Amelie Mauresmo, la dama de hierro del tenis

Amelie Mauresmo, la dama de hierro del tenis

La francesa es la entrenadora del tenista Andy Murray, quien es actualmente número 4 de la ATP.

notitle
14 de febrero 2015 , 05:51 p.m.

En junio del año pasado, y tras haber roto su relación laboral con el checo Ivan Lendl, con quien había conseguido hasta ese momento sus mejores logros deportivos, el escocés Andy Murray despertó al mundo del tenis con la noticia de la vinculación de la francesa Amelie Mauresmo como su nueva entrenadora.

Las razones de su decisión poco fueron expuestas. Murray buscaba cambios, y Mauresmo le brindaba lo que él necesitaba.

La francesa, ahora de 34 años, exnúmero uno del tenis mundial y excampeona del Abierto de Australia y Wimbledon, ambos en el 2006, además de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas-2004 y el Master Femenino en Los Ángeles en el 2005, asumía el difícil reto.

Mauresmo quiso encontrar una explicación a cómo encaja en un hombre el ser entrenado por una mujer. “Creo que en temas generales, tanto en el tenis como en la vida en general, para un hombre es difícil interpretar la mente de una mujer. Hay una diferencia en la lógica que tienen hombre y mujer. También creo que el deporte es una disciplina predominantemente masculina. Aparte de eso, no puedo dar otra explicación”, señaló en su momento.

Pero para sorpresa, Murray no es el único tenista al que ha entrenado Mauresmo. En el pasado, la jugadora, quien alcanzó en su carrera 25 títulos (con una marca de 545 partidos ganados por 227 perdidos), también entrenó, específicamente en césped, a su compatriota Michael Llodra.

“Mucha gente me criticó por estar trabajando con ella (Amelie Mauresmo), y hemos demostrado que las mujeres pueden ser muy buenas entrenadoras. Le agradezco a Amelie por esto; fue una decisión valiente de ella trabajar conmigo. Espero poder devolvérselo con títulos”, dijo Murray, hoy cuarto de la ATP.

Pero para Andy tampoco es desconocido trabajar con mujeres, pues su mentora y entrenadora en sus primeros años fue precisamente su madre, Judith Murray, quien actualmente ocupa el cargo de capitana del equipo de Copa Federación de Inglaterra, el mismo trabajo que paralelamente realiza Mauresmo con el equipo francés, el cual recientemente se clasificó a la semifinal del torneo femenino más importante por países, tras derrotar en una gran confrontación a Italia en la primera ronda del Grupo Mundial. En abril próximo enfrentará a las campeonas defensoras, las mujeres de República Checa, nuevamente en condición de visitante, por un cupo a la final, situación en la que no está el equipo ‘galo’ desde el 2004, cuando perdió la final frente a las rusas.

Junto a Mauresmo, Murray ha logrado los títulos de los ATP 250 de Shenzhen (China) y de Viena (Austria), así como del ATP 500 de Valencia (España) y la final del pasado Abierto de Australia, en la que, tras un muy reñido juego, cayó frente al serbio Novak Djokovic.

“Andy me dijo antes de iniciar mi trabajo que su misión es ganar de nuevo un título de Grand Slam, y en eso trabajamos todos los días. La verdad es que creo que estamos muy cerca de lograrlo de nuevo”, señaló.

Otros casos

Pero el caso de la extenista francesa no es el único dentro del circuito masculino. Dentro del ‘top-100’ del escalafón de la ATP hay otros jugadores que han apelado a los servicios de mujeres para lograr buenos resultados.

Uno de los casos es el del kazajo Mikhail Kukushkin, 58 de la clasificación y quien trabaja junto a Anastasia Kukushkina, no solo su entrenadora sino también su esposa. En su carrera se destaca el título en el 2010 en San Petersburgo (Rusia).

También aparecen los casos del uzbeko Denis Istomin, actualmente 64 de la ATP y quien es entrenado por su mamá Klaudiya, quien está a su lado desde los 16 años, cuando Denis sufrió un accidente de tráfico que lo dejó tres meses en un hospital. Ella fue su gran apoyo, y desde entonces se hace cargo de su trabajo dentro de las canchas. El mismo caso vive el estadounidense Donald Young (67 ATP), también entrenado por su mamá Illona Young.

Pero el caso que convulsionó el tenis fue el nombramiento de Gala León como capitana del equipo español de Copa Davis, el año pasado.

ANDRÉS BOTERO B.
Redactor EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.