La bolivariana, una 'revolución' que acosa a la prensa en Venezuela

La bolivariana, una 'revolución' que acosa a la prensa en Venezuela

Medios de ese país han sido perseguidos y asfixiados por parte del Gobierno desde hace varios años.

notitle
13 de febrero 2015 , 07:53 p.m.

No importa cuántos medios integran el sistema público –más bien oficial, totalmente plegado a la visión de la revolución–, en Venezuela se trata de que las noticias que afectan al más alto poder político no se sepan, lleguen tarde, mal o censuradas.

Pero el control que ejerce el Gobierno a través de sus instituciones no afecta a la prensa extranjera, donde termina publicándose todo aquello que localmente no se puede controlar.

El último y más contundente mazazo: la denuncia de un cercano ayudante del fallecido presidente Hugo Chávez –el capitán de corbeta Leamsy Salazar– de que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, es el líder de la organización militar que estaría detrás del narcotráfico en el país, el ‘cartel de los Soles’.

La información fue publicada por el diario ABC de España y en pocas horas confirmada por las autoridades estadounidenses. Salazar, que tras la muerte del ‘comandante supremo’ fue asignado como escolta de Cabello, huyó con su familia primero a Madrid y luego a Washington para cooperar con la DEA.

Cabello es nada más y nada menos que el segundo hombre más poderoso de Venezuela, incluso se estima que el de Maduro es una especie de cogobierno que se sostiene sobre sus hombros y los del afilado militar que preside el Parlamento. La lógica publicación de la historia –que apenas comienza– de Salazar en la prensa local no solo generó el clásico estupor de la opinión pública sino la ira del implicado.

“En el legítimo derecho de mi defensa, este humilde soldado, como yo no persigo a nadie, no asesino a nadie, ni desaparezco a nadie, a mí no me queda otra cosa que el instrumento de la ley para defenderme”, dijo Cabello.

Pero la defensa no es contra Salazar o sus alegatos, en el espacio debido de una corte. La defensa a la que alude es contra los diarios El Nacional, TalCual y el portal LaPatilla.com, algunos de los medios que se hicieron eco de los datos publicados por ABC.

“Ya firmé el poder a mi abogado aquí y afuera; aquí para los dueños y directivos de El Nacional, La Patilla y TalCual, tendrán que mostrar con pruebas lo que salió sobre mí en los periódicos”.

El problema no es el mensaje entonces, es el mensajero y quien debe rendir cuentas las exige en un nuevo y claro amedrentamiento a la prensa local.

Nuevo porque los tres medios aludidos ya tienen experiencia con la rabia revolucionaria. El más de todos, TalCual, que en sus 15 años de existencia ha transitado –y algunas todavía– siete demandas en su contra, una de ellas formulada por el mismo Cabello contra toda su directiva por lo que publicó un columnista de opinión.

Otra demanda mantiene congelados los activos y las cuentas del director del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, cuando su demandante, el exalcalde metropolitano Alfredo Peña es prófugo de la justicia y está fuera del país. Y LaPatilla.com está dirigido por Alberto Federido Ravell, expresidente de Globovisión cuando ese canal de noticias afrontó al menos ocho procesos judiciales, decenas de revisiones administrativas y hasta el decomiso de sus equipos de transmisión en vivo.

Todo en tiempos de ‘revolución boliviariana’. Quedaron como historia antigua los intentos de censura de gobiernos como el de Jaime Lusinchi, que enviaba censores a los diarios (con un triste crayón rojo allá por los años 80) o por unos meses restringió a los periódicos los dólares para papel periódico.

El rojo del crayón ahora es el Poder Judicial venezolano y sus tribunales, además de capitales desconocidos que se han encargado de comprar medios otrora independientes –como El Universal o Globovisión– para torcer su línea editorial y endulzar las plumas a favor del Palacio de Miraflores.

Ya las presiones de todo tipo lograron quebrar el funcionamiento del diario TalCual, que a partir del 27 de este mes se convertirá en semanario tras años de asfixia judicial y económica.

Denuncian agresión de encapuchados a Leopoldo

Militares encapuchados y fuertemente armados irrumpieron el jueves en la noche en la celda del opositor venezolano Leopoldo López con el objetivo de intimidarlo y castigarlo. Así lo denunció la esposa de López, Lilian Tintori, en su cuenta de Twitter y lo reafirmó este viernes Human Rights Watch, que aseguró que “los militares destrozaron sus pertenencias, lo agredieron y se lo llevaron por la fuerza a una celda de castigo donde permanece aislado, sin acceso a su familia ni a su abogado”. En el lugar también se encuentra el exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.