Conversación con Guillermo Asprilla

Conversación con Guillermo Asprilla

"Hay que atreverse a caminar y militar en la dinámica de las grandes multitudes movilizadas", dijo.

notitle
18 de febrero 2015 , 05:15 p.m.

Nos encontramos en un salón blanco, lleno de una luz sobrenaturalmente blanca, brillante y limpia. Llegó sonriente, plenamente restablecido de los signos del mal mortal que se lo llevó, prematuramente, de este mundo. Saludó y, como acostumbra, se sentó estirando sus largas extremidades sobre las baldosas blancas del salón, apoyó la barbilla en la delgada mano derecha, en una especie de atril en el que los dedos índices y del corazón sostenían la mejilla y, con su mano izquierda, con desenfado, hurgó el cabello ensortijado, salpicado de canas.

No me atreví ─como lo había pensado─ a preguntar sobre la vida más allá de la vida. Un impulso, de esos que se sienten y actúan como freno, evitó meterme a perturbar los secretos del universo del más allá. Así, después del saludo inicial, sin mayores preámbulos, nos zambullimos en una perorata sobre los pormenores de la política electoral en Bogotá. Me confesó que le hubiera gustado hacer parte del momento político que, según sus palabras, es estratégico para profundizar en “las líneas gruesas de los cambios propiciados por Gustavo” (refiriéndose al alcalde de Bogotá).

Le comenté que varios de los amigos y amigas, en diálogos sostenidos por estos días, coincidíamos en la misma apreciación del momento político y que, sin hablar con Gustavo, impedido por las restricciones legales, sabíamos que compartía la urgencia de organizar la participación electoral de la dinámica ciudadana que quedó bautizada como progresismo y que, sin duda, tendría el autoencargo de encarar la defensa radical del modelo y de los cambios esenciales logrados por Petro, y de comprometerse para desarrollar aquellos asuntos públicos que, por la intransigencia del Concejo, se quedaron congelados, incluida la aprobación de la modificación del POT, necesaria para el nuevo orden territorial no segregacionista y amable con la naturaleza.

Me dijo que seguía los pensamientos y las decisiones del alcalde. Que lo percibía vital, midiendo los tiempos de lo que le queda del mandato y organizando las decisiones para avanzar en los asuntos esenciales de la propuesta humanista que se echó a andar tres años atrás. “Hermano, ¿qué dicen los que escépticos de la reapertura del San Juan de Dios?”, preguntó. “Me encantó el discurso lleno de datos históricos del alcalde sobre el hospital y el apoyo anunciado por el presidente Santos”, dijo en tono tranquilo. Concluyó advirtiendo que había que seguir atento en el tema porque estaba enterado de que la derecha intentaría, como lo viene haciendo sistemáticamente, revertir este paso que inicia, junto con la reforma que reconoce la salud como derecho, la recuperación de la salud desde lo público. “Tico, por favor dile a Bustamante, cabeza del sector en Bogotá, que hay que estar alerta”.

Le mostré el video que circula por las redes sociales: Le doy por la cara, marica. Lo miramos y, desternillado de la risa, celebramos el ingenio de los jóvenes ciudadanos para hacer la política. Ese es el camino que hay que seguir. Los viejos discursos y sus colectividades ya no convocan. Hay que atreverse a caminar y militar en la dinámica de las grandes multitudes movilizadas. Grecia, España, y otros son ejemplo a seguir, dijo sin dejar de reír por las imágenes del video de 'los tres huevitos de Uribe'.

Hollman Morris, le dije, se ha encaramado en esa dinámica. La derecha lo señala de terrorista, pero él no se deja. Por estos días camina, pregunta y escucha por Bogotá impulsando la propuesta progresista bajo el lema ‘Sí podemos’. “Ah, entiendo; leí el trino de Gustavo”, dijo. El canto del ave, madrugador, me despertó. Era domingo.


Héctor Pineda S.
tikopineda@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.