Renuncias evidencian crisis en gobierno de Ollanta Humala

Renuncias evidencian crisis en gobierno de Ollanta Humala

Su esposa, Nadine Heredia, afronta dos investigaciones preliminares por lavado de activos.

14 de febrero 2015 , 05:49 p.m.

A la crisis que enfrenta el gobierno del presidente Ollanta Humala por las investigaciones de su esposa, Nadine Heredia, por lavado de activos y tráfico de influencias, se sumaron esta semana la renuncia de otro congresista al partido oficialista Gana Perú, y la del asesor jurídico del mandatario peruano.

Tras confirmarse la dimisión del legislador Rogelio Canches, los oficialistas se quedaron con 33 representantes en el Congreso, una cifra que representa dos menos que los que tiene el fujimorismo. La dimisión de Canches –que anunció que se integrará a la bancada opositora Unión Regional, conformada por seis congresistas– ocurre dos semanas después de la renuncia a la bancada oficialista del congresista Daniel Abugattás, quien afirmó que la bancada oficialista ha sufrido “una merma clara”, al haber pasado de ser la primera fuerza en el Congreso en el 2011, con 45 congresistas, a los 33 de la actualidad. (Lea también: Las investigaciones que tienen en jaque a la primera dama de Perú)

Por otro lado, la dimisión del asesor jurídico del presidente Humala, Roy Gates, fue aceptada por el Gobierno a través de una resolución suprema de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) publicada en el diario oficial El Peruano.

Y aunque no se especificaron los motivos de la renuncia de Gates, se conoce que el exasesor es investigado por una presunta interferencia política en una investigación contra el empresario Martín Belaunde Lossio.

La investigación comenzó a raíz de una denuncia hecha por la exprocuradora Anticorrupción Yeni Vilcatoma tras reunirse con él y con el ministro de Justicia, Daniel Figallo.

Vilcatoma considera que Gates pudo ofrecer información privilegiada a miembros del Partido Nacionalista, presidido por Humala y su esposa, después de esa entrevista. Según Vilcatoma, Gates y Figallo mostraron “un interés excesivo” por conocer la situación de Belaunde Lossio en la investigación del caso La Centralita, una oficina desde donde se ejercía un presunto espionaje a opositores políticos del entonces presidente regional de Áncash, César Álvarez.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*Con EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.