Rituales de brujería acechan a los cementerios del Pacífico

Rituales de brujería acechan a los cementerios del Pacífico

Al cuerpo de un hombre que fue asesinado en Puerto Tejada (Cauca) le quitaron dos dedos de los pies.

notitle
11 de febrero 2015 , 07:16 p.m.

El cadáver de un hombre que ubicaron en la tumba número 141 del bloque San Lucas en el cementerio Central de Puerto Tejada (Cauca), fue sepultado dos veces en menos de dos días. En la última inhumación el cuerpo había sido calcinado, tenía las rodillas quebradas y le faltaban los dos dedos pulgares del pie.

En esas dos oportunidades, el sepulturero del pueblo escribió con su puño y letra el nombre de Fabio Andrés Banguero Mina en ese cemento que estaba fresco para identificar a manera de lápida, la bóveda cuya profanación a comienzos del 2015 sigue atrayendo la atención de lugareños. Unos llegan curiosos, otros indignados y otros más no tan sorprendidos pero que prefieren bajar la voz al hablar sobre una práctica cultural común en el rústico camposanto: que se realizan rezos, rituales, 'amarres' con atuendos o cabellos cortados y que también se llevan a cabo en algunos hogares donde se suele velar a los difuntos.

Es que en Puerto Tejada, como lo reconocen expertos de la Universidad del Valle, al igual que en gran parte de los municipios del Pacífico colombiano, se mezclan las creencias católicas en un sincretismo con aquel legado de ancestros africanos (convertido en la santería de Cuba con la mitología yoruba, o el vudú de Haití con sus Loas o santos cuyos rituales incluyen hasta animales para que el difunto pueda descansar). "Es un fenómeno producto de la llamada diáspora por La Conquista en América que con el paso del tiempo hasta alcanzar la modernidad se ha ido combinando con otros actos catalogados de brujería", explicaron académicos.

Y aunque esas ideologías datan de hace seis siglos, la misma población de PuertoTejada es consciente de que la secuela está presente en el municipio de más 50 mil habitantes, donde 44 personas fueron asesinadas el año pasado.

Fabio Andrés Banguero se sumó a las seis víctimas por homicidios de comienzos de este año. Fue asesinado por un disparo, tras sufrir dos atentados y ataques con piedra a su vivienda en el barrio La Esperanza a finales del 2014. Este es uno de los sectores que en los últimos años se ha vuelto violento y donde la Policía señala que allí, las bandas ‘Los pumas’ y ‘Los machado’ se declararon una guerra sin cuartel.

“Muchos de los jóvenes que son parte de estos grupos son bastante creyentes. Acuden a personas para deshacer rezos o ataduras o para protegerse de los espíritus de sus propias víctimas que los persiguen después de muertos”, explican algunos habitantes de esta municipalidad, como un secreto a voces y con temor a hablar de estas prácticas.

“Existe la creencia de que familiares de una persona asesinada hacen un conjuro a quienes han provocado la muerte para que sean atormentados por el espíritu al punto de secarlos”, dijo un poblador.

El asesinato de Banguero ocurrió a las 8:30 de la noche del primero de enero, cuando quedó tendido sin vida en medio de la celebración por la llegada del 2015 en el parque Los Fundadores o de las iguanas, el principal de la localidad donde decenas de jóvenes suelen reunirse en bancas instaladas afuera de los establecimientos. La mayoría de estos locales son bares y tiendas, con andenes ocupados por decenas de motocicletas parqueadas por ser el principal medio de transporte en esta región de cañaduzales.

Según la Policía, el crimen de quien estudió electricidad en el Sena, habría desencadenado enfrentamientos entre pandillas, dejando cuatro de los seis asesinatos que agitaron los primeros cuatro días del año. La institución anotó que estos crímenes posteriores al de Banguero fueron una retaliación por la muerte del porteño, de 30 años y cuyo primo fue acribillado el 26 de octubre del año pasado, al parecer, porque el primero habría hecho algún tipo de reclamo por el asesinato de su familiar.

Pero la cadena de muerte siguió a Banguero después de muerto, pues desconocidos sacaron sus restos, los quemaron y le amputaron dos dedos “porque es una forma de cortar toda posibilidad de que ese muerto regrese a atormentar y que se cumpla el conjuro de sus familiares”, dicen en la Policía, donde los agentes ya se han venido acostumbrando a una cotidianidad marcada por estas ideologías.

Nadie dice haber visto a los desconocidos que habrían ingresado por uno de los costados del cementerio.
“La misma gente dice que se han presentado otros casos de sacar un cuerpo de una tumba”, dijo el comandante del Séptimo Distrito de Policía, mayor Juan Carlos Guzmán.

“En lo que yo llevo en la Alcaldía he escuchado sobre otras tres profanaciones. Esta última sería la cuarta”, anotó la secretaria de Gobierno de Puerto Tejada, Suly Pereira, preocupada por la situación.

