Las Farc aún guardan silencio frente a niños que tienen en sus filas

Las Farc aún guardan silencio frente a niños que tienen en sus filas

Más de 8.000 desmovilizados de la guerrilla fueron reclutados en la niñez.

notitle
12 de febrero 2015 , 09:20 p.m.

Aunque por primera vez en su historia se comprometen a restringir una de sus prácticas más crueles en el conflicto, el reclutamiento de menores, las Farc siguieron guardando silencio frente a la entrega de todos los niños y adolescentes que tienen en sus filas.

Este jueves, en La Habana, el jefe guerrillero ‘Iván Márquez’ dijo que, como parte del desescalamiento de la guerra, las Farc decidieron “no incorporar, en adelante, menores de 17 años a las filas guerrilleras”. Es un anuncio inédito sobre una de las conductas que tienen a ese grupo en la mira de la Corte Penal Internacional, pues se trata de un crimen de guerra que no prescribe. (Conozcan las cifras de reclumamiento de menores en Colombia)

Unos 2.500 niños y niñas han abandonado las filas de las Farc en los últimos 13 años. Las estadísticas oficiales señalan que de cada 10 niños que lograron escapar de la guerra, seis estaban en ese grupo. A su vez, de 17.345 desmovilizados de esa guerrilla desde 2002, casi la mitad dijeron que los reclutaron siendo niños. El año pasado fueron 278 los menores que se entregaron a las autoridades tras huir de las Farc. (Lea: Esperamos que Farc devuelvan a todos los niños reclutados: Santos)

La desvinculación de menores es uno de los puntos claves discutidos en La Habana como pasos de desescalamiento de la guerra. Por esa razón, aunque reconoció que hay un avance en el proceso de paz, el Gobierno calificó el anuncio como “insuficiente”, porque se esperaba también el compromiso de entregar a todos los menores. (Además: 'Farc deben entregar nombres de niños reclutados': Procurador)

La guerrilla no explicó por qué determinó los 17 años y no los 18 –la mayoría de edad en Colombia– para aplicar la ‘veda’. En una de sus directrices internas, en los 90, ese grupo fijó como edad mínima de reclutamiento los 15 años (la edad límite fijada por el DIH), pero nunca la cumplió. (Lea también: ONU y Unicef aplauden anuncio de las Farc de no reclutar menores)

“No hay nada más cruel que llevarse un niño a una guerra. No hay nada que destruya más la fibra moral de una sociedad que enseñarles a los niños a matar, a odiar”, dijo en Caquetá el presidente Juan Manuel Santos. Agregó que las Farc “se quedan en la mitad del camino” y que el país sigue esperando que den el paso correcto. En esa posición coincidieron la Procuraduría, el Ministerio de Defensa y el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle.

Crimen de guerra

En el anuncio, las Farc advierten que “bajo ninguna circunstancia” han “procedido a reclutar forzosamente ni a menores ni a ningún combatiente”. Sin embargo, las autoridades y los habitantes de las zonas donde operan dicen lo contrario.
Muchos desmovilizados han dicho que se los llevaron siendo niños en cumplimiento de un ‘política’ de que cada hogar en el campo debía poner un miembro para las Farc. Y en PC hallados en los campamentos de esa guerrilla aparecen listados y fotografías que dan cuenta de esa práctica. (Además: ICBF ha atendido en 15 años a 5.708 niños desvinculados del conflicto)

En zonas del Meta o Caquetá, para compensar las pérdidas sufridas a manos de la Fuerza Pública, ese grupo se sigue llevando a los hijos de los campesinos sin importar su edad. Es el mismo procedimiento que utilizan el Eln y las bandas criminales. La Defensoría del Pueblo dice que recibe cada mes al menos 10 denuncias de esa situación.

El reclutamiento de menores es castigado en Colombia con penas de entre 6 y 10 años. Los convenios de Ginebra, la Convención Internacional de los DD. HH. y el Estatuto de Roma lo proscriben para menores de 15 años. De hecho, ese es uno de los frentes en los que la Corte Penal Internacional podría intervenir, pues desde el 2002 tiene competencia sobre los crímenes de guerra ocurridos en el país.

Hilda Molano, coordinadora de la Secretaría Técnica de la Coalición contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia (Coalico), aseguró que existen mecanismos en Naciones Unidas para hacerle vigilancia al compromiso.

En el proceso con el gobierno de Álvaro Uribe, los paramilitares entregaron a unos 300 menores, pero a centenares más que estaban en sus filas los enviaron directamente a sus casas, sin proceso de reinserción, para evitar responder por el reclutamiento forzado.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.