Piden permiso para restituir tierras de una reserva forestal

Piden permiso para restituir tierras de una reserva forestal

En Simacota (Santander), víctimas de la violencia reclaman 14.000 hectáreas de zona protegida.

11 de febrero 2015 , 08:45 p.m.

La historia de Simacota (Santander) está marcada por el conflicto. Allí el ELN realizó, hace 50 años, su primera incursión armada y, en 1989, los paramilitares asesinaron, en la vereda La Rochela, a 12 funcionarios judiciales en una de sus primeras masacres en el país.

Tras superar las épocas en que subversivos y autodefensas hacían presencia allí y decenas de habitantes salieron desplazados, comenzó esta semana el proceso en que la Unidad de Restitución de Tierras del Magdalena Medio tramitará las 158 solicitudes de familias que, aseguran, fueron desterradas de la región por los grupos armados.

Fabio Camargo, director territorial de la entidad, calificó de “especial” la situación de Simacota pues se solicitará al Ministerio de Ambiente la sustracción más grande en la historia de las reservas forestales del país.

La mayoría de los predios reclamados en las solicitudes se encuentran en una de las 9 zonas de reservas forestales que el Gobierno creó en 1959 para salvaguardar el 48 por ciento del territorio nacional.

A través del requerimiento, la Unidad de Restitución pretende que se excluyan de la Reserva del Magdalena Medio 14.000 hectáreas de las 502.142 que componen el área protegida en siete departamentos.

“Es Simacota se hará la solicitud de sustracción ambiental más grande del país, pero el municipio debe organizar su territorio teniendo en cuenta la reserva forestal para definir las 14.000 hectáreas en zonas específicas y adelantar procesos de restitución”, agregó Camargo.

Historia de violencia

Hasta el 2008 hubo presencia subversiva en el municipio, donde el 7 de enero de 1965 la naciente guerrilla del Eln incursionó en el pueblo de agricultores y en su primera aparición en el país asesinó a cinco policías y hurtó 60.000 pesos de la entonces Caja Agraria.

Durante más de cuatro décadas subversivos de las compañías Capitán Parmenio y Comuneros del Eln permanecieron en la zona donde el Ejército las desarticuló entre los años 2005 y 2011, respectivamente.

Las Farc, con las compañías Raúl Eduardo Mahecha y Camilo Álvarez, también estuvo en esta zona de Santander, donde, al igual que el Eln, extorsionaba a comerciantes, agricultores y ganaderos. Varias operaciones militares ahuyentaron de la región en el 2008 a los rebeldes de las Farc.

Un exfuncionario y agricultor de Simacota, que solicitó la reserva de su nombre, fue una de las víctimas de la guerrilla que lo forzó a huir y abandonar una finca de 220 hectáreas en la que tenía 50 novillos, 28 potreros alambrados en pasto, más de 60.000 pies de madera guayacán y 10 millones de pesos con lo que pagaría el sueldo a sus trabajadores.

“Fui presionado por el Eln para dejar la finca que había heredado de mi papá. Varios vecinos fueron obligados a vender a precios muy bajos y gente extraña se tomó las fincas en las que había trabajado gente de bien”, dijo el afectado.

El agricultor, que vive en Bogotá, adelantó los trámites ante la Unidad de Restitución de Tierras para intentar recuperar las tierras que no ve hace más de 10 años.

A la guerrilla se sumaron los paramilitares de los frentes Isidro Carreño y Cacique Guanentá, que aumentaron la zozobra en la zona y en 1989 masacraron a 11 funcionarios de una comisión judicial que investigaba la desaparición de varios comerciantes.

La ‘masacre de La Rochela, como se recuerda el acto, fue catalogado en su momento como la primera acción más bárbara del grupo de autodefensas que se desmovilizó entre los años 2005 y 2006.

“Esperamos resolver este año la parte administrativa de las solicitudes para, en el 2016, recibir los primeros fallos de jueces a favor de la restitución”, indicó Fabio Camargo, de la Unidad de Restitución del Magdalena Medio.

Iván Amaya, personero de Simacota, dijo que los habitantes del pueblo con 36 veredas y situado a 134 kilómetros de Bucaramanga esperan del Estado una reparación colectiva por el peso del conflicto que soportaron.

Analizarán petición

El ministro de Ambiente y Desarrollo, Gabriel Vallejo, dijo que hasta ayer el Ministerio no había recibido la solicitud. “Una vez la tengamos, la evaluaremos y miraremos si cumple los requisitos. Se debe comprobar que las familias tengan derecho sobre esas tierras y, si lo tienen, deberemos comprobar que harán actividades agrícolas y ganaderas sostenibles”.

FÉLIX LEONARDO QUINTERO
Corresponsal EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.