Los indígenas del Valle exigen plan de salvaguarda

Los indígenas del Valle exigen plan de salvaguarda

Hace cinco años esperan que departamento escuche peticiones. Pedirán intervención al Presidente.

17 de febrero 2015 , 06:58 p.m.

Las comunidades indígenas del Valle del Cauca, unas 22.000 personas de cinco etnias, todavía esperan que el Plan de Salvaguarda Indígena, ordenado por la Corte Constitucional hace ya cinco años, se haga realidad.

Flaminio Onogama, líder de la Nación Embera, que representa a esta comunidad asentada en 18 departamentos y que en el Valle cuenta con unos 8.000 nativos, recordó que aunque las diferentes etnias que hay en el departamento han formulado sus planes de acuerdo con el Auto 004 de la Corte Constitucional, no han sido escuchados.

De acuerdo con la Corte, el plan debe cobijar a los pueblos Inga, Wounaan, Nasa, Eperara Siapidara y Embera Chamí, que hacen parte de las 34 etnias colombianas en riesgo de extinción física y cultural.

“El gobierno departamental no se ha sentado a escuchar. No se ha instalado la Mesa de Concertación a pesar de que está en un decreto y se ha hecho caso omiso a este proceso”, dijo Onogama, quien espera encontrar una solución en marzo próximo durante el Congreso de la Nación Embera.

Al evento, que reunirá a unas 7.000 personas de Colombia, Ecuador y Panamá, en el municipio de El Dovio, fueron invitados los ministros de Interior y Defensa, y el Presidente Juan Manuel Santos.

“Lo que esperamos es que se atienda a la población indígena en materia derechos humanos, educación y salud, de acuerdo con las leyes que favorecen a los pueblos indígenas. Así se lo plantearemos al Presidente”, dijo el líder embera.

También, expresó, se van a mirar los escenarios de paz que se discuten en La Habana y qué trae para las comunidades, que son víctimas directas de los actores armados.

En el Valle las prioridades de acuerdo con el Plan de Salvaguarda de los nativos son el territorio y la necesidad de programas para pervivir, la defensa de los derechos humanos, la atención para las mujeres víctima de violencia sexual, el reclutamiento forzado de niños indígenas y las amenazas y persecución a los líderes indígenas.

Luis Horacio Dagua, consejero mayor y presidente de la Organización Regional Indígena del Valle (Orivac), dijo que se trata de un proceso en el que toca seguir trabajando con la Gobernación y las entidades competentes, “la verdad es que no hay proceso establecido para el Plan de Salvaguarda de los pueblos indígenas del Valle”.

Agregó Dagua que “no hay voluntad política del Gobierno departamental y solo cuando se dan casos como el de la muerte de una bebé embera en el centro de Cali, se retoman, luego se tira y van al olvido. Es necesario avanzar”.

Carlos Perea, secretario de Asuntos Étnicos de la Gobernación del Valle, dijo que el plan es una prioridad. “Así es y lo evidencia el proyecto que vamos a ejecutar en marzo, que contempla la visita a cada resguardo en el Valle para conocer su realidad”, aseguró el funcionario.

Para Flaminio Onogama es cuestión de voluntad. “Estamos en escenarios de diálogo, para debatir y esperamos que el Gobierno departamental lo pueda hacer mediante las mesas de concertación para sentarse con las comunidades”, dijo.

Explicó que la mesa de concertación busca hacer efectivo dentro del Plan de Desarrollo Departamental actividades que reconozcan los derechos de las comunidades indígenas y la destinación de recursos. “Que estos se ciñan a los planes de vida de las comunidades para que haya garantía y transparencia frente a los recursos que haya para estos planes”.

Las comunidades advierten que si no hay avances, lo único que quedaría serían las medidas de hecho.

Wounaan y emberas esperan solución

Una solución a la situación de al menos 800 indígenas, que desde noviembre del 2014 empezaron el desplazamiento forzado hacia Buenaventura como consecuencia de los combates entre la Armada y grupos ilegales, podría empezar a definirse mañana.

La Alcaldía de Buenaventura ha propuesto la realización del comité de justicia transicional para analizar la atención para estas comunidades y su retorno.

Durante el comité, la Asesoría de Paz de la Gobernación presentará los resultados de la visita practicada a cinco comunidades en el Bajo San Juan.

Entre tanto, aún se espera qué pasará con familias emberas asentadas en el centro de Cali.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.