Florencia sigue clamando justicia por la muerte de los niños

Florencia sigue clamando justicia por la muerte de los niños

Autoridades siguen buscando a responsables, mientras que comunidad está interesada en colaborar.

notitle
14 de febrero 2015 , 10:54 a.m.

En Florencia, Caquetá, se vive en esta mañana de sábado una tensa calma. La mayoría de sus habitantes lograron dormir pocas horas. Este sábado, hasta las 2 de la mañana una multitud estuvo ubicada a la entrada de la URI, en donde ha sido instalado el Comando Unificado.

Se cree que es allí donde serán llevados los tres hombres involucrados en el asesinato de los cuatro niños de la vereda Las Brisas, también llamada El Cóndor –por la empresa constructora que hizo la vía que pasa por allí–.

Muchas de las personas que han estado horas y horas gritando ¡Justicia! ¡Justicia!, la noche anterior, tuvieron que buscar refugio tras el aguacero que cayó sobre la población.

La lluvia bajó la temperatura, que llegó a los 32 grados, pero no minó el deseo que tienen todos de ver tras las rejas a los responsables de la muerte de los hermanitos Vanegas.

Uno de los detectives de la Dijín, quien viajó desde Bogotá junto a otros 29 policías, ha salido varias veces a la entrada. Siempre, con una palabra de aliento. Lo último que dijo fue que la “investigación va por buen camino. Las cosas han ido lentas, pero a paso firme”.

Esto lo confirmó el general Jorge Rodríguez, director del organismo investigador, quien ha dicho que se están trabajando sobre información suministrada por fuentes humanas.

Hoy los investigadores están analizando una fotografía que trajo a las autoridades un ciudadano. Es uno de los muchos interesados en ganarse la recompensa que ofreció el Gobierno, de 70 millones de pesos, para quien dé información que permita aclarar el paradero del autor de la masacre del pasado 5 febrero, en la que murieron baleados cuatro inocentes menores.

La persona que está en la foto tiene puesto un sombrero, es delgado. Sus facciones se asemejan a uno de los del retrato hablado que esta semana dio a conocer la Fiscalía.

Asegura esta persona, según una fuente cercana a la investigación, que se trata de un asesino, con varias anotaciones en los archivos de la justicia. Quienes vieron la foto coincidieron en afirmar que se trata de un sicario. Este retrato se convierte en un nuevo eslabón de las pesquisas.

La hipótesis más fuerte que está circulando entre miembros de las autoridades en Florencia es que el autor intelectual de la masacre es un comerciante, residente en esta capital, quien ordenó el múltiple asesinato, para hacer salir a los Vanegas del predio. La razón, tenía planes de construir en ese punto un paradero, un asadero de carnes y un lavadero de carros.

Debido a que el señor Jairo Vanegas, padre de los menores asesinados, se negó ante un ofrecimiento económico, este decidió agredir a sus pequeños.

Ni Dijín ni Fiscalía desechan las conjeturas que se tejen en torno a este hecho.

Continúa la espera del pronunciamiento oficial, de que cómo van las averiguaciones y si se podrá cumplir con el plazo establecido para el domingo por el propio presidente Juan Manuel Santos para que las autoridades den resultados positivos.

LEO MEDINA JIMÉNEZ
Periodista El Tiempo
Justicia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.