Desconfianza: un misil contra la paz en Ucrania

Desconfianza: un misil contra la paz en Ucrania

El cese al fuego que entró en vigor este domingo en el este de Ucrania parecía ser respetado.

notitle
14 de febrero 2015 , 05:50 p.m.

Los acuerdos firmados el jueves en Minsk entre Alemania, Francia, Ucrania y Rusia deberían acallar las armas en el este de Ucrania, pero Europa desconfía.

Esta semana, durante la cumbre europea de Bruselas, los dirigentes de las instituciones europeas dejaron ver su desconfianza hacia el presidente ruso, Vladimir Putin, al que piden hechos y no palabras, y al que exigen que controle a los separatistas prorrusos.

Los acuerdos contienen los siguientes puntos: el alto el fuego debe entrar este domingo en vigor, Ucrania debe retroceder las armas pesadas desde la actual línea del frente y los prorrusos, hasta la línea de septiembre pasado, cuando se firmaron los primeros acuerdos.

A partir de ahí, Ucrania reformaría su constitución para dar cierto grado de autonomía a las regiones del sureste –de población mayoritariamente rusófona–, amnistiaría a los combatientes rebeldes y desbloquearía la gestión económica de esa zona.

Ambas partes harían entonces un intercambio de prisioneros y permitirían la entrega de ayuda humanitaria. Antes de final de año, las regiones prorrusas organizarían elecciones locales, saldrían todos los combatientes y equipamiento militar extranjero y Ucrania recuperaría el control total de su frontera con Rusia bajo la vigilancia de la Osce.

Todo este calendario podría quedar en el papel si hoy las armas siguen imponiendo su ley. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo el jueves: “Nuestra confianza en la buena voluntad del presidente Putin es limitada”. Europa mantendrá las sanciones y las reforzará si no se cumplen los acuerdos. La canciller alemana, Angela Merkel, se marchó de Bruselas diciendo: “No nos hacemos ninguna ilusión”.

Igor Sutyagin, especialista en política exterior rusa y relaciones de Rusia con Occidente del Royal United Services Institute de Londres, cree que el acuerdo pone muchas obligaciones a Ucrania y ninguna a Rusia.

Este experto es pesimista porque Rusia sigue diciendo que no tiene ninguna responsabilidad en el conflicto, “por lo que los prorrusos seguirán empujando”. Sutyagin cree que el gran ganador de los acuerdos es Putin, pero que al menos Merkel ahora sí le dejó clara la situación: “Si Putin ahora la engaña, ella no volverá. Merkel le dijo a Putin que aprovechaba esta oportunidad o tendría que verse con los estadounidenses, a los que Alemania apoyará”.

Balázs Jarábik, analista del Carnegie Moscow Center, estima que los europeos “eran la única parte interesada en congelar el conflicto en el Donbass”.

Este experto cree que el acuerdo sí pone las bases para la paz, pero hay cuestiones que generan dudas “como la verdadera voluntad de rusos, ucranianos y líderes separatistas de implementar los mecanismos necesarios para acabar el conflicto”.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Bruselas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.