Hombres solitarios en barras de bares, las víctimas de las 'Nanitas'

Hombres solitarios en barras de bares, las víctimas de las 'Nanitas'

Además, cada 8 o 15 días cambiaban el tono de su cabello para no ser detectadas por las autoridades.

notitle
16 de febrero 2015 , 07:56 p.m.

La presa preferida de las ‘Nanitas’, como se les conoce a Nini Johana Rey Sánchez y Jenny Fabiola Rodríguez Velásquez, señaladas de drogar a sus víctimas en bares del suroccidente de Bogotá para robarlos, eran los hombres solitarios que se habían tomado varios tragos, permanecían en la barra de la discoteca y buscaban compañía, así fuera solo para bailar.

Siempre actuaban juntas. Se acercaban a su víctima e iniciaban una conversación para generar confianza; pasado un rato, las mujeres mezclaban droga en sus vasos.

Introducían escopolamina o benzodiacepinas a las bebidas, sin importar que fuera agua o licor. En estado de indefensión, el hombre terminaba por acceder a sus peticiones. (Lea: Se disparan ataques de escopolamina en Bogotá)

Junto con un taxista, quien era su cómplice y que fue capturado en octubre del año pasado, se llevaban a la víctima a cajeros automáticos, donde lo obligaban a retirar dinero, o a su residencia, donde aprovechaban para llevarse electrodomésticos.

De acuerdo con un investigador de la Sijín de la Policía Metropolitana de Bogotá, el último de los hurtos que cometieron les dejó cuatro millones de pesos.

Fue en noviembre del año pasado, cuando retiraron dos millones en efectivo y se robaron el reloj, la billetera, el celular y demás pertenencias que portaba su víctima.

Cada 8 o 15 días cambiaban el tono de su cabello para no ser detectadas por las autoridades; mientras un fin de semana podían tener el cabello de color rubio, el próximo lo preferían morado o rojo.

Nini, de 33 años, es del municipio de Vista Hermosa (Meta), mientras que Jenny, de 29, nació en un municipio cundinamarqués. Con el paso de los años y aún sin conocerse, ambas terminaron en el barrio José María Carbonell de Bosa.

Su fachada era un local de calzado donde se desempeñaban como vendedoras. En las últimas horas, cuando salían del establecimiento fueron capturadas por la Policía, tras dos meses de seguimiento.

Los viernes y sábados, según las autoridades, las ‘Nanitas’ salían a delinquir en los sitios ubicados en el sector de la Primero de Mayo.

Aunque solo una de las mujeres se allanó a cargos, un juez decidió cobijarlas con medida de aseguramiento en centro carcelario, mientras se adelanta el proceso. Deberán responder por los delitos de hurto agravado y calificado y secuestro simple.

La Policía recomienda a los hombres, que son las principales víctimas del hurto con esa modalidad, que eviten irse con mujeres extrañas a su casa o “continuar la fiesta”. También, permanecer atentos al trago y el agua que consumen.

Si bien la Policía solo cuenta con cuatro denuncias en contra de ellas, calcula que el número de casos pudo superar los 30.

Este fin de semana, EL TIEMPO denunció el 57 por ciento de aumento en los ataques con escopolamina en la ciudad.

ALEJANDRA SERRANO
Escríbanos a aleser@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.