Al señalado asesino de 4 menores en Caquetá 'se le fue la mano'

Al señalado asesino de 4 menores en Caquetá 'se le fue la mano'

Fiscal del caso dijo que se les habría pagado para asustar a la familia y no para asesinar.

notitle
15 de febrero 2015 , 01:07 a.m.

Cristopher Chávez Cuéllar, de 42 años, y Édison Vega García, capturados este sábado, son señalados por las autoridades como los responsables de la masacre de los hermanos Vanegas Grimaldo, de 4, 10, 14 y 17 años, asesinados en la madrugada del 5 de febrero.

La Fiscalía indicó que habrían cometido el crimen por petición de una persona que les ofreció, supuestamente, la propiedad que el padre de las víctimas estaba reclamando. (Lea también: Capturan a dos presuntos responsables de masacre de niños en Caquetá)

Asimismo, el fiscal del caso indicó que a Chávez Cuéllar "se le fue la mano", pues debía asustar a la familia y sacarlos del lugar, pero no asesinar a los menores.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía, señaló que Chávez Cuéllar había sido condenado a 40 años de cárcel, pero en el 2014 recuperó la libertad tras pagar solo 10.

“Se había ganado ese apodo luego de que en el 2004 fuera capturado por haber violado, asesinado y desaparecido a una mujer en Ibagué”, dijo Palomino, quien este sábado llegó a Florencia para coordinar los detalles finales de la operación, que se concretó entre la capital de Caquetá y la vereda La Esperanza. Según Palomino, este hombre “habría sido, según las pesquisas, quien ejecutó la despiadada muerte de los cuatro menores”.

En la ubicación fue clave la información que entregó una mujer, quien dijo haber sido compañera sentimental de Chávez Cuéllar. Fue ella quien lo denunció una vez lo reconoció en uno de los retratos hablados.

Una fuente en el proceso le dijo a este diario que el día de la masacre también se encontraba en el rancho una mujer de 54 años, tía de los menores. Ella dormía en la cama de los esposos Vanegas Grimaldo. No obstante la familiar de los niños resultó ilesa. Los pistoleros le habrían perdonado la vida porque sufre de retardo mental, no habla, ni escucha.

Este detalle llevó a los investigadores a determinar que los criminales conocían a la mujer y no la agredieron porque sabían de su condición mental. “Ellos solo iban por los niños. Es decir, que la única intención de ellos era la de acabar con sus vidas”, dijo la fuente.

Otra fuente cercana al caso señaló que en el barrio Buenos Aires la Policía halló en el patio de una modesta vivienda la moto en la que se habrían movilizado los presuntos asesinos. Estaba enterrada en partes a dos metros de profundidad. El vehículo había sido robado en el municipio de Acevedo (Huila).

Una pista más que resultó clave para ubicar a los responsables fue un computador portátil que los presuntos autores del crimen se llevaron del lugar y luego vendieron por 50.000 pesos en Florencia.

Investigadores dijeron que el operativo final para ubicarlos y capturarlos comenzó este sábado a las 3:15 de la tarde, cuando hombres de la Dijín y del CTI de la Fiscalía allanaron sin éxito dos viviendas del barrio El Minuto, en el nororiente de Florencia.

Unas cuadras más cerca, en el barrio Bello Horizonte, fue ubicado Cristopher Chávez Cuellar. Fue sorprendido  viendo televisión.

Vega García, que había huido del sector, fue ubicado por otra comisión de la Policía que se desplegó por zona rural de Florencia y lo encontró en la vereda La Esperanza, donde lo capturaron.

Los dos detenidos fueron llevados a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía en Florencia, donde se realizará la audiencia de imputación de cargos ante un juez. Responderán por el delito de homicidio agravado, entre otros.

En los alrededores del lugar permanecía un dispositivo de seguridad para garantizar la integridad de los detenidos.

“Con la Fiscalía continuaremos en el proceso investigativo a fin de poder revelar completamente, tanto a los autores materiales como determinadores de este crimen, que desafió a las autoridades y ultrajó a los colombianos”, dijo el general Palomino.

La Policía y la Fiscalía analizan el pago de recompensa por la información suministrada a las autoridades, que ofrecieron 70 millones de pesos a quien ayudara a identificar y ubicar a los autores de la masacre.

El crimen de los niños ocurrió en la vereda El Cóndor, o Las Brisas, cuando estaban solos en su humilde casa de madera. Sus padres, según dijeron, habían salido a Florencia a buscarles un cupo en el colegio. En los hechos, milagrosamente, uno de los niños, de 12 años, sobrevivió y fue quien alertó a los vecinos y a las autoridades de lo ocurrido.

La hipótesis más fuerte que manejan los investigadores es que la masacre estuvo motivada por líos de tierras, lo cual había sido denunciado meses atrás ante la Inspección de Policía, que depende de la Alcaldía de Florencia. Pese a eso, los hechos de disputas de las tierras –en las que había un contrapunteo de las denuncias entre la familia víctimas y vecinos—nunca se investigó porque, al parecer, no se remitieron ni a la Policía ni a la Fiscalía.

Durante la semana hubo marchas en Florencia, Caquetá, en rechazo a la muerte de los niños.  Foto: Jessica Santacruz

Frente al autor intelectual, Policía y Fiscalía trabajan en verificar las versiones de que se trataría de un comerciante que habría ordenado el múltiple asesinato para obligar a los Vanegas abandonar el predio. Allí el autor intelectual pretendía construir un paradero, un asadero de carnes y un lavadero de carros.

Está previsto que sea capturado este domingo. Para ello, las autoridades recopilaron información de familiares de esta persona, quienes residen en Armenia, Quindío.

El presidente Juan Manuel Santos, quien dio a conocer la primera captura, felicitó a la Policía vía Twitter. En días pasados le había fijado un plazo a la Policía para lograr la captura de los responsables. Ese límite se cumplía este domingo.

“Le cumplimos la orden señor Presidente (…) y se la seguiremos cumpliendo para que los colombianos tengan el país que estamos forjando: en paz, equidad y educado”, dijo el general Palomino. Señaló que el plazo fijado es, para la institución, “un espaldarazo a los esfuerzos”. “No lo interpretamos como nada distinto sino como confianza”, añadió.

La investigación de este crimen, que conmocionó al país, fue realizada por una comisión especial de la Policía y la Fiscalía, que viajó desde Bogotá. En Florencia se instaló un puesto unificado, donde el general Jorge Rodríguez, director de la Dijín, y el director Nacional de Fiscalías, Luis González, dirigieron las labores de inteligencia, recaudo de pruebas y testimonios y finalmente la captura.

LEO MEDINA JIMÉNEZ
Enviado especial EL TIEMPO
Florencia, Caquetá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.