Cinco tips para mejorar la memoria

Cinco tips para mejorar la memoria

Con el tiempo la capacidad de recordar disminuye. Siga estos pasos para no ser tan olvidadizo.

notitle
11 de febrero 2015 , 11:36 a.m.

"¿Dónde dejé las llaves de la casa?” “¿Cómo es que se llama ella?” “¿Yo había quedado de llamarte?” “Olvidé por completo que íbamos a vernos”. Seguramente ha vivido más de una vez alguna de estas situaciones. Pero antes de angustiarse, debe saber que la pérdida de la memoria es un proceso normal con el paso de los años, sobre todo a partir de los 60. Es más, a esta edad se estima que más de la mitad de los adultos dicen tener dificultades para recordar cosas.

Gustavo Castro González, neurólogo vascular especialista en epilepsia, sueño y neuroinmunología de la Universidad del Rosario, explica las razones por las que con los años hay una leve pérdida de la memoria: “Tenemos neuronas que están interconectadas en diferentes áreas del cerebro, pero va a llegar un momento en el que van a ir muriendo y no se tendrá la misma capacidad de respuesta que se tenía anteriormente”.

La memoria, en palabras sencillas, es la capacidad que tienen los seres humanos de experimentar un evento –real o imaginario, como los sueños–, almacenarlo y evocarlo. Se clasifica de esta manera: la de largo y corto plazo, y la declarativa y procedimental. Según Leonardo Palacios, profesor de neurología de la Universidad del Rosario, “la memoria de corto plazo, también llamada anterógrada, es limitada, no incluye más de 8 a 10 cosas, y dura pocas horas. La de largo plazo, o retrógrada, queda guardada en áreas muy profundas y puede durar, probablemente, toda la vida”.

Usualmente olvidamos eventos que están guardados en la memoria de corto plazo porque son de poca importancia. Por ejemplo, usted no se acordará de lo que desayunó hoy hace un año. En cambio, en la memoria a largo plazo almacenamos lo trascendental, por ejemplo, fechas como el día del matrimonio y los nombres de los papás.

De otro lado, la declarativa es la capacidad de explicar algún procedimiento. Por ejemplo, usted puede describir cómo montar en bicicleta, pero eso es diferente a hacerlo. En ese momento actúa la procedimental, que es la capacidad de manejar la bicicleta.

Afortunadamente, existen algunos tips que usted puede poner en práctica para conservar y mantener la memoria de corto plazo, que es la que suele deteriorarse más con el paso del tiempo.

Mantenga activo el cerebro

Así como usted hace ejercicio para fortalecer los músculos y tener mejor salud, su cerebro también necesita ejercitarse. “A las personas que olvidan nombres, los crucigramas y las sopas de letras les van a servir mucho. Si no se acuerda de las caras, es bueno hacer actividades como encontrar las diferencias entre dos figuras”, dice Castro. A quienes se les olvidan las operaciones matemáticas, el sudoku es una buena estrategia. Igualmente, jugar Ruta, 21, ajedrez o parqués pueden ayudar, pues hay que hacer cálculos mentales y elaborar estrategias.

Palacios añade que practicar algunos deportes también ayuda a mejorar la memoria. El tenis de mesa, por ejemplo, estimula la concentración y las capacidades motoras, pues requiere rapidez física y mental para ganarle al oponente. Esto no quiere decir que cualquier deporte sirva, pues prácticas como, por ejemplo, la natación y el golf, al ser repetitivas no aportan grandes beneficios para mejorar la memoria.

Baile y juegue videojuegos

Puede parecer extraño, pero varios especialistas lo recomiendan. “Los videojuegos de acción, sobre todo en mayores de 55 años, permiten mantener la atención, ayudan a las habilidades psicomotrices y mejoran la capacidad de reacción y razonamiento, por lo que sirven para modificar procesos degenerativos”, explica Palacios.
El especialista añade que bailar “es un factor protector del cerebro porque mejora los patrones motores y la coordinación”.

Duerma bien

Sacrificar horas de sueño trae consecuencias para la memoria. “El sueño –dice Castro– es la rehabilitación de todos los sistemas orgánicos y el recambio celular. Las funciones mentales están bien cuando hay descanso, de lo contrario no hay una adecuada capacidad de respuesta”.

Por su parte, el doctor Palacios explica que “las personas que duermen bien tienen mejor capacidad de memoria, específicamente con un proceso llamado consolidación, en el que el cerebro captura lo que es útil y lo que no”. Es por esto que la técnica de trasnocharse estudiando no es productiva, pues sirve para aprobar el examen, pero a largo plazo su memoria lo olvidará.

Cuerpo y dieta saludables

Haga actividad física. “Un estudio realizado en sujetos de 65 años que fueron seguidos durante 10 años y divididos en dos grupos: los que hacían actividad física y los que no, mostró que los del primer grupo tenían un 35 por ciento menos de probabilidades de desarrollar Alzheimer”, asegura Palacios. Además, cuando usted hace actividad física aumenta el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Igualmente, una dieta balanceada que incluya cinco porciones de frutas y verduras al día aportan importantes nutrientes al cerebro. Se sugiere comer pescado, una fuente rica de omega 3, al menos dos veces a la semana, y reducir el consumo de carnes de res y cerdo.

Haga una cosa a la vez

El mundo laboral de hoy exige que las personas hagan varias actividades al mismo tiempo, sin embargo esto resulta contraproducente en ocasiones, pues contribuye a que usted olvide algunas labores. “Meterle tanta información al cerebro puede generar alguna alteración en la memoria porque este no tiene la capacidad de cubrir todas las necesidades que le estamos pidiendo. Por eso, haga una cosa a la vez”, aconseja Castro.

¿Cuándo preocuparse?

Entre el 10 y el 15 por ciento de las consultas en neurología tienen que ver con la pérdida de la memoria. Una de las preguntas más frecuentes a los médicos es: “¿Tendré Alzheimer?”. Sin embargo, la pérdida de la memoria a corto plazo es un proceso normal que, la mayoría de veces, no tiene que ver con esta enfermedad. Es necesario acudir al especialista si de pronto comienza a olvidar eventos u obligaciones que anteriormente nunca había olvidado, como, por ejemplo, la fecha de aniversario de su matrimonio, el cumpleaños de su pareja, asistir a reuniones de trabajo o pagar las obligaciones financieras.

SERGIO CAMACHO IANNINI

 

 




Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.