Conservadores se meten en la 'pelea' por Bogotá

Conservadores se meten en la 'pelea' por Bogotá

Marta Lucía Ramírez liderará la campaña en la capital. Aún no tienen candidato a la Alcaldía.

notitle
18 de febrero 2015 , 10:43 a.m.

Si bien la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez no será la aspirante del Partido Conservador para la Alcaldía de Bogotá, ella misma le confirmó este miércoles a EL TIEMPO que será la encargada de coordinar los temas relacionados con la campaña de la colectividad en la capital del país.

Para Ramírez no es un escenario desconocido. En la primera vuelta de la pasada campaña presidencial alcanzó 366.394 votos en Bogotá, tan solo 77.683 menos de los que logró en este mismo escenario el presidente Juan Manuel Santos.

Las funciones de la excandidata presidencial, que serán dadas a conocer durante una rueda de prensa en la tarde de este miércoles, son específicas y le dan la autoridad para proyectarse como una especie de jefa ‘azul’ en Bogotá. (Lea también: ¿Un alcalde simpático? / Voy y vuelvo)

Tendrá que coordinar la construcción de las listas para el Concejo de la ciudad, así como supervisar la escogencia de candidatos para los cargos bases en la capital como los aspirantes a ediles y a las juntas administradoras locales.
Estas tareas las viene diseñando desde hace varias semanas con el jefe de la colectividad, el representante David Barguil, y el objetivo es recuperar espacio en Bogotá, ciudad que desde hace varios años le es esquiva a los conservadores. (Lea también: Rafael Pardo repunta en encuesta y se acerca a Clara López)

Es, además, la apuesta ‘azul’ para intentar poner un candidato de peso que compita por el Palacio de Liévano. Sin embargo, aún se desconoce el nombre de quien ondeará estas banderas y, según fuentes de la propia colectividad, la decisión no será sencilla. Se abstuvieron, de hecho, de anticipar posibles aspirantes.

Ramírez ha sostenido reuniones con diferentes sectores para catapultar la recuperación conservadora de Bogotá e incluso, como sucedió en las presidenciales, ha tenido acercamientos con las huestes capitalinas del uribismo. Sin embargo, esto no significa, por lo menos por ahora, que se vaya a presentar una unión de fuerzas entre el Partido Conservador y el Centro Democrático.

Desde que Andrés Pastrana fue Alcalde Mayor, entre 1988 y 1990, el conservatismo no ha logrado volver al poder en la capital del país y, si bien mantiene algunos escaños, su representación en el cabildo distrital no es mayoritaria. (Elecciones en Bogotá: ¿se repetirá la historia?)

En el actual periodo tienen solo tres concejales: Soledad Tamayo, Omar Mejía y Roger Carrillo. Si bien el propio Barguil ha dicho como presidente del partido que a quien designen como candidato a la Alcaldía se mantendrá hasta el final de la contienda electoral, no es descartable que puedan hacer alianzas en el futuro y dependiendo de la aceptación que tenga el aspirante.

La pregunta que esto plantea es con quién se podría dar esa alianza. En las presidenciales, a instancias de la propia Marta Lucía Ramírez, los conservadores apoyaron para segunda vuelta a Óscar Iván Zuluaga, candidato del uribista Centro Democrático.

El otro factor que se analiza es que durante los primeros cuatro años de Santos la colectividad ‘azul’ hizo parte de la Unidad Nacional, pero para el segundo mandato se apartó y solo el oficialismo de la bancada congresional se mantiene cercano a la Casa de Nariño.

El liberal Rafael Pardo (cercano a la Casa de Nariño) busca el apoyo de toda la Unidad Nacional y ya tiene el de ‘la U’ y el de su colectividad, pero aún Cambio Radical se mantiene distante. Clara López va fija por el Polo y apoyó la reelección de Santos por el tema de la paz. Además, Francisco Santos, del Centro Democrático, desde hace tiempo quiere ser Alcalde de Bogotá.

Entre ese abanico, por cercanía ideológica y política, las mayores coincidencias se dan con el aspirante uribista, pero aún no es claro hasta qué punto se puedan materializar en una nueva alianza electoral. Claro está que los puentes ya se han tendido.

Bogotá es una plaza ideológicamente difícil de definir, porque no se identifica con un partido como tal y desde hace tres elecciones se ha volcado hacia la izquierda. De hecho, los últimos tres alcaldes han sido de esta tendencia, lo cual demuestra que los conservadores no tendrán un camino fácil para retomar Bogotá.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.