Brad Pitt vuelve a la guerra en 'Corazones de acero'

Brad Pitt vuelve a la guerra en 'Corazones de acero'

El actor regresa al cine bélico con 'Corazones de hierro', enmarcada en la Segunda Guerra Mundial.

notitle
14 de febrero 2015 , 04:52 p.m.

En el ocaso de la Segunda Guerra Mundial, un aguerrido (y guapo) sargento asume una misión suicida al frente de una tripulación de cinco hombres que deben adentrarse en las líneas enemigas, en territorio de la Alemania nazi. Lo hacen a bordo de un tanque M4 Sherman estadounidense, inferior técnica y militarmente a los carros de combate alemanes, los llamados Panzer. Es abril de 1945 y los Aliados hacen su último esfuerzo para acabar la guerra. El sargento se llama Don ‘Wardaddy’ Collier y tendrá que sortear una trampa mortal que no augura un final feliz.

Fury (Corazones de hierro) supone el regreso al cine bélico de la superestrella de Hollywood Brad Pitt, conocido también por formar esa peculiar familia junto a la igualmente estrella Angelina Jolie. La última incursión de Pitt en este capítulo de la historia había sido en Bastardos sin gloria (2008), de Quentin Tarantino.

En el reparto aparecen al lado de Pitt Shia LaBeouf, Logan Lerman (el más joven de la tropa), Michael Peña, Jon Bernthal, y Jason Isaacs. Fury fue escrita y dirigida por David Ayer, responsable de títulos como Harsh Times (2005) y Reyes de la calle (2008), entre otros, así como guionista de Training Day (2001). Esta película, según Ayer, es un primer plano de los horrores de la guerra contado desde el interior de un tanque.

EL TIEMPO habló con Brad Pitt sobre esta nueva experiencia cinematográfica. La cinta se estrena el jueves en Colombia.

Su personaje es un soldado norteamericano que tiene ascendencia alemana...

Tengo muchos amigos alemanes y he tenido innumerables conversaciones sobre esa importante época de la historia en la que todo un pueblo estuvo atorado en una ideología. La película trata los traumas y la afectación sicológica que supone ver los horrores de la guerra.

Habla alemán muy bien en la cinta...

No lo hablo fluidamente, pero es un idioma que encuentro muy fascinante y hermoso, especialmente cuando se habla suave: suena muy musical para mí, algo que no todo el mundo siente igual.

¿Cómo fue su preparación para este personaje?

Tuve la oportunidad de sentarme con varios veteranos de guerra que estuvieron allá y vivieron batallas como la de Bulge y otras menos conocidas. Es interesante saber que nuestros tanques no eran muy superiores a los de la división Panzer alemana, los que podían pasar fácilmente en medio de los de los aliados. Enviar un gran número de soldados y tanques significó que mucha gente muriera en esas batallas de manera horrible. Hacia el final de la guerra, las fuerzas aliadas y norteamericanas enviaron prácticamente niños sin experiencia, como ocurre con el personaje que interpreta Logan Lerman. Toda la información que me dieron los veteranos que compartieron sus historias conmigo fue vital para poder crear mi personaje mucho mejor.

Las secuencias dentro del tanque son muy impactantes.

David Ayer logró algo que pocas veces se ve en cine, y es hacer real y creíble el ambiente dentro de un tanque de guerra; cómo una tripulación tiene que estar en acción en medio de la batalla. La claustrofobia combinada con la adrenalina que se vive en el fuego cruzado es algo que se quiso mostrar claramente, y la logística de las cámaras fue muy precisa para alcanzar ese objetivo. Los tanques de guerra no se hicieron para ser máquinas cómodas desde ningún punto de vista. Se necesitaba ser muy cauteloso hasta para abrir los compartimentos del tanque, pues los soldados podían perder los dedos. Son máquinas complicadas de manejar.

¿Se ha imaginado como soldado de guerra?

Hay muchos factores que hacen que durante meses uno trate de pensar cómo sería vivir realmente en una situación de guerra. Y es difícil tratar de llevarlo a la pantalla de una forma que sea realista y al mismo tiempo respetuosa con las tropas que representamos en la historia. Como dije antes, conversar con veteranos de guerra me sirvió para asumir a un soldado de batalla de una forma coherente. Ellos hicieron un plano exhaustivo de la fatiga mental y física, el frío, el hambre y lo que significa para la mente ver la muerte y el horror a diario. No es nada fácil para ningún ser humano tener que vivir en esas circunstancias, pero igual millones tuvieron que sufrirlo.

Lo que dice la crítica

“Brad Pitt sigue viéndose increíble a los 50 años con la camiseta por fuera; él tiene un gran carisma para interpretar a un audaz soldado, con coraje asesino y una veta de humanidad”.
Time Magazine

“Corazones de hierro es, literalmente, de esas películas viscerales sobre el horror de la guerra. Lo cual la convierte en lo que un filme de combate debería ser”.
The New Yorker

“Aunque las orgías de violencia están orquestadas con una precisión truculenta, no terminan de convencer ni van más allá de lo que ya se sabe. La guerra es un infierno. Mensaje recibido”.
Entertainment Weekly

“Escrita y dirigida con la habilidad y el corazón sensible del director David Ayer, ‘Corazones de hierro’ rescata los sentimientos de un hombre en combate”.
Rolling Stone

“Brad Pitt hace una versión aguada de su personaje de ‘Bastardos sin gloria’ en esta decepcionante historia de la tripulación de un tanque en la Segunda Guerra Mundial”.
Variety

MARIO AMAYA
Para EL TIEMPO
Los Ángeles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.