¿Cómo se repartirán los derechos de televisión en el fútbol inglés?

¿Cómo se repartirán los derechos de televisión en el fútbol inglés?

Los 20 clubes de la Liga Premier figuran entre los 40 europeos con mayores ingresos.

notitle
11 de febrero 2015 , 02:49 p.m.

Después del anuncio del montante astronómico por la venta de los derechos de televisión de la Liga Premier  (7.834 millones de dólares para el periodo 2016-2019), varias cuestiones han surgido: ¿Serán sólo los clubes de la élite y sus estrellas los únicos que disfruten del pastel?

Ricos, pero malos gestores

Los clubes ingleses están en una situación paradójica ya que son los que generan más ingresos pero no los que gestionan mejor los medios de los que disponen. Según la consultora Deloitte, los 20 clubes de la Liga Premier figuran entre los 40 europeos con mayores ingresos. Pero en junio de 2013 las pérdidas colectivas de estas entidades alcanzaron los 400 millones de euros, con 12 de las 20 siendo deficitarias. Hasta 5, entre ellas Chelsea, Manchester City y Liverpool, con cerca de 70 millones de euros. (Lea aquí: Los derechos de televisión en Francia, España, Italia y Alemania.)

En el último otoño los ‘Blues’ anunciaron 25 millones de euros de beneficios pero los otros dos grandes clubes están en el punto de mira de la Uefa por no respetar las reglas del Fair Play financiero.

En la campaña 2011-2012, la Liga Premier redistribuyó el 80 por ciento de los 1.700 millones de euros de beneficios (1.420 millones) entre los clubes. Campeón aquel año, el Manchester City recibió 82 millones de euros, mientras que la temporada pasada, en la que también salió campeón el club del norte de Inglaterra, se embolsó 130.

El Cardiff, uno de los equipos más modestos, fue uno de los que menos recibió con 84 millones, mientras que el Hull, 16 en esta lista, recibió dos veces más que el Bayern Múnich. A partir de ahora, con 2.300 millones de euros a repartir por año gracias a la televisión nacional y contando con que los derechos extranjeros sigan en torno a los 1.170 millones de euros por temporada, el campeón recibirá por curso 211 millones de euros, mientras que el último conseguiría 134 millones.

Sin frutos deportivos

"Los 20 clubes van a hacerse más ricos. Todos los ingresos irán para los jugadores y los agentes, por lo que la brecha con los clubes inferiores se va a convertir en un abismo", señaló el experto financiero Joe McLean, de la consultora Grant Thornton. A nivel europeo la poderosa Liga Premier ha ganado una Liga de Campeones desde 2009 y sus mejores clubes han cedido contra el Real Madrid y el Barcelona, en los que juegan los considerados mejores futbolistas del mundo.

El Manchester United llora todavía por la marcha del portugués Cristiano Ronaldo al Real Madrid, mientras que el Chelsea sueña con que el argentino Lionel Messi decida mudarse a Londres. De hecho, una vez confirmado el contrato con Sky y BT, los aficionados se han lanzado a pronosticar quién será el primer jugador en superar la barrera de las 500.000 libras de salario por semana (676.000 euros).

Los aficionados alzan la voz

Para el gran público, que se siente excluido de los estadios por los precios desorbitados de las entradas, la suma anunciada roza la indecencia y considera que es el momento perfecto para que otras partes del fútbol reciban su parte del pastel.

Este dinero podría ser destinado a reducir el precio de las entradas, que por ejemplo sólo constituye el 20 por ciento de los ingresos del Chelsea, y mejorar algunos estadios envejecidos, como Anfield, la mítica fortaleza del Liverpool.

Por ejemplo el Emirates, la casa del Arsenal, es un templo inaccesible para los presupuestos modestos. Para el próximo partido de los ‘Gunners’ en casa, el primero de marzo contra el Everton, la entrada más barata cuesta 115 libras (155 euros).

"Reducir el precio de las entradas y hacer el espectáculo accesible a los verdaderos aficionados", escribió el martes en Twitter Gary Lineker, antiguo internacional inglés y una de las voces autorizadas del fútbol británico.

"Estamos preocupados de ver cómo este dinero va a ser desperdiciado. Es el momento de que las entradas bajen", señaló a la AFP Michael Brunskill, portavoz de la asociación oficial de aficionados. "Los aficionados que se desplazan forman parte del producto que los clubes venden. Sin ambiente la cantidad de dinero no sería tan alta. En este momento todo el mundo se pregunta cómo se puede generar tanto dinero y no recibir nada", añadió.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.