La política educativa y el mercado

La política educativa y el mercado

Las becas universitarias para estudiantes de bajos ingresos han despertado una valiosa discusión.

notitle
14 de febrero 2015 , 08:41 p.m.

Moisés Wasserman revivió la discusión pública sobre política educativa con posiciones que pueden dar lugar a un debate muy productivo (EL TIEMPO, 6-2-2015). Es conveniente que los interesados en educación y los que conocen los problemas y desafíos del sector pongan de su parte para mantener viva la discusión y no depender exclusivamente de los gobiernos para la generación de ideas, la identificación de dificultades y de soluciones.

Wasserman concede que las 10.000 becas para estudiantes de bajos ingresos que han demostrado un alto desempeño académico son una contribución positiva y hace la salvedad de que no puede pensarse que con eso basta, o que esa es la política educativa. Indiscutiblemente, estas salvedades son válidas, pero no les quitan valor a las becas. Estas han causado inquietudes, en primer lugar porque los estudiantes han escogido aprovecharlas en universidades privadas y no en las públicas. Esto es natural, porque las que les estaban vedadas por razones económicas eran las privadas. Pero, además, porque la duración de los estudios en ellas es menor y porque no están sujetas a la interrupción de clases, que es común en las públicas. También, porque los graduados de algunas de las universidades privadas más prestigiosas obtienen los mejores salarios de ingreso al mercado laboral.

Otra crítica que se ha repetido en medios de comunicación es que las becas les quitan oportunidades a jóvenes que pueden pagar por su matrícula. Eso no es cierto, pues las becas contribuyen a acelerar el crecimiento de esas universidades y dejan cupos libres en las buenas universidades estatales. Pero si fuera cierto, no es algo que atenta contra la justicia distributiva.

Otro tema delicado es si las universidades públicas deben o no cobrar matrículas, por lo menos para cubrir sus costos. Moisés Wasserman siempre ha defendido la tesis de que esta educación debe ser gratuita, pero hay argumentos a favor de cobrar porque los títulos universitarios generan rentas vía salarios más altos. Sin embargo, hay que conceder que sería mejor cobrarles esta matrícula cuando se gradúen, pero es muy difícil cobrarla.

Otro tema que debe ser objeto de amplísima discusión y de decisiones de gobierno y de la comunidad es qué se enseña en las universidades y qué en otras instituciones educativas. En la actualidad hay una falla en el mercado laboral de tecnología informática (TIC) que ilustra muy bien este problema. Se trata de la demanda y la oferta de codificadores de alta calidad. La presidenta de Fedesoft, gremio de desarrolladores de software y de aplicaciones electrónicas, que consta de 1.600 empresas, con ingresos anuales de 5,9 billones de pesos, y salarios promedio de 7.500 dólares mensuales en Colombia, se queja de que no hay suficientes candidatos competentes para llenar los puestos para desarrolladores de código que generan estas empresas. Ellas se quejan de tener que contratar ingenieros de sistemas para emplearlos como programadores, y los ingenieros se lamentan de que los ponen a hacer tareas para las cuales están sobrecapacitados (El Espectador, 12-2-2015, pág. 12).

Los jóvenes y adultos que podrían capacitarse para llenar este vacío no saben que existe esa demanda insatisfecha, y tanto ellos como sus padres no conocen el potencial y la capacidad para generar ingresos que se derivan de ese entrenamiento, que se puede hacer en mucho menor tiempo que una carrera de ingeniería de sistemas. En el extremo, lo pueden hacer en nueve o doce semanas si se matriculan en los autodenominados campamentos de desarrollo (‘Dev Boot Camps’) de Silicon Valley o San Francisco.

Rudolf Hommes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.