutrientes, como vitamina B y minerales. “Recomiendo tomar estos jugos preferiblemente solos o acompañados de una carimañola, un aborrajado o una empanada”, sigue Guzmán. Cada jugo vale 10.000 pesos.

¿Dónde y cuándo?

Misia. Transversal 6.ª n.° 27-50, local 3, Bogotá. Teléfono 795-4748. Lunes a sábado, 7:00 a. m. a 10:00 p. m. Domingos, 9:00 a. m. a 4:00 p. m.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.