La paz no se construye con un modelo centralista

La paz no se construye con un modelo centralista

Gobernadores del sur del país, señalan que el centralismo los tiene asfixiados.

17 de febrero 2015 , 06:44 p.m.

Cinco gobernadores de los departamentos del sur del país más golpeados por el conflicto armado señalan que el centralismo los tiene asfixiados y que ese modelo de gobierno debe cambiar para poder construir la paz desde las regiones.

En el tema coincidieron los gobernadores de Caquetá, Cauca, Guaviare, Meta, Nariño, en respuesta al planteamiento que en ese sentido hizo ayer en Villavicencio el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

En el ‘Foro Construyendo paz desde las regiones’, organizado por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la revista Semana, Jaramillo manifestó la importancia de fortalecer las autoridades regionales para enfrentar los retos que implica la terminación del conflicto e invitó a los mandatarios a pensar desde ya en cómo se pueden construir consensos en los territorios que contribuyan a la paz.

Allí, el gobernador del Meta, Alan Jara, al cuestionar la eficacia del Estado al señalar que se hace necesario darles toda la importancia a los entes territoriales para que hagan parte del proceso y “no sean saltados como sucedió en el Caguán”.

Enseguida, el gobernador de Nariño, Raúl Delgado, afirmó que “el modelo centralista asfixia a las regiones” e impide su fortalecimiento y empoderamiento de las comunidades para poder construir paz.

El mandatario de Cauca, Temístocles Ortega, fue más contundente: “El Estado debe modernizarse, es centralista y corrupto hasta las huesos” y después dijo “El centralismo tiene secuestrada la potencialidad de los territorios”.

Mientras que la gobernadora de Caquetá, Martha Liliana Agudelo, lo explicó con un ejemplo: “El Estado tiene que ser eficaz. Caprecom tiene que pagar sus deudas, yo creo que todos los departamentos y municipios estamos sufriendo con sus deudas y Caprecom es del Estado”.

La gobernadora preguntó: “¿Cuál sería el acto de paz, de compromiso y contribución a la paz?”. Y luego respondió: “¡Que Caprecom contribuyera a fortalecer la red pública de paz!”.

No es posible –agregó– que una madre de familia tenga que transitar seis horas a caballo para dar a luz a su hijo y solo lo pueda tener acceso al servicio en una entidad privada, porque la red pública la rechaza. Y concluyó: “¡Que Caprecom pueda brindar este servicio es un acto de sensibilidad humana y de compromiso con la paz!”

 NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.