A la sombra del petróleo, carbón y gas viven sus propios dramas

A la sombra del petróleo, carbón y gas viven sus propios dramas

Grandes firmas se aprietan el cinturón. Mitad de minas de carbón están dando pérdidas.

notitle
10 de febrero 2015 , 07:18 p.m.

De forma paralela al desplome de los precios internacionales del petróleo, cuyos efectos ya está viendo el país con la reducción de inversiones en exploración de nuevos recursos, los otros dos grandes sectores de la locomotora minero-energética, el carbón y el gas, viven sus propias dificultades desde finales del año pasado, que se han acentuado en las últimas semanas.

Mientras las firmas productoras de gas ven un riesgo de caída en precios ante el malestar en la costa Atlántica, los productores de carbón han sufrido una caída del 15 por ciento, e incluso más, en sus precios desde el pasado diciembre.

Entre abril y noviembre del 2014, el carbón colombiano vio precios promedio de compra en el mercado europeo (su principal destino de exportación) de 74,5 dólares por tonelada, incluyendo el flete marítimo, según la referencia ARA (Ámsterdam, Róterdam, Amberes) de la firma Argus Media, pero desde diciembre hasta el pasado 6 de febrero retrocedió 15 por ciento, al ubicarse en 58,8 dólares la tonelada.

Incluso, en la referencia Puerto Bolívar que maneja esta firma y que refleja el precio del carbón colombiano en los puertos de exportación, la descolgada ha sido del 19 por ciento en el mismo período. Directivos de empresas carboneras y representantes gremiales explican que antes de esta nueva realidad y en medio de las pocas expectativas de aumento del precio en el mediano plazo, han tenido que apretarse más el cinturón, para controlar los costos y evitar al máximo algún tipo de cierre de actividades que golpeen el nivel de producción.

El presidente de Drummond, José Miguel Linares, dijo que si bien la compañía mantiene para este año una meta del orden de 30 millones de toneladas, los proyectos de aumentos grandes de la producción sí están detenidos.

“Estamos muy cautelosos, esperando a ver cómo se desarrollan las cosas”, señaló el directivo al explicar que el alza de la tasa de cambio no compensa esta reducción del precio mundial, que afecta los ingresos debido a que casi toda la producción está comprometida.

Cerca de los límites

Por su parte, Roberto Junguito, presidente de Cerrejón –que opera en el departamento de La Guajira–, explicó que hoy cerca del 50 por ciento de las minas de carbón en el mundo tienen un nivel de costo unitario por encima de los precios de mercado, por lo que están perdiendo dinero o han restringido operaciones.

Según el directivo, entre cuatro grupos o cuartiles sobre costos de producción, las carboneras colombianas se ubican en el segundo, mientras que las ubicadas en el tercero ya están perdiendo dinero.

No obstante, indicó: “En algunas áreas de la mina estamos muy cercanos a que los niveles precios lleguen a los niveles de costo marginal”, es decir que el costo de producción sea más alto que el de venta.

Junguito dice que no se ha llegado al momento en que no toque recortar la operación, porque la firma confía en que las medidas de racionalización de gastos permitan llevar a cabo la explotación de manera rentable.

Entre estas acciones aparecen la negociación con proveedores, comprar solo lo necesario y gestionar más rápido las devoluciones ante la Dian.

Por su parte, Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), señala que la devaluación puede alcanzar a compensar la mitad de la caída del precio y señala que hay que mantener las condiciones para que la producción se mantenga. Solamente esta actividad aportó el año pasado el 84 por ciento de las regalías mineras del país, cuyos giros sumaron 247.836 millones de pesos, según la Agencia Nacional de Minería.

En alerta por el cierre de Fenoco en las noches

El sector minero está en ascuas por el posible cierre de la operación nocturna del ferrocarril de la firma Fenoco, tras un fallo de la Corte Constitucional informado en diciembre. Aunque esta compañía no ha sido notificada y no se conoce el texto de la sentencia, Ángel asegura que de confirmarse esta decisión habría un impacto fuerte en la producción, que se verá en menores regalías y aportes para el Estado.

Se estima que si el tren, que mueve el carbón desde el Cesar hasta los puertos del Magdalena, sale de operación, se afectaría por lo menos un tercio de la producción diaria del país.

Y además del bajonazo en regalías se afectarían los ingresos de la Agencia Nacional de Infraestructura, que recibe dinero por el uso de la línea férrea y por el movimiento de carbón en los puertos.

Dura puja local por los precios del gas natural

Aunque el sector del gas natural no siente el efecto de los precios internacionales, pues la mayoría del combustible es para uso interno y la exportación a Venezuela está intervenida, el aumento del 25 por ciento en los precios del gas de La Guajira, en las negociaciones del año pasado entre productores y compradores, ha desatado una dura polémica.

Fuentes consultadas explicaron que el problema radica en el gas contratado en el 2013 a cinco años, pues en su momento la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) estableció que, según las condiciones de mercado, estas tarifas se podían revisar en las negociaciones previstas para el 2014.

El problema es que, como se dice popularmente, ‘se juntó el hambre con las ganas de comer’, pues el año pasado los precios subieron por mayor demanda del sector térmico, que necesitaba asegurarse para enfrentar el fenómeno del Niño, y por la mayor declinación de los campos de La Guajira, entre otros factores.

A esto se sumó la subida del dólar, que golpea duro a los industriales y a los transportadores de gas, pero al mismo tiempo incidió de forma fuerte la caída en los precios del petróleo, que afecta las finanzas de las petroleras, productoras del gas y las cuales se ven maniatadas para negociar nuevas tarifas.

Otro consultado explicó que, ante esta situación, desde el año pasado se han venido realizando diferentes reuniones entre productores, clientes, transportadores y distribuidores, para implementar una fórmula que permita darle cierta estabilidad al precio.

Hace unas semanas, la solución estaba prácticamente lista, pero las empresas representadas en la Andi no avalaron un componente de la fórmula que estaba ligado al precio mundial del crudo. Se estima que, hacia finales de febrero o comienzos de marzo, la solución esté lista, para que pueda ser avalada por la Creg.

El sector petrolero ha pedido que en las negociaciones no se llegue a un precio que desestimule la exploración. Por lo pronto, la facturación del gas a la industria está detenida.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.