Ibrahimovic, a favor de campaña de la ONU contra el hambre mundial

Ibrahimovic, a favor de campaña de la ONU contra el hambre mundial

Esa fue la razón por la que mostró su cuerpo lleno de tatuajes en el partido de PSG contra Caen.

15 de febrero 2015 , 01:54 p.m.

El atacante sueco de París Saint Germain, Zlatan Ibrahimovic, presentó este domingo una campaña de apoyo al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), en la que aparecerá con su cuerpo tatuado con nombres de personas que no tienen qué comer.

El delantero explicó en un acto en París que fue esta campaña lo que le llevó a quitarse la camiseta este sábado tras haber marcado un gol en el duelo de la Liga ‘gala’ que enfrentaba a su equipo contra Caen. Eso motivó que el árbitro le mostrara una tarjeta amarilla, pero el jugador la dio por buena en pos de este programa con el que pretende poner su fama en favor de la lucha contra el hambre.

"Tengo seguidores en todo el mundo. A partir de este domingo quiero que el apoyo sea para las personas que sufren de hambre, ellos son los verdaderos campeones. Así que cada vez que escuchen mi nombre, piensen en sus nombres", destacó el jugador, quien señaló que anoche llevaba 50 nombres elegidos de forma simbólica entre los más de 800 millones que padecen hambre en el mundo.

Los nombres fueron elegidos entre los que reciben asistencia del PMA en Siria, Irak, Sudán del Sur, República Centroafricana, los afectados por el ébola en Guinea, Sierra Leona y Liberia, así como en Bolivia, Camboya y la República Democrática del Congo.

Ibrahimovic indicó que el hecho de haber marcado este sábado le permitió dar más visibilidad a la campaña, aunque se ganara una amonestación.

"Para mí no hay mayor desastre que el hambre en el mundo. Si hubiera podido, me hubiera tatuado los nombres de todos los que lo padecen, pero no soy tan grande", bromeó el jugador, que precisó que los tatuajes son provisionales.

El exdelantero de Barcelona señaló que hasta ahora no se había implicado en ninguna campaña humanitaria para preservar su imagen de ‘chico malo’, pero que en este caso ha querido dar un paso al frente.

 "Es un problema que se puede resolver (...) No estoy aquí para salvar el mundo, aunque si pudiera lo haría. Pero puedo contribuir a abrir los ojos a mucha gente sobre lo que sucede en el mundo", indicó.

EFE

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.