Entre tanto, María Esnelia Mina, madre de Fabio Andrés Banguero, y otros familiares rechazaron la profanación y lo que desconocidos hicieron con los restos. Lo consideran como una crueldad con su ser querido. “En la velación, una persona nos dijo que como en la familia han habido otros muertos que han sido asesinados (el primo de Fabio con el nombre de Ixlésinquer Camilo Alegría, en ese 26 de octubre, y un tío en Corinto, hace cuatro años), era mejor que el ataúd no estuviera en una esquina de la sala, en el rincón con los pies hacia la puerta como se hace, sino que estuviera derecho. Así que lo enderezamos, pero esa postura habría sido malentendida. La gente pensó que se había hecho algo malo y pasó eso tan horrible con el cuerpo. Pero nosotros no hacemos esas cosas. Nosotros creemos en Dios”, insistió una prima de Banguero, que al igual que los demás allegados tienen miedo a los agresores.

'En finca de Porrón había restos y sería por brujería'

La Fiscalía 25 Especializada adscrita a la Unidad Nacional contra el Crimen Organizado informó, luego de la captura de Óscar Darío Restrepo Rosero, alias 'Porrón' y uno de los cabecillas de la banda criminal Los Rastrojos, en Tuluá, que en predios de una finca en el corregimiento Aguaclara de la localidad se depositaban restos humanos, producto, al parecer de descuartizamientos de miembros que luego eran incinerados.

El macabro hallazgo se hizo durante las investigaciones por las que la Fiscalía ordenó captura en contra 'Porrón', quien después de John Estiven Idrobo Pérez, alias 'Jerry' o 'Sebastián', asumió el poder de la banda con 35 integrantes.

Los restos corresponderían a víctimas que datan de entre 2008 y 2010.
Según la Fiscalía, esta práctica de descuartizar obedecería a brujería, muy común entre los grandes capos no solo del país, también de otras regiones del continente como México

Mutilaciones y rituales

El cuerpo de Eliécer Hinestroza nunca apareció después de que su tumba fue profanada en el cementerio Jardines del Pacífico, en un sector periférico de Buenaventura. El cadáver fue robado en la madrugada del miércoles 26 de noviembre del año pasado, cuando hombres que llegaron en un taxi al camposanto del puerto intimidaron al vigilante de turno para sacarlo.

La Policía aún maneja la hipótesis de que el caso se relacionaría con brujería o de que se pudo tratar de una verificación de esa muerte entre grupos violentos.

En Buenaventura también hay consternación por los desmembramientos de personas en las llamadas casas de pique. La Policía los relaciona no solo con ajustes de cuentas entre bandas, también con creencias en brujería y santería.
Uno de esos dramas lo vivió la familia de un lavador de carros, de 17 años, que en los primeros días de su desaparición solo hallaron dos dedos en el barrio Camilo Torres y luego el cuerpo fue encontrado mutilado en tres bolsas. Todos los dedos de ambas manos fueron cercenados.

En ese 2014, un caso similar al de la profanación en Puerto Tejada ocurrió en el Parque Cementerio Central de Cali, hoy el más antiguo de los camposantos de la capital del Valle del Cauca. El 26 de mayo de ese entonces, desconocidos profanaron la tumba de Johan Manuel Ibargüen Ramírez, en el monumento número ocho del cementerio.

La Arquidiócesis de Cali declaró que jóvenes habrían intentado incinerar el cuerpo. Sin embargo, la tela del féretro, que se quedó atascado en una escalera que los desconocidos usaron para sacarlo de la bóveda, no alcanzó a prenderse. La versión de brujería tomó fuerza en ese entonces.

En ese 2014 hubo otras dos profanaciones de tumbas en el cementerio Central de Buenaventura, donde ya es costumbre que alrededor de las bóvedas queden los bordes tiznados cuando desconocidos tratan de prenderles fuego y quiebran los vidrios que protegen las lápidas. También han logrado llevarse cadáveres como hace dos años, cuando desaparecieron los restos de los hermanos Ángel María y Rigoberto Elizalda. Estos cadáveres tenían más de 12 años de permanecer en el sepulcro.

Otro caso lo recuerdan allegados de Rubén Darío Salazar, quien en el 2011 se sorprendió de que la tumba de su hijo, un menor de edad, estaba con los bordes quemados al igual que otras tres lápidas en condiciones parecidas.
En agosto de ese año, las autoridades registraron la profanación de la tumba de Álvaro Javier Lerma, de 21 años, quien había sido asesinado el 26 de ese mes en Cali. El cuerpo estaba desmembrado y una de las piernas del occiso quedó en el pasto cuando los autores se dieron a la fuga.

Miembros de la iglesia cristiana evangélica Asambleas de Dios, en Buenaventura, repudiaron estas profanaciones y añadieron que "estas prácticas responden a conjuros, bien sea de satanistas o brujería para afectar a las familias de los muertos". Así mismo, otros habitantes del puerto dijeron que "suele pasar que hay personas que hacen pacto con el Diablo para entregarles su alma y cuando cometen algún asesinato deben desenterrar el cuerpo para romper con la cadena de muerte".

 

Carolina Bohórquez
Corresponsal de EL TIEMPO

Puerto Tejada (Cauca).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.