En qué está la adopción en Colombia

En qué está la adopción en Colombia

ICBF protege a miles de niños, adolescentes y jóvenes que por su condición son de difícil adopción.

notitle
18 de febrero 2015 , 07:20 p.m.

En el 2014 fueron asignados en adopción 1.148 niños, niñas y adolescentes en Colombia, 23 menores de edad más que en el 2013.

Así lo demuestran cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), entidad que se encarga del restablecimiento de derechos de los niños en el país.

Para llegar a la declaratoria de adopción todo parte del proceso de restablecimiento de derechos, que se abre luego de que el ICBF tiene conocimiento de la vulneración que sufre un niño. De acuerdo con el Código de Infancia y Adolescencia, cuando un niño se queda sin familia, es abandonado por ésta o ha sido objeto de vulneración, se abre dicho proceso de restablecimiento de derechos a través de un defensor de familia.

Eduardo Franco, subdirector de Adopciones del ICBF, explica que “se trata de una investigación para determinar las circunstancias en las que se dio la vulneración. De esta manera se hace una revisión de la familia, tanto nuclear como extensa, y de las capacidades que esta tiene para asumir el rol paterno”.

En esa labor, el defensor cuenta con el apoyo de psicólogos, trabajadores sociales y nutricionistas, que brindan información para determinar el estado emocional y físico en el que se encuentra el niño y todos los factores que en ese entorno son de protección o de riesgo.

El resultado de esa investigación le permite al defensor decidir si el niño puede ser reintegrado a su familia, si debe ingresar a una institución protectora o si es declarado en adoptabilidad. Prima, desde luego, la familia.

El trámite debe adelantarse en un plazo de 4 meses, prorrogables por otros dos, en los que el defensor de familia debe proferir un fallo en el que establece cuál es el estatus en el que queda el niño.

“Cuando el defensor declara al niño en adoptabilidad, éste ingresa en el esfuerzo que hace el Estado colombiano de tratar de encontrarle una familia”, añade Franco.

Entre el 2011 y el 2014, 6.451 niños, niñas y adolescentes fueron adoptados en el país. De acuerdo con las cifras del ICBF, 2.922 de esos niños fueron adoptados por solicitantes colombianos y 3.529 por extranjeros.

Dentro de los menores de edad en condición de adoptabilidad existe un grupo con características y condiciones especiales o de ‘difícil adopción’, del que hacen parte niños mayores de ocho años, los que pertenecen a grupos de hermanos (a veces más de tres) y los que tienen alguna discapacidad o enfermedad permanente (cardíacas, renales, entre otras).

Al 31 de diciembre del 2014, el ICBF reportó que tiene bajo su protección a 10.379 niños, adolescentes y jóvenes con estas características. De ese total, 5.283 están entre los 0 y los 17 años y 5.096 son mayores de 18 años, pues la protección no termina cuando cumplen la mayoría de edad.

El alto volumen de solicitudes de familias en disposición de adoptar hace que a los niños sin características y condiciones especiales, una vez son presentados a los Comités de Adopciones, se les asigne familia de manera inmediata, restableciendo a la mayor brevedad su derecho a tener una familia.

¿Qué debe hacer una familia que quiere adoptar?

Quienes deciden construir su proyecto de familia por vía de la adopción deben presentar una solicitud ante el ICBF, con información personal y detalles de su expectativa de familia. “Los adoptantes tienen claro desde un principio que lo que existe es el derecho del niño de crecer en una familia y que para quienes quieren adoptar se trata de una expectativa de constituir su proyecto por la vía de la adopción”, dijo Franco.

Los adoptantes deben pasar por un riguroso trámite en el que también intervienen psicólogos y trabajadores sociales del ICBF. Así mismo, tienen que participar en talleres en los que se les cuenta qué es la adopción y se trabaja alrededor de construcciones e imaginarios que tienen en torno a este tema.

“Muchas familias creen, por ejemplo, que la adopción es un padrinazgo, llevárselo el fin de semana, en las vacaciones y luego lo devuelvo. Ahí se despejan esas dudas y lo que implica la adopción, que es constituirse ante el Estado como padres de esos niños”, añade el Subdirector de Adopciones del ICBF.

El proceso avanza con entrevistas a los solicitantes, en relación con la construcción que tienen sobre su proyecto personal de adopción y de familia por esta vía. “Luego siguen visitas domiciliarias para determinar las condiciones, que sirven para extendernos en todo el núcleo y la red de apoyo alrededor de una familia”, sostiene Franco.

Se estima que pasan 125 días desde el momento en el que los solicitantes radican la solicitud, participan en talleres, atienden visitas y entrevistas, reciben la declaratoria de idoneidad para adoptar (o no), e ingresan a la lista de espera que será presentada a un comité de adopciones.

Datos del ICBF muestran que Atlántico, Valle, Santander, Bolívar, Antioquia, Huila, Magdalena, Cesar y Bogotá son las regiones donde se generan más solicitudes de adopción. Frente a extranjeros, Estados Unidos, Italia, Francia, España, Noruega, Suecia y Canadá son los países desde los cuales se realizan mayor número de solicitudes.

VIDA / INFANCIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.