Seamos serios

Seamos serios

Ni la heterosexualidad, ni la homosexualidad se transmiten por el modelo familiar.

notitle
10 de febrero 2015 , 07:48 p.m.

Confieso que todavía me cuesta pensar que una universidad digna de ese nombre esté en un punto tan atrasado en relación con los debates contemporáneos sobre la familia. Hablo, por supuesto, de la Universidad de La Sabana, que si no fuera porque sabemos cuáles son sus orientaciones ideológicas uno pensaría que no han comprado libros para su biblioteca como en 40 años.

Por supuesto, todavía hoy para esta noble institución la homosexualidad representa una patología perversa que hay que combatir a como dé lugar. Y en este sentido, la adopción de niños y niñas está completamente descartada. Aparecen los argumentos clásicos, todos muy torpes que no se sostienen en ningún debate científico. No, en serio, seamos serios. Existen hoy investigaciones no solo colombianas, sino mundiales, que están día a día demostrando todo lo contrario de lo sostenido por esta universidad y su séquito de investigadores. Ni la heterosexualidad, ni la homosexualidad se transmiten por el modelo familiar. Y la gran mayoría de violadores de niñas y niños son hombres heterosexuales, a menudo padres de familia y educados en un modelo heterosexual. El imaginario de la sagrada familia, de la familia como nidito de amor, ya está revaluado por centenares de investigaciones universitarias. Y con esto no estoy negando que es rico y sano para un niño o una niña tener en casa un modelo tradicional de mamá y papá. Sí, lo es; y en cuanto psicóloga, sé que lo es; sin embargo, esto no nos permite inferir que es el único modelo viable para una socialización benéfica de niños y niñas.

¿Saben cuántas niñas y niños están socializados solo con una mujer o dos mujeres en Colombia? Es decir por la mamá, a menudo acompañada de la abuela o una tía. ¿Saben cuántos niños en Colombia viven con sus dos padres? ¿Han pensado qué significa para una niña o un niño abandonado vivir en una institución sin ese afecto diario, ese cálido beso de la mañana antes de salir a la escuela, sin el cuento de la noche que los ayuda a dormir soñando con un lobo bueno y una princesita boba?
Y sí, conozco parejas gais y lesbianas con un tenaz deseo de ‘paternar’ o ‘maternar’, de abrazar un niño o una niña exactamente como lo haría un padre o una madre heterosexual. Y hay que tener una mente muy oscura para suponer que ese beso dado por un hombre gay o una mujer lesbiana será un beso perverso, un beso contaminador, un beso transmisor de quién sabe cuál patología. Van las cifras entonces. Sería bueno que el cardenal Rubén Salazar las apunte en una libretica para el próximo sínodo extraordinario sobre la familia, que será en octubre próximo.

En Colombia, solo el 56 por ciento de los niños menores de 15 años viven con ambos padres; el 32 por ciento convive solo con la madre y el 3 con el padre. Cuidado con esta cifra: el 7 por ciento de los niños y las niñas no viven con ninguno de los dos padres y encontramos, además, una tendencia creciente desde el año 2000 de la jefatura femenina. En el 2010 era del 34 por ciento (datos de la ENDS, 2010).

Un estudio serio para un tema tan serio no puede elaborarse dejando de lado, por cuestiones ideológicas, realidades sociológicas irrefutables en relación con las transformaciones de los conceptos de amor, afecto, familia e infancia. La Universidad de La Sabana haría mejor en ocuparse del bienestar de sus nuevos estudiantes becados que en desinformar la opinión en un debate crucial para una democracia laica. Y, claro, esperemos que no sea solo Dios quien ilumine al conjuez de la Corte en su decisión sobre el tema como el mismo magistrado lo manifestó. Esperemos que también lo ilumine la Constitución.

Florence Thomas
* Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.