Violencia contra los niños

Violencia contra los niños

Si no reducimos la violencia intrafamiliar, no lograremos consolidar la paz ni la seguridad.

14 de febrero 2015 , 08:41 p.m.

Dos noticias recientes nos han recordado la enorme vergüenza nacional que constituye el altísimo nivel de violencia que se ejerce en Colombia contra los niños. Y no se trata solo de horrendos asesinatos, como los perpetrados en Caquetá o en La Vega hace unos días, o del infame reclutamiento y abuso de menores por las Farc. Nuestras estadísticas sobre violencia intrafamiliar contra los hijos ponen los pelos de punta, a pesar de que la Constitución de 1991 establece que “los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”.

La Asamblea Constituyente acogió unánimemente esta norma, a pesar de que el derecho constitucional imperante no admitía jerarquías entre derechos, cuando Jaime Benítez (q. e. p. d.) nos demostró la inverosímil magnitud de los atropellos contra los niños en nuestra sociedad y la indefensión en que estaban los menores para hacer valer sus derechos. La Convención sobre los Derechos del Niño, de las Naciones Unidas, adoptó posteriormente el mismo principio, y nuestra Corte Constitucional dictaminó que cualquier ciudadano puede interponer tutelas en defensa de derechos violados de cualquier niño, incluso contra sus padres. Desafortunadamente, toda esta normativa no ha sido suficiente, como lo demuestran las cifras.

¿Por qué Colombia ostenta el lamentable título de violador de los derechos de los niños? Algunos lo consideran una expresión más del machismo y del poco respeto por la vida que caracteriza a nuestra sociedad, y que llevó a Antanas Mockus a convertir en eslogan de acción política una frase que no debería ser necesario repetir: “la vida es sagrada”.

Pero la cosa parece ser al revés. La psicología moderna sostiene que la violencia que muchos padres (y madres) ejercen contra sus hijos conduce a que estos sean violentos en su vida adulta. Según esta visión, si no resolvemos pronto el gravísimo problema de violencia intrafamiliar que nos aqueja, no tendremos nunca una sociedad en paz ni gozaremos de seguridad ciudadana.

El ICBF debería promover una gran campaña para que todo ciudadano denuncie e interponga acciones de tutela cuando se entere de violaciones de los derechos de los niños. Y los medios de comunicación y la Iglesia católica se deberían sumar a ella, tal y como alguna vez apoyaron una campaña vigorosa y exitosa a favor del desarme en Bogotá. A la Iglesia le cabe una responsabilidad especial en esta materia, pues durante mucho tiempo toleró los abusos de algunos sacerdotes contra menores de edad. Y ahora condena con vigor la pederastia, pero aún escuchamos frases como esta, ni más ni menos que del papa Francisco: “Escuché a un padre de familia decir: ‘A veces tengo que golpear un poco a mis hijos, pero nunca en la cara, para no humillarlos’. ¡Qué lindo!, pensé, él tiene sentido de la dignidad”. ¡!

* * * *

El Plan de Desarrollo 2014-2018. El proyecto tiene aspectos muy positivos. Recoge la apuesta por la educación que lanzara el Presidente en su discurso de posesión, aunque no provee todos los recursos e instrumentos necesarios para ganar esa apuesta. Ojalá esto se corrija en su trámite. Innovadora la sección sobre convergencia regional, en la que se ha venido especializando Planeación Nacional.

Pero resultan optimistas sus proyecciones de crecimiento económico (véase mi anterior columna) y también, en consecuencia, las de financiamiento del plan de inversiones. Confía demasiado en que las 4G y el efecto benéfico de la devaluación sobre la industria y la agricultura serán suficientes para compensar los impactos de la caída del petróleo. Uno desearía ver más urgencia en la agenda de competitividad y calidad de la educación, que son las claves del crecimiento.

Guillermo Perry

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.