Una coronación por lo alto, la de la Reina del Carnaval

Una coronación por lo alto, la de la Reina del Carnaval

Cristina Felfle Fernández presentó la puesta en escena 'Realismo Mágico' y prendió la fiesta.

notitle
13 de febrero 2015 , 01:55 a.m.

El desborde de música que significó la Coronación de la Reina del Carnaval, Cristina Felfle, se presagiaba desde temprano.

Diez minutos antes de las 8 p.m., Alejandro Palacio dio el primer anuncio con una presentación vallenata de media hora, antes de darle paso al popurrí musical de La Nómina del Pin.

Pero el verdadero 'Realismo mágico' empezó a las 9:20 de la noche, cuando las carrozas comenzaron a construirse sobre las pantallas led dispuestas en el escenario y la vida dancística llegó junto a unos obreros de azul y amarillo, con plumas, flores, pinceles y pétalos, el inicio de una Creación sin igual: el vestido de Su Majestad Cristina Felfle Fernández de Castro.

Ella, reina y señora, arribó al escenario sobre una plataforma vestida de una larga pollera, el inicio de un idilio con la cumbia en la tarima del Romelio Martínez.

"Cristina ven...prende la vela". Ella llegó porque el mapalé la llamó. Una clase magistral de movimientos.
Siguió el encanto con lo negro y se hizo Palenque, con una Cristy muy blanca con su vestuario, que repartió alegría -literalmente- en el escenario y se unió a las morisquestas del son de negro.

"Buenas noches presidente"... el llamado de los garabatos; "¿De qué me disfrazaré?" Pues de Mohicano, con el Rey Momo, el invitado especial del 'show'.

Un 'Te olvidé' eléctrico y electrónico fue el pretexto pa’ que Cristy bailara con 'La punta el pie' y, un mix de bugalú.
Ahí sí 'espelucó' la cosa, con electrónica a bordo para subirle la 'Adrenalina' al espectáculo.

Plumas, tocados, brillo y destellos

La fantasía se desplegó en el escenario en el segmento que recordó a las verbenas y la terapia pegajosa.

Corrió Cristina a ponerse su vestido de 'Diosa de la Fantasía', diseñado por Alfredo Barraza, pero no dejó el escenario del todo, porque se quedó en la pantalla comandando la fiesta, como lo hizo durante todo el acto a través de los led.
Volvieron las paletas y los pinceles, ya hechos fantasía en el traje.

Entraron las plumas, y con ella, la soberana del Carnaval con una corona de ensueño, que recibió de manos de María Margarita Diazgranados, su sucesora.

Cantó el Himno de Barranquilla, 'Te olvidé' y ahí sí que se olvidó de lo usual.
Cristina, con su diadema en la cabeza, se subió a una grúa para desfilar por el aire, por primera vez, con su distinción como reina.

Saludó a más de 10 metros de altura. "De hoy hasta el Miércoles de Ceniza -decretó- esto es pura gozadera". Fue una coronación por lo alto. Nadie lo duda.

ANDREA JIMÉNEZ
Redactora de ADN
Barranquila

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.