Mujer no sonríe desde hace 40 años para no arrugar su rostro

Mujer no sonríe desde hace 40 años para no arrugar su rostro

Afirma que su estrategia es más natural que el botox y más efectiva que cualquier crema de belleza.

notitle
10 de febrero 2015 , 11:04 a.m.

Cuando tenía 10 años, Tess Christian resolvió que no sonreiría más. Y no es que su vida haya sido triste o haya visto en ello una forma de rebelión, sino que simplemente deseaba conservar la apariencia jovial de su rostro para cuando fuera mayor. De eso ya han pasado cuatro décadas y hoy Tess en realidad no representa la edad que tiene: 50 años.

"No tengo arrugas porque me he entrenado a mí misma para controlar mis músculos faciales", explicó la mujer al periódico británico Daily Mail. Tan a pecho se tomó su propósito que incluso evitó sonreír el día de su matrimonio o cuando nació su hija, a pesar de que reconoció que en ambas situaciones su felicidad era inmensa.

"Sí, soy vanidosa y quiero mantenerme joven", admitió, y agregó que en su decisión también influyó mucho el tipo de educación que recibió en un estricto colegio católico, donde a las religiosas les desagradaba que los niños sonrieran. "Siempre me dijeron que borrara la sonrisa de mi cara", aseguró.

Y luego, de adulta y ya acostumbrada a no sonreír, a Tess no le gustaba la apariencia que adquiría su rostro cuando lo hacía. "Me aparecían unas mejillas gigantes de hámster que me hacían ver muy mal", sostuvo.

Al igual que Tess, hay mujeres que son capaces de hacer las cosas más raras contra las arrugas. La estadounidense Kimberly Aschauer, por ejemplo, lanzó hace algunos años su Facelift Bungee, un elástico que instalado de determinada manera en el cabello, estira la piel del rostro y le quita hasta 10 años de encima a quien lo usa.

"Mi estrategia es más natural que el botox y más efectiva que cualquier crema de belleza o tratamiento facial", afirmó.

Así, la mujer está muy satisfecha con la decisión que tomó cuando sólo era una niña y descarta que tenga una existencia miserable por ello. "Amo la vida. Sólo que no siento la necesidad de mostrarlo caminando con una sonrisa fija en mi rostro", dijo.


EL NACIONAL (VENEZUELA)/ GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.