Secciones
Síguenos en:
'Corte no puede experimentar con el bienestar de los niños': Iglesia

'Corte no puede experimentar con el bienestar de los niños': Iglesia

Reiteró su rechazo a la adopción de parejas del mismo sexo y se solidarizó con U. de La Sabana.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de febrero 2015 , 06:30 p. m.

La Iglesia católica en Colombia pidió a la Corte no desestimar estudios que demuestran que la familia, compuesta por la unión de un hombre y una mujer, es el ambiente más favorable para el desarrollo y bienestar de los niños, de cara a la decisión que esta deberá tomar frente a la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

En diálogo con EL TIEMPO, el padre Pedro Mercado, secretario para las Relaciones con el Estado de la Conferencia Episcopal Colombiana, manifestó en nombre de la Iglesia su solidaridad con la Universidad de la Sabana, que en las últimas semanas ha recibido una lluvia de críticas por sus conceptos sobre esta materia, que fueron enviados a los magistrados de la Corte. Así mismo, dijo que de darse un concepto favorable, organismos vinculados a Iglesia podrían cesar sus proyectos de colaboración con el Estado en materia de adopción.

¿Se mantiene la preocupación en la Iglesia de que la Corte apruebe la adopción de parejas del mismo sexo?

La preocupación existe, pero no solo en la Iglesia católica sino en la inmensa mayoría de los colombianos que piensan que una decisión favorable lesionaría gravemente los derechos y el bienestar de los niños.

Frente a los estudios que aportan los defensores de esta medida, ¿qué dice la Iglesia al respecto?

Se ha querido presentar como una verdad científicamente probada que la adopción de parejas del mismo sexo no tiene consecuencias negativas para los menores de edad. Esa afirmación no está científicamente probada ni es incontrovertible. Existen numerosos estudios científicos que señalan lo contrario. Y existen también muchos otros que demuestran que la familia, fundada en la unión estable de un hombre y de una mujer, es el ambiente más favorable para el desarrollo y bienestar de los menores. Esos estudios también deben ser tenidos en cuenta por los magistrados, que deben juzgar con rigor y neutralidad ideológica la diversidad de datos aportados por la ciencia, decantándose por la solución que brinde a los niños las mayores garantías. La Corte no puede "experimentar" con el bienestar de los niños.

¿Entre esos aportes cabría el de la Universidad de la Sabana que ha sido tan cuestionado?

El concepto de La Sabana presenta datos aportados por reconocidos científicos y prestigiosas universidades extranjeras. Reitero que esa es una realidad que no se puede desechar sin un serio análisis. Nos solidarizamos con la Universidad de la Sabana, que ha sido sometida a un agresivo matoneo mediático, que evidencia una campaña de desprestigio contra quienes se atreven a cuestionar los intereses de la ideología de género. Son los métodos de una nueva forma de "dictadura" que ataca a quienes se atreven a pensar de una manera diversa.

¿Consideran que la Corte no ha sido imparcial en el estudio del tema de la adopción?

No me atrevería a sugerir eso porque en la Corte existen posiciones muy diferentes sobre el tema. Ahora bien, sí creo que en el proyecto de sentencia se toman como verdades incontrovertibles unos estudios científicos y se desestiman otros sin aportar argumentos de fondo. Se hace, además, una lectura poco rigurosa de la precedente jurisprudencia de la Corte en materia de familia y de adopción. Todo ello con el fin de hacer ver que una decisión favorable a la adopción de parejas del mismo sexo es la única solución compatible con la jurisprudencia y con la ciencia. Y eso no es cierto.

De darse una sentencia favorable, ¿cuál sería la respuesta de la Iglesia?

En primer lugar, seguir predicando la verdad sobre la naturaleza de la familia. En segundo, tendríamos que entrar a analizar cuidadosamente nuestra actual colaboración con el Estado en los procesos de adopción. Si no se brindan las garantías necesarias para que podamos desarrollar nuestro servicio en pleno respeto a nuestras creencias éticas y religiosas, los organismos vinculados a Iglesia podrían verse moralmente obligados a cesar sus proyectos de colaboración con el Estado en materia de adopción.

VIDA / IGLESIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.