Qué bueno lo popular / El caldero

Qué bueno lo popular / El caldero

Me fascinó Misia. Están allí muchos platos populares que no es fácil encontrar reunidos.

19 de febrero 2015 , 04:53 p.m.

Habría muchas maneras de decirlo: por ejemplo, que el nuevo restaurante de la reconocida chef Leonor Espinosa es un homenaje a la gastronomía popular.

Que es otra iniciativa maravillosa para rescatar la cocina colombiana. Que se trata de una versión moderna y amable de los típicos locales de fritos de Cartagena.

Y sí, todas estas frases dicen la verdad. Pero quizás no haya una palabra más efectiva para describir este nuevo restaurante, que su nombre mismo: Misia. Así de claro, así de sonoro, así de musical.

Misia –que puede pronunciarse misia o misiá, según el lugar de procedencia del cliente– habla de esas mujeres que han aprendido de sus madres y de sus abuelas, en el propio fogón casero, las recetas tradicionales de su tierra. Que conocen los secretos de platos centenarios que, en suma, le han dado identidad a la gastronomía colombiana. Que saben qué hierba traer del patio, qué especia incluir en los ingredientes, cuánto tiempo dejar la olla a fuego lento.

Y si se quiere más, basta con leer las palabras que acompañan el nombre del restaurante y con las cuales Leo Espinosa define su nuevo local: piqueteadero y refresquería.

Por las mesas de Misia desfilan las célebres carimañolas de carne y de queso, las tradicionales arepas de huevo, el incomparable arroz apastelado, la longaniza chocoana, las hallacas de Santander, el puré de berenjenas de Córdoba, los aborrajados del Pacífico...

Desfila lo popular, preparado con las recetas ancestrales y con ingredientes de primera, seleccionados. Basta con probar, por ejemplo, la costilla de res asada en sus jugos, para confirmar que eligieron la mejor.

Y llegan a la mesa variedad de ajíes y de vinagres de origen popular que acentúan el sabor de platos típicos, y llegan jugos tan sabrosos como el de guanábana, chichas tan sorprendentes como la de corozo y raspaos emblemáticos como el de Kola Román. Sí, porque Misia también es una refresquería.

Me fascinó Misia. Están allí muchos platos populares que no es fácil encontrar reunidos en un mismo lugar y que no siempre están preparados con todas las de la ley.

Me fascinó ver nuevas muestras del enorme talento culinario de Leo Espinosa. Y me fascinó saber que abren desde la hora del desayuno.

Misia. Transversal 6 n.° 27-50, local 3, Bogotá. Teléfono: 795-4748.

SANCHO
elcalderodesancho@yahoo.com.co
Crítico gastronómico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.