Alemania ridiculiza a Unión Europea y pone a Grecia contra las cuerdas

Alemania ridiculiza a Unión Europea y pone a Grecia contra las cuerdas

El gobierno de Angela Merkel no aceptó los términos planteados por Grecia para el pago de su deuda.

notitle
19 de febrero 2015 , 08:02 a.m.

Grecia cedió. Atenas envió a primera hora del jueves a Bruselas la carta en la que cumplía con los requisitos que los ministros de la Eurozona le impusieron el lunes para seguir prestándole asistencia financiera.

El documento era una cesión en toda regla, firmada por el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, y enviada al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Pide la ampliación del MFAFA (siglas en inglés del “Acuerdo Máster para Facilitar Asistencia Financiera”), acepta los ajustes que conlleva y también la supervisión internacional de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

En Bruselas aplaudieron con ganas. El presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, anunció que el movimiento griego era “una señal positiva que abre la vía a un compromiso”. Dijsselbloem dio su aprobación tácita convocando para este viernes a los ministros de Finanzas del euro, que deben dar su visto bueno al acuerdo.

Tras semanas de declaraciones salidas de tono y documentos de ida y vuelta, todo parecía indicar que, una vez más, la Unión Europea conseguiría uno de sus acuerdos de última hora que le sirven al menos para seguir alejando los problemas aunque no los resuelva de raíz.

Pero una vez más, fue un espejismo. Al mediodía europeo el NO desde Berlín. En un comunicado de apenas un párrafo del Ministerio de Finanzas alemán se rechazaba la propuesta helena. Martin Jäger, portavoz del ministro Wolfgang Schäuble, decía en unas declaraciones recogidas por varias agencias: “no representa una solución sustancial, no responde a los criterios y en realidad se orienta a conseguir financiación sin cumplir las condiciones del programa”.

En un documento de trabajo del Ministerio alemán, filtrado a la prensa, se llega a decir que la carta griega no es más que “un caballo de Troya” y se exponen sin pudor las frases literales que debe contener una nueva carta.

El Gobierno griego emitió un comunicado en el que decía que “el Eurogrupo de mañana (viernes) tiene dos opciones: aceptar o rechazar la petición griega. Así se verá quién quiere una solución y quién no la quiere”. Atenas acusaba así a Berlín de querer forzar su expulsión del euro. Horas después, el primer ministro Alexis Tsipras y la jefa del Gobierno alemán Angela Merkel hablaron durante 50 minutos, pero ninguno anunció que se hubieran acercado las posiciones.

Philippe Legrain, economista y exasesor del antiguo presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo a EL TIEMPO que el plan griego “es perfectamente razonable, pero en el universo paralelo en el que habita el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, las peticiones griegas son vistas como irresponsables”. Este analista advierte: “si Syriza se rinde sólo quedará contra la austeridad el partido nazi Aurora Dorada”.

La carta griega cumplía casi todas las exigencias de sus socios. Aceptaba la supervisión internacional, se comprometía a “financiar plenamente toda nueva medida absteniéndose de toda acción unilateral que vaya contra los objetivos presupuestarios, la recuperación económica y la estabilidad financiera”. Grecia también anunciaba que pagaría religiosamente a todos sus acreedores y reconocía que los acuerdos se alcanzarían sobre el programa de rescate en vigor, es decir, con ajustes adicionales.

A cambio, Atenas pedía poder dejar el superávit primario en el 1,5% en 2015 y 2016 (Europa le exige un 3%) para tener margen con que aplicar medidas sociales de urgencia contra la crisis, no tener que bajar otra vez las pensiones y no volver a subir el IVA.

IDAFE MARTÍN PÉREZ

PARA EL TIEMPO

BRUSELAS

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.