La plaza España, en el centro de Bogotá, muestra su nueva cara

La plaza España, en el centro de Bogotá, muestra su nueva cara

Habitantes del sector destacan mejoría en seguridad, pero piden más rigor por parte de autoridades.

notitle
17 de febrero 2015 , 09:11 p.m.

La plaza España, ubicada en el corazón de Bogotá, a escasas cuadras de la Alcaldía, ha sido por años el hogar de paso de habitantes de la calle. Ha estado plagada de consumidores de droga y las basuras han atraído incluso roedores.

Pero este martes el sector, donde además convergen las ventas informales, mostró una nueva cara.

“Por fin le están poniendo los ojos a este sector; pero no es fácil. Han venido las autoridades, y comenzaron para arreglar las cosas”, dijo Mercedes Trujillo, orientadora del colegio Liceo Agustín Nieto Caballero, ubicado justo frente a la plaza.

Precisamente de esa institución salieron las docenas de quejas por las condiciones de “inseguridad, insalubridad, indigencia y microtráfico” que le hicieron llegar a la Personería de Bogotá el año pasado.

Estudiantes, empleados y ciudadanos quisieran que esa nueva cara se mantuviera con los días; que no fuera cosa de horas.

“Hemos visto que las cosas han mejorado, especialmente por el CAI móvil que pusieron, no lo podemos negar. Pero todavía hay mucho consumo de drogas; ahí los vemos (habitantes de la calle) tirados, sobre todo en las tardes”, contó un anciano, para quien desde hace al menos 40 años la plaza es paso obligado.

El desaseo, así como los malos olores, eran el pan de cada día en la zona. Archivo particular

Y si bien muchas de las personas que antes permanecían en el sector del ‘Bronx’ terminan pasando por los alrededores, hay quienes en la actualidad se sienten más tranquilos al verlos.

Aunque, según la propia comunidad estudiantil, los habitantes de la calle que pernoctaban en el asfalto han disminuido, siguen quejándose por la presencia de consumidores de bazuco en la parte trasera de la institución.

“Cuando salimos, vemos que la plaza está más limpia, pero vemos que atrás del colegio queda ‘cinco huecos’, y se acaba la dicha. Muchos indigentes se pegan a las paredes del colegio y, cuando salimos para la casa, los vemos”, contó, preocupada, una estudiante.

A esto se suma que los niños y jóvenes que terminan la jornada a eso de las 3 de la tarde –algunos estudiantes acaban las clases a las 6 p. m.– aseguran que el riesgo para ellos se ha reducido de camino a sus hogares.

Además, docentes destacaron que el número de atracos de los que han sido víctimas los estudiantes también ha mermado.

Este martes, la Policía insistió en que este ha sido uno de los puntos de la ciudad que se han ido recuperando de la delincuencia, y se comprometió a seguir trabajando por su seguridad. Parte de la labor se ha hecho con el ánimo de reducir los delitos de alto impacto.

Han notado que la plaza está limpia. Según las entidades distritales, esto se debe a que el arreglo es diario.

Por su parte, la Secretaría de Integración Social afirmó que también han trabajado con el habitante de la calle, y eso contribuye. “Un grupo contacta a habitantes de la calle para que vayan a los servicios, centros de acogida y de autocuidado”.

A su vez, empleados y padres de familia solo piden que el plan sea juicioso y que finalmente la plaza se recupere en su totalidad y de manera ordenada.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.