En un año, música volverá a escucharse en El Jordán de Medellín

En un año, música volverá a escucharse en El Jordán de Medellín

El tradicional espacio de Robledo está en proceso de restauración: será una casa de música.

notitle
11 de febrero 2015 , 08:42 a.m.

Wilson Alberto Jaramillo mira fijamente al cielo. Mientras se toma un café, suspira, luego toma aire y recuerda las incontables historias que vivió en El Jordán, una esquina en la que durante muchos años estuvo el café más famoso de la ciudad.

De lo que antes era El Jordán, fundado en 1891, ya no queda ni su nombre estampado en la pared. Jaramillo recuerda que por él pasaron personajes como Mariano Ospina Pérez, Manuel Mejía Vallejo, León de Greiff y Jorge Eliécer Gaitán. Ellos le dieron vida a “ese pedazo de alma”, dice Jaramillo.

Ese era el aspecto de El Jordán antes de iniciar con la restauración del lugar, que es considerado patrimonio de la ciudad.

“Era un lugar muy ameno que contaba con rocolas, sillas de cuero de vaca, donde se podía disfrutar de los mejores boleros y tangos de esa época”, cuenta este vecino del lugar donde ha vivido 60 de sus 85 años de edad.

Ahora ese espacio se encuentra en proceso de transformación.

De las cuatro casas de música que se construirán en la ciudad, junto con la de Guayabal, la de la comuna 13, San Javier, y la del primer parque de Laureles, la de Robledo es la más avanzada.

María Del Rosario Escobar Pareja, secretaria de Cultura Ciudadana, dice que a comienzos de este año se iniciaron los trabajos para hacer de ese patrimonio honor a lo que ha sido su historia, porque allí hubo muchas expresiones de música popular.

Escobar explica que El Jordán, a diferencia de la futura casa de música de Guayabal, que ya terminó la etapa de diseños, y las otras en las que apenas comienzan ese proceso, se encuentra en la etapa de diagnóstico del deterioro evidente por el musgo alojado en el tejado, las grietas en las paredes y el piso.

“Actualmente estamos en la revisión estructural y los estudios del estado de todos los rincones de la casa”, agrega.

Lo que se pretende es restaurarla. En ella, los trabajadores de la Fundación Ferrocarril de Antioquia están reconociendo y conservando todos los elementos que se puedan dejar.

En aproximadamente un año se espera que la casa vuelva a lucir como en sus mejores años, como las épocas de finales del siglo XIX, el XX y comienzos del XXI.

El proyecto comprende dos fases: la restauración de la casa patrimonial y la construcción de un parque que abarcará, en total, 1.200 metros cuadrados construidos y 2.000 más en cuanto a espacio público.

La casa contará con salones para la realización de eventos de divulgación musical, archivos de partituras musicales y sonoros, y un recinto para la grabación de música popular.

“Estamos convencidos de que miles de jóvenes y niños serán impactados de una manera educativa, pedagógica y lúdica. Además, de que puedan disfrutar de espacios para la vida”, expresa Escobar.

Luego del segundo trimestre de este año, la Secretaría espera que se comience con la demolición de las casas aledañas para crear el nuevo espacio público.

Sin embargo, ese proyecto ha generado opiniones dividas entre los habitantes de la comunidad.

Es el caso de Elkin Pineda, residente desde hace 56 años en barrio Robledo. Para Pineda su predio valía más de 2.000 millones de pesos, pero la Administración Municipal, asegura, no le pagó ni la mitad de lo que costaba.

Por esa razón no ha salido de su casa, la cual está ubicada a tres residencias hacía abajo de El Jordán, cerca al Éxito de Robledo.

“Para algunos residentes vecinos, a los que no les tocaron el bolsillo, es una obra que va a beneficiar a la comunidad.

Pero, los que perdimos dinero nos sentimos inconformes porque compraron las casas a ‘precio de huevo’. Además solo me han pagado el 65 por ciento”, dice Pineda.

Por ahora, Jaramillo solo espera que sus nietos vuelvan a El Jordán y sigan dando vida con melodías, música, y expresiones culturales.

Procesos para tener los terrenos

María Del Rosario Escobar Pareja, secretaria de Cultura Ciudadana aseguró que las diligencias para adquirir las casas aledañas a El Jordán, iniciaron mediante un proceso de expropiación a la familia Burgos, previos propietarios.

Luego, el lote pasó a manos del Municipio de Medellín, que adquirió los derechos mediante Resolución del 30 de marzo |de 2012, quedando estipulado en la Escritura Pública número 1535 por el 12.5 por ciento de la propiedad.

Así, El Jordán empezó a hacer parte del patrimonio de la ciudad y declarado por la administración como inmueble de interés cultural. No obstante, para iniciar las construcciones en El Jordán, se tuvieron que expropiar otros 13 terrenos de particulares a los que se les compraron los lotes.

Pese a la venta, los propietarios de esas casas no estuvieron de acuerdo, pues según ellos no se les pagó el precio estipulado en el avalúo y terminaron perjudicados.

Al respecto, Escobar manifestó que el Municipio compra esos inmuebles bajo el concepto del bien común, desde la ejecución del recurso público. Para, David Múnera, joven universitario del sector es un proyecto que sin duda cambiará la cara del barrio y dará oportunidades a niños y jóvenes para aprender.

“El objetivo es articular los procesos de formación, creación y proyección en otros formatos de la música popular, tradicional y contemporánea”, finalizó Escobar. La inversión, según la administración municipal, es inicialmente de 1.400 millones y hasta un tope de 2.500.

ANDERSON MONTOYA ROMÁN
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.