Documental colombiano sobre fútbol, reconocido en España

Documental colombiano sobre fútbol, reconocido en España

La producción 'Bajo el redondo cielo del mundo' recibió mención de honor en premios Rey de España.

notitle
15 de febrero 2015 , 05:04 p.m.

Pensando en cómo hacer un documental para la temporada del Mundial de Fútbol de Brasil del año pasado, Fabián Berrío Velásquez, director de programación de TeleMedellín, se ‘empeliculó’.

Y hasta lo hizo filosofar un texto de Eduardo Galeano en el libro 'Patas arriba', sobre la cancha de fútbol del estadio Zerão, en Macapá (estado de Amapá, Brasil), cuya mitad es atravesada por la línea del Ecuador.

Entonces, soñó con filmar un partido en esa cancha, en la que un equipo juega un tiempo en el hemisferio norte y los otros 45 minutos, en el sur.

“ ‘Googleé’ muchos estadios del mundo, buscando cuáles más tenían esa característica, y solo encontré, además del de Macapá, uno en Calacalí (Ecuador), cuya población está en la línea imaginaria”, dice Berrío, comunicador de la Bolivariana de Medellín.

Entonces, empezó a nacer 'Bajo el redondo cielo del mundo', como se llamó el trabajo, que hace unos días recibió una mención en el premio de periodismo Rey de España.

Así comenzó la planeación del viaje, que arrancó en Ecuador el 9 de febrero del año pasado y terminó en Brasil, el 26 del mismo mes.

De Quito y por tierra viajaron él y su camarógrafo, Esteban Rodríguez, hasta Calacalí, que está a 0°00’00’’ de latitud norte, es decir, en toda la línea ecuatorial.

“Encontramos la magia de un pueblo lleno de gente linda y muy humilde, y en el estadio, un campesino, Timo Iza, que yo creo que por el desayuno da clases de fútbol todas las tardes: a las 2 para niños de una edad, a las 3 para niños más grandes, a las 4 para niñas… Un hombre que es un apóstol, con todas las carencias, pero fanático del fútbol”, cuenta Berrío.

Con anterioridad había escrito a un supuesto equipo aficionado de Macapá, para cerrar su historia en esta población brasileña, cuadrando una cita.

A Berrío le llegó una respuesta que no le pareció muy seria. Como estaban en Leticia (capital de Amazonas), adonde se devolvieron desde Quito, se dedicaron a hacer allí más imágenes de indígenas jugando este deporte.

Por el Amazonas

De allí fueron a Tabatinga, donde grabaron a otros indígenas brasileños también practicando fútbol, y tomaron un barco que, por el río Amazonas, los llevó hasta Manaos, en un viaje de 72 horas.

“Es un recorrido en el que no lo dejan bajar a uno en ninguna parte a menos que sea su destino final, eso parece un viaje en bus. En la travesía encontramos muchos pueblos ribereños con canchas de fútbol, se hicieron imágenes de amaneceres, y se comió muy mal. El desayuno lo servían a las 5:30 a. m., el almuerzo, a las 10 a. m. y la comida, a las 5 p. m., y ninguna comida era buena”, cuenta.

“Pero íbamos detrás de un sueño y eso nos motivaba”, sigue. Y para matar el tiempo visualizaban imágenes de lo grabado.

En Manaos estuvieron cuatro días grabando en barrios populares de esta ciudad, donde tuvieron dos intentos de atraco.

Allí, Berrío miró su correo para saber si los jugadores de Macapá le habían confirmado que estarían en el estadio el día previsto, para el cierre del documental, pero no había respuesta.

Luego, dos días de barco hasta Santarem, en el estado Pará y dos más hasta Macapá, “que queda a 150 kilómetros de la desembocadura del Amazonas”.

Por fin habían llegado al lugar donde cumplirían su sueño. Un periodista y un camarógrafo colombianos estaban en el estadio cuya cancha es atravesada por la línea del Ecuador.

“Es un sitio con un calor tenaz y con nuestro poquito portugués preguntamos por los equipos de fútbol, de los que nadie dio razón”, agrega Berrío, pero dice que la gente fue muy amable.

Decidieron esperar un rato, por si llegaban, y como nadie apareció, “pues nos morimos de la risa porque nos habían engañado y yo me acordé de mis épocas de arquero, con un toque nostálgico, y así fui grabado. Era imposible quedarse para buscar equipos, porque debíamos regresar a Medellín, vía aérea al día siguiente”, en un viaje de Macapá a Brasilia, São Paulo, Bogotá y Medellín.

Una hora y 20 minutos dura esta historia que cuenta muchas historias y cuyo trabajo final de voces las hizo Berrío encerrado en el clóset de su apartamento, porque por su trabajo en TeleMedellín no tuvo tiempo de terminar esta parte en una sala de edición.

Berrío y su compañero camarógrafo no cumplieron su sueño, pero cuando el equipo de TeleMedellín vio el resultado final, Waldir Ochoa, gerente del canal en ese momento, le comentó: ‘Esto es para participar en el Rey de España’.

Fue la forma del canal público de mostrar su propio Mundial, con la mirada de quien no cumple un sueño, pero sí se gana una mención.

La premier del documental fue el domingo siguiente al inicio del mundial Brasil 2014.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.