'Vamos a hacer todo para cumplirles': directora de Colciencias

'Vamos a hacer todo para cumplirles': directora de Colciencias

Yaneth Giha habla del programa 'Es Tiempo de Volver'. De los 140 beneficiarios 6 declinaron.

notitle
14 de febrero 2015 , 07:20 p.m.

En diálogo con EL TIEMPO, Yaneth Giha, directora de Colciencias, respondió inquietudes sobre los beneficios del programa, reconoció que la entidad pudo actuar con mayor celeridad y dejó claro que nadie se va a quedar sin lo que le corresponde.

Pese a esto, no se comprometió con una fecha para que los beneficiarios inicien labores, pues explicó que Colciencias firma con la entidad que los contrata y esta a su vez hace uno con los beneficiarios. “El tema, una vez firmamos con las entidades, queda en manos de estas”, señaló. De acuerdo con la entidad, de los 140 beneficiarios 6 declinaron y con dos no se han iniciado los trámites. (Lea también: De cerebros fugados a cerebros desencantados)

¿Cuál es el trámite que ha frenado el proceso?

Creo que no hay trámites frenados, los contratos están firmados o casi firmados con la entidad receptora y estas han hecho lo propio con los beneficiarios. Estamos agilizando. Hemos sufrido por cada una de las personas que no hemos logrado hacer que estén trabajando. Le he pedido a mi equipo agilizar, pero como van hoy las cosas podemos decir que está muy avanzado.

¿La firma de los convenios, que es el primer paso, ya está lista?

Tenemos gestionado más del 95 por ciento de los esos convenios. Los que ya están firmados corresponden a 91 beneficiarios. Eso reúne a varias entidades. Pendiente de firma pero que ya están gestionados y negociados, es decir que solo falta que la entidad firme y nos lo envíe, 20 personas. En elaboración de minuta son 21 casos.

¿Por qué no se envían todos para agilizar?

No se puede porque cada entidad recibe un número de personas diferente, que van a cumplir labores distintas. Además, hay universidades que tienen cláusulas distintas. No podemos hacer un contrato estándar. Por ejemplo, con la Universidad Nacional se decidió un contrato tripartito, entre Colciencias, la universidad y el beneficiario. Otras universidades, como Los Andes, firman solo con Colciencias, y luego con el beneficiario. Una vez han firmado, cada universidad llama al beneficiario para que haga lo mismo.

Además de los retrasos, ¿hay riesgo de que se caigan los contratos que faltan?

No vamos a abandonar a las personas que están llegando al país. A los beneficiarios tenemos y vamos a hacer todo para cumplirles hasta el final. Seguramente hubo demoras, pudimos ser más ágiles, de hecho es lo que hemos intentado solucionar desde el comienzo, pero nadie se va a quedar sin lo que le corresponde.

Usted heredó el programa 'Tiempo de volver' de la anterior administración, ¿respalda esta iniciativa que ha empezado con tantos tropiezos?

Me parece que el concepto del programa es maravilloso y ojalá de alguna manera podamos seguir trabajando con programas de este tipo en el futuro.

La escasa comunicación con los beneficiarios ha sido una de las quejas, ¿esto se ajustó?

Es un tema que tenemos que reconocer, nos faltó más comunicación permanente. Algunas personas enviaban correos y se les demoraba varios días en contestar. Es un tema al que le hemos puesto pare. Cuando me escriben, yo misma respondo rápidamente y todo el equipo está en la misma disposición. Hemos enviado comunicados, recientemente hemos bajado la cantidad de comunicados porque no ha habido novedades.

También han manifestado falta de respeto de parte de su equipo…

Lamento mucho que se hayan presentado situaciones o planteamientos como los que se hicieron en la reunión y yo misma hablé con el equipo cuando me enteré, y hemos tratado de corregir eso. Claramente la actitud debe ser de ayudar a las personas que llegan a Colombia, de ofrecerles lo mejor que podamos y ser unos aliados en su proceso de vuelta al país.

Con todo lo sucedido la credibilidad en Colciencias ha quedado en entredicho…

Haremos todo lo que podamos para que no se pierda el ánimo, trazaremos correctivos para que la credibilidad de este y muchos programas crezca. Queremos que los investigadores colombianos sepan que Colciencias es una entidad que los valora y que entiende que sin ellos no se puede avanzar en la producción científica nacional.

Los seleccionados dicen que se han modificado algunos beneficios. En cuanto al dinero, ¿pueden estar tranquilos que les pagarán lo que es y cuando es?

Nosotros firmamos el contrato con las entidades y ahí queda establecido que les damos los 6 millones de pesos (salario), más lo correspondiente a salud y pensión, más lo correspondiente a un seguro de vida. Así queda en el convenio. Adicionalmente quedan 10 millones de pesos, que son los gastos de instalación.

¿Son hasta 10 millones?

De hecho se resolvió esa. Colciencias sacó un concepto resolviendo que son 10 millones, que incluye instalación y tiquetes. Está en los términos de referencia que Colciencias usó en su momento para sacar la convocatoria y que son los mismos desde cuando se lanzó esta convocatoria.

¿Y los beneficios tributarios?

Hay una ley de beneficios tributarios que tiene el país hace muchos años en la que una empresa o centro de investigación puede presentar un proyecto de ciencia, tecnología e innovación y este accede a los beneficios. Lo que les hemos dicho es que para hacer uso de esta ley los podemos acompañar para que sepan cómo se presentan los proyectos.

¿Habrá acompañamiento para facilitar la instalación en el país?

Muchos tienen familia acá y se organizaron. La semana pasada alguien nos pidió ayuda con Cancillería para poder nacionalizar sus cosas y lo ayudamos. En el caso que nos han ido pidiendo hemos hecho los contactos para que la gente pueda resolver sus necesidades en cada caso.

Una cláusula incluye una penalización si no cumplen con los objetivos de sus investigaciones, lo que les obliga a devolver los ingresos de 2 años. ¿Se mantiene?

Cuando firmamos los convenios con las entidades estas tienen su propia autonomía para decir cómo firman los contratos con los beneficiarios. Les hemos sugerido que en la medida de lo posible no pongan esas condiciones, pero hay que recordar que es un contrato que ellos firman con la persona. Ahí imperan los procedimientos de las entidades. En muchos casos no se han planteado las penalidades, en otros sabemos que sí y de alguna manera tenemos que respetar lo que la entidad decida es lo mejor para ella.

NICOLÁS CONGOTE
Redacción EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.