Duro golpe al dopaje: cuatro años de cárcel al exdueño de Biogénesis

Duro golpe al dopaje: cuatro años de cárcel al exdueño de Biogénesis

Anthony Bosh proveía ilegalmente sustancias no autorizadas a deportistas.

18 de febrero 2015 , 08:34 a.m.

El expropietario de la Clínica Biogénesis de América, Anthony Bosh, acusado de proveer sustancias prohibidas a deportistas profesionales, universitarios y colegiales, fue sentenciado a cuatro años de cárcel que pasará en una prisión federal, a pesar de haber colaborado con las autoridades a esclarecer los hechos del dopaje dentro del deporte.

Bosch, de 51 años, de acuerdo a las autoridades ejercía de forma falsa como médico e ilegalmente proveía sustancias no autorizadas a peloteros de las Grandes Ligas e incluso a atletas universitarios.

El exdueño, que se había declarado culpable, pero había colaborado intensamente durante la investigación federal y de las Grandes Ligas, esperaba una pena menos severa, pero el juez Darrin Gayles, responsable del caso, se la negó.

Al contrario, lo definió como el "cerebro" que sabía perfectamente lo que quería conseguir y que no era otra cosa que ganar el máximo de dinero a costa de la venta de sustancias prohibidas, sin ningún tipo de escrúpulos, como el haberlo hecho entre estudiantes en los colegios de Miami y a nivel universitario.

El abogado de Bosch, Guy Lewis, dejo dicho en sus argumentos que sin la cooperación de su cliente, las Grandes Ligas no habrían tenido evidencia suficiente que le hubiera permitido sostener la suspensión por un año al antesalista de origen dominicano, de Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez.

Además, Lewis recordó, que Bosch se ha reunido en varias ocasiones con agentes de la oficina de la DEA y que ayudó a la fiscalía en la revisión de miles de páginas de documentación, relacionada con el dopaje dentro del deporte profesional. Inclusive, Lewis subrayó que su cliente dio a conocer toda la información a pesar que recibió amenazas anónimas que le aconsejaban que no declarara nada, obligándolo incluso a mudarse en repetidas ocasiones.

Además también recibió una oferta de 150.000 dólares que le permitiría trasladarse a Colombia y evitar alguna acción legal, pero de acuerdo a Lewis, Bosh decidió quedarse, hacer frente y responder por las acusaciones.

"Mi cliente ha colaborado ampliamente en todo lo que se le ha pedido, y ha sido confiable", destacó Lewis. "Sin su ayuda muchas de las cosas que ahora se conocen sobre el dopaje no hubiera sido posible. Pero aun así el juez rechazó la solicitud de Bosch de recibir una sentencia menor a tres años tras declararse culpable de conspirar para distribuir testosterona.

Bosch, que ha estado en tratamiento por adicción a la cocaína desde que se declaró culpable, reiteró ante el juez que "estoy totalmente arrepentido de lo que hice, y me avergüenzo de mí mismo".

De acuerdo a Gayles, Bosch se hacía pasar falsamente como médico en la ya desaparecida Clínica Biogénesis, de Miami, que era de su propiedad. Bosh, también siempre de acuerdo al juez, obtuvo miles de dólares mensualmente por proporcionar esteroides a jugadores de las mayores, incluyendo al estelar de Yankees, Rodríguez, quien acaba de cumplir una sanción de una año fuera de acción, y a Ryan Braun, de Cerveceros de Milwaukee.

El juez Lewis indicó que Bosch además había recibido también como sentencia tres años de libertad supervisada, ya que el acusado "era el más culpable" en los hechos. Otro de los graves problemas de los que se le acusó fue que extendió su sistema de proporcionar sustancias prohibidas a atletas universitarios del área de Miami (Florida).

De acuerdo al juez, Bosch tenía una mente muy aguda para realizar sus negocios prohibidos y que incluso reclutaba a otras personas que pudiesen trabajaran para él. La fiscalía indicó que el sentenciado podría lograr una reducción de la pena si más adelante mantiene la cooperación y ayuda a esclarecer los hechos.

Se prevé que tanto Bosch como Rodríguez testificarán en el caso de que los dos últimos acusados, Yuri Sucart, primo del pelotero, y Lazaro Collazo, un exentrenador de lanzadores en la Universidad de Miami, se presenten a juicio, a principios del próximo abril.

Las Grandes Ligas también tomaron acción al respecto y decidieron penalizar a 14 jugadores ligados a la Clínica Biogénesis, aunque Rodríguez fue el que recibió la suspensión más larga, en parte por haberse negado a admitir el consumo de sustancias prohibidas.

Esta misma tarde Rodríguez, que se prepara para reanudar su carrera dentro de Yankees, dio a conocer un texto a través de una carta personal que el mismo escribió y en el que se disculpa con los aficionados de ese equipo por lo que él calificó sus "errores".

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.