Cada día se reportan tres casos nuevos de cáncer en la piel en Bogotá

Cada día se reportan tres casos nuevos de cáncer en la piel en Bogotá

Los especialistas recomiendan usar el protector solar todos los días.

notitle
16 de febrero 2015 , 06:54 p.m.

Entre el 2009 y el 2013 fueron registrados en Bogotá 37.342 casos nuevos de cáncer, en un 17,5 por ciento de los cuales (alrededor de 6.534 casos) predominaba el de piel. Esto indicaría que en la ciudad a un promedio de tres personas diarias les diagnostican este tipo de patología, según informes de la Secretaría Distrital de Salud.

Para especialistas como Luis Jorge Hernández, epidemiólogo y coordinador de Salud Pública de la Universidad de los Andes,una de las causas del cáncer de la piel en Bogotá es que la población poco usa el protector solar, mientras que la radiación ultravioleta (UV) en la ciudad es alta y excede los límites señalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de tal forma que es nociva para la piel.

Precisamente, un estudio realizado por el Instituto de Meteorología y Asuntos Ambientales (Ideam), con base en mediciones de la estación que tiene en el aeropuerto El Dorado, arrojó que el índice de radiación ultravioleta (IUV) –que marca la intensidad – tiene valores promedio por encima de 7.

Este es un rango alto, dado que este índice se mide en una escala de 0 a 11, donde a mayor número, más altas son la intensidad y peligrosidad. El rango entre 6 y 7 señala que es ya una radiación elevada, dañina para la piel.

El experto de la Subdirección de Meteorología del Ideam Henry Benavides explicó que en el Distrito la radiación ultravioleta es, en general, alta durante el año, pero los meses con valores más elevados se registran entre enero y marzo (cuando se presenta la temporada seca), y de agosto a septiembre.

De acuerdo con la OMS, cada año se producen en el mundo entre 2 y 3 millones de casos de cáncer de piel no melánico. Archivo / EL TIEMPO

Y las horas críticas y dañinas son entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, y la franja horaria más peligrosa para la piel –porque la radiación UV tiene mayor intensidad– está entre las 12 del día y las 2 de la tarde, puntualizó.

“Hay que tener especial cuidado de enero a marzo, cuando la mayoría de las veces los cielos están despejados en la mañana y el mediodía, y la gente está en vacaciones y se expone más al sol. Es la época en que, precisamente, hay que tener más cuidado y usar el protector solar y la ropa adecuada para evitar el efecto de la radiación solar”, subrayó Benavides.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen en el mundo entre 2 y 3 millones de casos de cáncer de piel no melánico y aproximadamente 132.000 casos de cáncer de piel melánico. Así mismo, entre 12 y 15 millones de personas padecen de ceguera causada por cataratas, y hasta un 20 por ciento de estos casos los habría podido agravar la alta exposición al sol.

Recibir los rayos del sol en dosis pequeñas es bueno para la salud, porque estos son necesarios para la producción de la vitamina D.

Pero esa radiación comienza a ser dañina cuando se excede en el tiempo y no se protege la piel de esos rayos, manifestó Hernández.

Por ello –agregó–, en Bogotá se debe volver a los tiempos antiguos, cuando los ‘cachacos’ para salir a la calle usaban sombrero, paraguas y vestían camisa larga con cuello cerrado y saco. Ahora, a todo eso hay que agregarle el uso del protector solar para prevenir el cáncer en la piel.

Recomendaciones

-A la calle no se puede salir sin aplicarse el protector solar. Preferiblemente, use uno con factor de protección mínima del 15 por ciento (FPS 15 +).

-Busque la sombra cuando ande por la calle.

-Use ropa que no deje al descubierto los hombros y brazos. Y si no los cubre, no olvide el protector solar en esas partes del cuerpo.

-Reduzca los tiempos de exposición al sol.

-Si lo prefiere, vuelva a usar el sombrero de ala ancha, que protege los ojos, la cara y el cuello, cuando haga mucho sol.
-Evite el uso excesivo de las camas solares y las cámaras bronceadoras.

Aguaceros fundieron los dos solmáforos

Hace más de dos años y medio que en el país fueron instalados cinco solmáforos, unos aparatos que sirven para indicar la intensidad de la radiación ultravioleta (UV).

Dos de ellos fueron puestos en Bogotá: uno, en Corferias; y el otro, en la estación de TransMilenio Los Héroes, en el norte.

Pero como estos equipos funcionan con paneles solares y sensores ópticos, los aguaceros que han caído en Bogotá también los afectaron, y se fundieron.

El Ideam está arreglando los solmáforos dañados. Javier Silva / EL TIEMPO

Los solmáforos fueron instalados por el Ministerio de Ambiente y el Ideam, con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se parecen a los semáforos, porque usan bombillos de colores y cambian la tonalidad según la nubosidad e intensidad del sol, y varían de acuerdo con la época del año: el verde marca que la radiación solar es baja; el amarillo, moderada; naranja, alta; el rojo indica que es muy alta, y el morado, extremadamente alta.

En Bogotá, el color que predomina está entre el naranja y el rojo, lo que indica intensidad de radiación UV alta.

El Ideam está arreglando estos equipos y espera reinstalarlos pronto en Corferias y Los Héroes. Así, la gente podrá verificar que la radiación solar ‘está por las nubes’.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.