Guerrilleros usaron un cadáver como señuelo para atacar a policías

Guerrilleros usaron un cadáver como señuelo para atacar a policías

Dos uniformados fueron asesinados. Defensoría calificó de "cruel" el ataque

notitle
18 de febrero 2015 , 10:41 a.m.

En medio de una alianza entre las guerrillas del Eln y el EPL, se habría perpetrado la emboscada contra una patrulla de la Policía Nacional en la que se movilizaban efectivos del Grupo de Operaciones Especiales de Norte de Santander, registrada la mañana de este miércoles en el sector conocido como ´El chircal´ a 15 kilómetros del municipio de Ocaña.

Según la versión de los hechos obtenida por una comitiva de la Defensoría del Pueblo, los uniformados se habrían desplazado en una patrulla hasta el sector para verificar la denuncia hecha por la comunidad que alertaba sobre el hallazgo de un cadáver, cuerpo que habría sido usado como señuelo.

Se estableció que al paso del grupo fueron activadas cargas explosivas y en los alrededores del lugar, los guerrilleros dispararon con fusiles indiscriminadamente contra los policías, dejando a tres de ellos en delicado estado de salud.

La Defensoría, señaló que "informaciones recopiladas en el terreno dan cuenta del asesinato previo de un hombre sin identificar, quien fue degollado y arrojado a un costado de la vía que comunica a Ocaña y San Calixto, situación que alertó a la comunidad y produjo el consecuente llamado a las autoridades, quienes acudieron para atender el caso”.

La entidad señaló que “la intensidad y crueldad de la emboscada hizo que uno de los policías muriera calcinado en la patrulla, mientras uno de sus compañeros era rematado y la víctima usada como señuelo recibía también disparos pese a encontrarse sin vida”.

Unidades especiales de la Policía Nacional, en cabeza del director de la institución, el general Rodolfo Palomino, llegaron hasta la zona para liderar los operativos que permitan dar con la captura de los responsables del ataque, entre ellos alias ´Megateo´, señalado como autor del hecho, y por quien se ofrece una recompensa de hasta dos mil millones de pesos.

También se ofrecen 100 millones de pesos adicionales por las demás personas que participaron en el ataque.

Los efectivos que perdieron la vida fueron identificados como el sargento Alexander Lobo Rodríguez, comandante del grupo Goes en Ocaña, y el patrullero Andrés Enrique Rayo.

Entre los policías lesionados se encuentran el intendente Alexander Villamizar Castellanos, y los patrulleros David Alexander Rey y Fernando Dueñas. Éste último se encuentra grave de salud. Los efectivos fueron trasladados hasta el Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña.

La Defensoría señaló que el hecho evidenció graves infracciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

 CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.