'Inzaghi no ha sido claro conmigo': Pablo Armero

'Inzaghi no ha sido claro conmigo': Pablo Armero

El lateral colombiano habló sobre la incómoda situación que pasa con Milán y su DT.

notitle
18 de febrero 2015 , 07:05 p.m.

Como un Ferrari metido en un garaje teniendo la autopista a unos pocos metros se siente el lateral colombiano Pablo Armero en Milán.

El futbolista, de 28 años, no ha tenido las oportunidades que esperaba, y esa situación le genera incertidumbre.

Y como una introducción a una historia que tiene varios capítulos, comenzó a explicar, en entrevista con EL TIEMPO, la situación.

“Estaba en Cali, en casa, después del Mundial, y a mí me llamó personalmente ‘Pipo’ Inzaghi (entrenador del Milán) a decirme que quería contar conmigo y nos pusimos de acuerdo; por eso confiaba en que mi llegada acá sería diferente, pero las cosas no han sido como yo esperaba”, dijo con un tono de voz que contrasta con la alegría habitual en ‘Miñía’.

Ha sido tan poca su participación con los ‘rossoneros’ que hasta se habló de una salida, algo que a Armero aún le causa inquietud por la forma como se presentó.

“Mi representante había hablado con el señor Adriano Galliani (director deportivo de Milán) y dijo que estaba contento con mi trabajo, que estaba todo bien. Ya al cierre del mercado de invierno me doy cuenta, por medio de la prensa, de que el señor Filippo Inzaghi quería hacer un intercambio con un jugador del Genova. Me sorprendí porque cuatro días es muy poco para tomar una decisión, y más cuando la familia está acá, los hijos estudiando, es difícil”, dijo Armero.

Pero como sus veloces corridas por la zona izquierda, siguió su narración sobre ese incómodo suceso.

“En el último día de mercado miraba que las cosas estaban muy avanzadas y fui hasta la oficina del señor Galliani para concretar la ida para Genova. Al final, después de haber concretado las condiciones, fui por el contrato por 4 meses y nunca llegó; al final no sé qué pasó, pero no se concretó nada”, aclaró el jugador que está en su tercer equipo italiano tras su paso por Udinese y Nápoles.

La situación no es la mejor y aunque no exige ser titular, sí espera una mejor comunicación con ‘Pipo’; por eso, con la seriedad que tiene al momento de encarar un adversario, expresó: “Él no ha sido muy claro conmigo y, la verdad, esto último no lo esperaba. Acá les ha gustado cómo he jugado; han hablado bien, y eso lo llena a uno de confianza, pero empezó el mercado de invierno y en ningún momento me dijo nada. Eso para mí fue una sorpresa. Si él me lo dice en diciembre, yo tengo las cosas claras y tengo un mes entero para manejar varias opciones. Desde el inicio no ha sido muy claro conmigo, pero seguiré trabajando y me preparo para cuando me toque la oportunidad de jugar”, agregó Armero.

Aunque todo parece como una pesadilla que está viendo despierto, no se arrepiente de haberse metido en esa aventura que espera poder revertir.

“Es difícil la situación porque uno siempre quiere jugar. Soy reconocido por lo que he hecho. No es la primera vez que estoy en el fútbol italiano; esperaba un poco más de él (de Inzaghi), pero no me arrepiento de nada porque en la vida uno tiene que afrontar los retos. Este es un club de una gran historia; espero ser más protagonista, toca esperar que todo mejore”.

Y aunque quiere triunfar en el equipo que ha ganado siete veces la Liga de Campeones, también analiza otras opciones, y cambiar de rumbo no lo desecha.

“Así como está la situación, si no mejora, hay que buscar la mejor solución. Hay que esperar qué pasa al final de la temporada para saber qué decisión se toma”, comentó.

Llamado de la Selección

No solo los hinchas se muestran preocupados por la situación del nacido en Tumaco; también, los integrantes de la Selección Colombia, con quienes ya sostuvo una charla.

“Hace dos semanas tuve una conversación con uno de los integrantes del cuerpo técnico que preguntaba por la situación; querían saber qué estaba pasando, y de eso hablamos”, comentó sin entrar mucho en detalle, como si hubiera sido una charla estratégica sobre el próximo rival.

En el momento, el jugador se recupera de una molestia física que lo tuvo fuera de convocatoria la jornada pasada y también lo tendrá este fin de semana contra Cesena.

“Desde el partido contra Lazio (24 de enero de 2015) venía sintiendo una molestia fuerte en el aductor y le puse cuidado. Me puse a tratarlo para ponerme ciento por ciento. Esta semana ya empecé a correr para volver a estar en el grupo y a disposición del cuerpo técnico”, finalizó.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.