Cardiólogo alegra los corazones con el vallenato

Cardiólogo alegra los corazones con el vallenato

El médico Marco de León Espitia, le canta en Bucaramanga a enamorados del género musical.

notitle
11 de febrero 2015 , 06:32 p.m.

Las palpitaciones en el corazón del cardiólogo Marco de León Espitia aumentan cada vez que escucha un vallenato y compone temas del género que lo atrapó desde muy joven.

En la presentación de su último trabajo discográfico, titulado ‘Cuerdas de un corazón roto’, el profesional y músico, adscrito al Instituto del Corazón de Bucaramanga, pone a consideración del público 12 canciones.

“Lo que yo siento al cantar vallenato es parecido a lo que experimenta un niño cuando eleva por primera vez una cometa. Verla en el cielo volando y que el viento la mueva es muy emocionante”, dice el médico oriundo de Montería.

De León Espitia es un costeño enamorado del vallenato clásico. A sus once años descubrió que tenía habilidad para ‘raspar’ la guacharaca y no el acordeón o la caja como lo hacían muchos niños de la época.

Llegó a Bucaramanga en 1994, cuando para él cantar era solo un pasatiempo y no un proyecto de vida. Seis años después ese entretenimiento lo motivó a presentar su primer proyecto discográfico.

“Como un barco navegando en el desierto sentí que anduvo mi vida el día que perdí tu amor, esa angustia que sembraste en el camino destruyó los versos y la alegría de un cantor”. Así comienza ‘Tu decisión’, canción por la que es reconocido y que aparece en su primer trabajo musical.

Este cardiólogo, padre de cuatro hijos, decidió mudarse a la capital santandereana para terminar sus estudios como médico tras estudiar en Cartagena donde, con varios primos, ofrecía serenatas gratis para ‘pulirse’ en el canto.

Ahora, 21 años después, dedica más de diez horas diarias a niños enfermos del Instituto del Corazón en la capital santandereana.

El músico autodidacta, como se cataloga el segundo de cuatro hermanos, encuentra en la fascinante física de los acordes y en la poesía un vehículo de expresión de la bondad humana.

La región sabanera ha sido en muchas ocasiones su fuente de inspiración, como lo era para el maestro Rafael Escalona,  quien inmortalizó el género. Su pasión por las letras no solo se limita a una composición musical. Este cardiólogo también ha escrito libros sobre medicina, poesía y la evolución del vallenato costumbrista.

Para Marco, el vallenato actual solo es un conjunto de ritmos sin letras y, por eso, prefiere el género antiguo. “Recuerdo que una vez a Alejandro Durán (compositor y cantante) le preguntaron qué opinaba de esa nueva ola musical y el maestro sabiamente dijo: que la música cambie eso está bien, lo malo sería que Alejo cambiara”.

El ‘Cacique de la junta’, Diómedes Díaz, es uno de los muchos juglares que ha influido en su forma de hacer música. El controvertido cantante, con su eterna parranda y sus letras ‘cargadas’ de sentimiento, inspiró en muchas ocasiones al cardiólogo.

SILVIA VIVIANA SANTAMARÍA
Para EL TIEMPO
Bucaramanga

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.